FIRMAS Sin categorizar

La peor droga del mundo. Por Eduardo García Rojas

Todos tenemos que decidir con cuánto pecado se puede vivir.”

(Nucky Thompson, Steve Buscemi, Boardwalk Empire)

Tengo mono y el cuerpo me da tembleque.

Esta noche veré el último capítulo de la segunda temporada de la serie Boardwalk Empire y siento que después, cuando me la haya metido entre las venas, mañana lo voy a pasar realmente mal porque no tendré más dosis B.E..

La peor droga del mundo.

¿Qué demonios voy a hacer?

Nucky, Nucky enrróllate ahí…

¿Ein?

No more alcohol. Only B.E..

¿Ein?

Nucky, entiende cojones que está es la última noche de días felices.

De sumergirme en ese dulce y agradable sopor que lame mis heridas.

¿Qué voy a hacer mañana?

Exijo soma.

Exijo B.E..

Así que reclamo B.E..

Quiero, cabrones, B.E..

Una sobredosis ¡ya! con la tercera temporada, carajo.

Carajo…

Si es tan buena como la primera y la segunda, creéme hijodeputa que moveré cielo e infierno para que continúen frabricando B.E..

Mejor no lo pueden hacer…

¿O sí?

Tiemblo…

Porque la droga Deadwood resultó adulterada cuando me metí en vena la tercera temporada.

Así que pienso, Nucky, que el puto tres es un número diabólico para las series que logran engancharme y reducirme a la condición de miserable adicto respondón.

¿Lo sabes, Nucky?

Pues ándate con ojo…

Temblando, ya te digo, veré esta noche el último capítulo de la segunda temporada.

Y más que triste, estoy desperado.

Porque sé que pediré más

Más B.E..

Saludos, soma, soma, soma, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario