FIRMAS

Siguen las graves irregularidades en la gestión económica. Por Nazaret Díaz

El pasado pleno ordinario de Enero, volvió a ponerse sobre la mesa, la falta de ética política, así como una incapacidad total y absoluta en gestión económica, por parte del Concejal de Hacienda, D. Javier Rivero Delgado.

Para ponerlos en antecedentes, de la situación que se vivió el lunes 28 en el salón de Plenos, les comentaré, que a los concejales que “no gobernamos”, que estamos en la oposición, por ley, nos corresponden dietas por asistencias a los Plenos y Comisiones Informativas, para ayudar o contribuir a los gastos que nos ocasiona ejercer nuestro cargo público. Antes eran 90 euros por pleno, luego se bajó a 60, luego se volvió a bajar en la misma proporción que el descuento al sueldo de los empleados públicos, luego se aprobó pagarnos 1 euros, en aquellos plenos que duraran poco, y a esa cantidad hay que descontarle el IRPF.

En resumen, que yo no sé lo que me pagan por asistencias, porque, es algo que no voy anotando, ya que en muchas ocasiones, no sólo voy a mis comisiones, sino que también acudo a algunas de mis compañeros de grupo en calidad de suplente, y es el Secretario Municipal, quién certifica las asistencias de todos los concejales, por lo tanto, es él quien controla a cuantas sesiones he asistido, tanto yo, como el resto de concejales.

Hay que decir también, que estos pagos no son regulares, ya que se suelen abonar, varios meses juntos y sin fecha concreta, con lo que dificulta aún más, saber a qué meses se refiere el pago, pero insisto en mi total confianza, hasta ahora, por el control y gestión del dinero público, hecho que hace que nunca me haya cuestionado si se estaba haciendo bien o mal, ya que tampoco se me ha notificado lo contrario.

Esta historia, no tendría mayor importancia, si el Concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Candelaria, no dice lo que dijo en el pasado pleno de Enero, que a mi entender es de una máxima gravedad.

Antes de finalizar la sesión plenaria, se dirige a esta concejala, haciéndome un ruego para que devuelva el dinero que he cobrado de más en concepto de dietas por asistencia. Bueno…imagínense mi cara.

Primero, el error no ha sido mío, ni del Secretario Municipal, quién manifestó en el mismo Pleno que su informe estaba correcto. Por lo tanto, el error ha sido del Área de Hacienda que preside D. Javier Rivero Delgado, que fiel a su falta de rigor y como ejemplo de sus reiteradas “chapuzas” en la gestión económica, cometen un fallo imperdonable, de no controlar el dinero público y realizar de forma errónea el pago, ingresándome más de lo que me corresponde.

Segundo, me parece de una falta total de ética y moral  política, que el Sr. Rivero haya esperado a la celebración del pleno para comunicármelo, cuando perfectamente con una llamada telefónica y un breve escrito detallando dónde estaba el error cometido en su Área de Hacienda, hubieran sido suficiente, y proceder cuanto antes a la subsanación del error cometido, y repito nuevamente, desde el Área en la que él es el responsable. ¿Cómo es posible que se cometan esos errores con el dinero público?

Actuar como actuó deja clara cual era su intención. Busca cualquier forma posible para desprestigiar y atacar de forma personal, a esta concejala. Me da mucha pena ver estas conductas, que además son permitidas por el Alcalde José Gumersindo, porque en política “no todo vale” y dentro de las diferencias, siempre hay que tener un respeto.

Y tercero, y última aclaración. No sólo es grave el hecho de que se evidencia un “descontrol” en lo que se paga en el Área de Hacienda, sino que además, las formas de comunicar las cosas no son tampoco las correctas. Pero será que están acostumbrados a estar por encima de la ley y el derecho y se olvidan, que existe un procedimiento administrativo que deben cumplir, y que por defensa de los interesados, siempre hay que notificar por escrito las cosas, y mucho más cuando se trata de errores de este tipo, explicando detalladamente dónde está la equivocación. La verdad, es que nadie diría que este concejal es abogado, porque parece desconocer totalmente la forma legal de actuar.

 

Esperaré, a que se me notifique el error, si es que lo hay, porque tampoco se me dijo nada más en pleno, ni cantidad abonada de más, ni a qué meses se correspondía, así que con más razón para esperar la notificación, para proceder a la devolución si así fuera.

Pero estas cosas me entristecen, porque demuestra que la sociedad tiene razón a la hora de decir, que los políticos son un problema. Cualquier ciudadano que escuche las manifestaciones del Concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Candelaria, puede pensar que yo me llevé dinero del Ayuntamiento, y eso no es así.

No se puede permitir esta forma tan sucia de hacer política por parte de Jose Gumersindo y sus concejales, porque las coacciones y amenazas, los intentos  de “achicarme” y desprestigiarme, no van conmigo. Hay que ser responsables con el dinero público, y no “ensuciar” a los demás con sus errores,  velar por el interés general, y ante todo, el trato digno y respeto al honor de la personas.

*Nazaret Díaz es concejala y portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Candelaria.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario