FIRMAS

El EGM sin prisas (III). Por Gorka Zumeta

Continúa…


Los números rojos de la radio española

El EGM registra dos datos fundamentales: tendencias e instantáneas. Nos quedamos ahora con las segundas: la fotografía del momento. Vamos a comparar la 2ª ola de 2012 con la 3ª, la inmediatamente posterior. Es decir, el final de la temporada anterior, con el comienzo de la nueva. ¿Dónde se han producido movimientos destacados?

Tramo de la mañana

Lo primero que llama la atención es la debacle de RNE en todos sus tramos de mañana. Juan Ramón Lucas, tras su carrera de fondo, había reunido un buen grupo de fieles. Manolo H.H. ha sido incapaz de retenerles, ni por tono, ni porcontenidos. La SER, con Pepa Bueno, ha sabido atraer nuevos oyentes, pese a que su tono sigue anclado, todavía, en el lenguaje televisivo, y resulta especialmente frío. El papel de Ernesto Saénz de Buruaga (Cope) no es malo, excepto en el tramo de 9:00 a 10:00 horas, y aguanta el tirón, aunque las cifras de Javi Nieves confirman que su incorporación ha sido una buena idea.
Herrera se ha quedado solo en el dial de la mañana, 
como el único programa 'de autor'
Por último, Carlos Herrera obtiene un resultado muy desigual y de difícil explicación. Aumenta espectacularmente la audiencia de sus dos primeros tramos de programa, puramente informativos, para pinchar un poco en el tramo de magazine, lo que puede dar una idea, si se confirmara en posteriores EGM’s, que tal vez su fórmula de los ‘Fosforos’ empieza a registrar signos de agotamiento y requiere una puesta a punto. Pero la pérdida de oyentes no es significativa, pues se podría corresponder con una o dos encuestas nada más.
Tramo de la tarde
La tarde también ofrece puntos de interés. Ramón García (Cope) empieza antes, a las 15:00 horas, pero no parece que la audiencia le responda, porque lejos de sumar, siquiera por la novedad del nuevo horario, le traicionan abandonando el barco. El ‘salto’, y salgo en defensa de Ramontxu, entre ‘La Atalaya’ y la nueva tarde de la cadena de los obispos es muy fuerte –nada tienen que ver, ni en fondo ni en forma- y este resultado puede reconducirse todavía. Hay que darle más tiempo. El bilbaíno tiene una muy buena escuela de radio, donde empezó.
RNE también ha cambiado su programación de las 15:00 horas. “Esto me suena”, del ciudadano García, ha dejado paso a “Los Clásicos, con Carlos Santos y Mikaela Vergara. Aparte de los cambios, creo que este tramo ha sufrido también el “efecto rebote” de la tendencia general de la casa; aunque, bien es cierto, el perfil de oyente, de uno y otro programa, tiene poco que ver. Los oyentes han huido de la nueva oferta.
El tono vitalista de Francino al frente de 'La Ventana', 
responde a su excelente estado anímico
La Ventana, con Carles Francino al frente, pierde oyentes en todos sus tramos, a excepción del último tramo, que ha sumado al programa, de 19:00 a 20:00, aunque incorpora una desconexión regional. Ha subido ligeramente en audiencia gracias a esa suma. Pero auguro que va a recuperarse de estas salidas de oyentes porque el catalán está haciéndoselo pasar muy bien a su parroquia.
De RNE mejor no hablar. La salida de Toni Garrido cuelga de todos esos números rojos, inevitablemente. De un programa original y creativo se ha pasado, en muy poco tiempo, a un magazine convencional, en su sentido más acomodaticio, aunque correcto de factura.

La revelación viene de la mano de Julia Otero en Onda Cero. La catalana es la única que suma oyentes en su horario vespertino central. Y lo consigue porque está ofreciendo un programa bien construido, con contenidos atractivos. A pesar de ello, Onda Cero sigue adoleciendo de coherencia ideológica unitaria, algo que sí contempla la SER y desde luego la Cope, pero no la cadena del Grupo Planeta. Herrera, Otero y Alsina no comparten la misma concepción de la vida. Pero, en ocasiones, el acierto también puede partir de la variedad ideológica, por qué no… Puede ser síntoma de libertad interna de pensamiento…

Tramo de la noche

 ‘Hora 25” (SER), con Ángels Barceló sigue perdiendo oyentes, en pequeñas cantidades en las primeras horas del espacio, y sobre todo en su tramo de 23:00 a 0:00 como certifican los números rojos. José Ramón de la Morena logra invertir la tendencia con “El Larguero” y sumar unos pocos oyentes, para volver a perderlos a partir de la una de la madrugada, donde su competencia –‘El partido de las 12 (Cope)- consigue atraer nuevos oyentes. Juan Pablo Colmenarejo, en ‘La Linterna (Cope), que adelanta su comienzo a las 19:00 horas, ha logrado atraer nuevos oyentes, RNE vuelve a derrumbarse y Onda Cero se estrella también, tanto en el último tramo de “La Brújula” de Carlos Alsina, como en “Al Primer toque, con Héctor Fernández al frente, después de la salida de Ángel Rodríguez.

Del Pino (de pie) con Pedro Rodríguez 
 y Soledad Gallego-Díaz  (Fotografía cadena SER)
La sorpresa de la temporada

Sin duda el nuevo “A vivir que son dos días” que presenta Javier del Pino, en la Cadena SER. El madrileño ha roto con la historia del programa y se ha permitidoel lujo de investigar, incluso de innovar y, a juzgar por los datos registrados en el EGM, la aventura no solo no le ha salido mal, sino que ha ganado miles de nuevos oyentes que han aterrizado en su programa. Me consta que Javier tenía sus dudas en cuanto a la aceptación por parte de la audiencia del fin de semana de la SER de unos contenidos nuevos, presentados con un envoltorio tan original y divertido, exentos del peso cultural a menudo excesivo para las mañanas del fin de semana de sus predecesoras Barceló y Domínguez. Ahí están los resultados:


Además de la sorpresa del nuevo “A Vivir que son dos días”, ya comentada, las cifras del EGM del fin de semana, donde el número de encuestas desciende, y por tanto aumenta el margen de error, como ya he comentado en más de una ocasión, arrojan otros detalles que merecen la pena ser comentados. Entre ellos, la incomprensible permanencia de Cristina López Schlichting en las mañanas de la Cope en el fin de semana, a juzgar por los resultados, que no se entienden -sobre todo después de las cifras de Rafael Sánchez en el mismo tramo horario- si no concurren otro tipo de razones que se nos escapan.

Pepa Fernández, un valor seguro
El caso de Pepa Fernández, en RNE, que aborda su decimocuarta temporada, presenta una cara y una cruz. La cruz se sitúa en los sábados, donde pierde demasiados oyentes y la cara en los domingos, donde casi se recupera. Pepa cuenta con una audiencia fiel, consolidada a través de los años, y muy cómplice. Realiza un extraordinario programa para el fin de semana, que consiste, en líneas generales, en una sucesión de secciones lideradas por colaboradores de enorme prestigio, como José María Íñigo, José Ramón Pardo, Juan Carlos Ortega, Forges, Diego Galán, etcétera.
Por fin, Onda Cero, con Isabel Gemio al frente, completa la oferta del fin de las mañanas del fin de semana en la radio española, con “Te doy mi palabra”, un programa muy personalizado en quien lo presenta y que provoca filias y fobias en función de las simpatía y antipatía que genera su directora. Pero los números, no hay duda, le apoyan.
Continúa…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario