FIRMAS

Volando en el transportín. Por Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuestros años de trabajo en Binter Canarias, cuando la compañía era filial del Grupo Iberia, recordamos con especial afecto multitud de momentos y, entre ellos, la experiencia singular de volar en el transportín, un asiento situado en la cabina de control de la aeronave, entre el comandante y el segundo. Es una ocasión singular pues permite seguir en todo momento el interesante proceso de la puesta en marcha del avión, comunicaciones, rodadura, despegue, vuelo y aterrizaje.

Se aprende mucho y bien de experiencias así. Y se convierte en una ocasión en la que confraternizas con los pilotos y conoces más y mejor su mundo, tan apasionante para ellos como para nosotros que formamos parte del grupo de los aficionados entusiastas. Buenos recuerdos que nos hace evocar la memoria de excelentes profesionales en cuyos conocimientos y experiencia y la fiabilidad de la máquina que vuelan en sus manos encomendamos nuestras vidas cada vez que subimos a un avión.

El Teide majestuoso emerge entre el mar de nubes desde la cabina de un ATR-72

Al desgranar el rosario de los recuerdos recordamos, entre otros, los muchos vuelos hechos en los aviones ATR-72 de Binter Canarias con los comandantes José Antonio Carrillo, Luis Aranaz Rodríguez, Manuel Luis Ramos, Valentín de Armas, Ángel Saboya, Quique Cuyás, Toño de la Rosa, Miguel Palacios, Argimiro Gallego y José Luis Manzanas.  Y los realizados tiempo antes en el CN-235 de Binter con Ricardo Génova de comandante, actual director de Operaciones de Iberia, por cierto el más longevo en tan conflictivo cargo.

Otras ocasiones han tenido un sello especial: la entrada en el aeropuerto de Vantaa (Helsinki, Finlandia) con el comandante Rojo a bordo de un MD-87 de Iberia, los vuelos entre Málaga y Melilla en el CN-235 con los comandantes Gonzalo Arellano y Mariano Hernández Ruano; el vuelo de despedida del comandante José Carlos Pérez Torres, admirado amigo y paisano, a bordo de un MD-88 de Iberia; un vuelo entre Barcelona y Madrid a bordo de un B-727 con el comandante tinerfeño Alfonso García Bach, que también es capitán de la Marina Mercante; el último vuelo del Boeing B-727 en la línea La Palma-Madrid con el comandante e instructor Felipe Bachiller; algunos vuelos interinsulares a bordo del DC-9 de Iberia alquilado a Binter a los mandos de los comandantes Fontanet y Pérez Beneitez y el último vuelo del DC-10 de Iberia “Costas Canarias” de Maiquetía (Venezuela) a Tenerife Sur, de cuyo comandante ahora no recordamos su nombre.

Foto: Tave Myliu

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • El comandante del último vuelo del DC-10 entre Caracas y Madrid en Noviembre de 2000 era Fernando Travesedo que curiosamente era su último vuelo antes de jubilarse.

    Un abrazo