Sin categorizar

Islandia: hay gobiernos que defienden a sus ciudadanos en vez de hipotecarlos

Periodista-es/Mercedes Arancibia.-Una sentencia del Tribunal de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELE), de fecha 28 de enero de 2013, ha dado la razón a Islandia: el estado islandés no estaba obligado a devolver el dinero de los inversores extranjeros cuando en 2008 quebró el banco en línea Icesave. “Está claro que esta sentencia va a reforzar la reconstrucción económica del país”, ha manifestado a Euronews Jóhanna Sigurðardóttir, primera ministra del país (foto).

Icesave era un banco virtual de ahorro islandés, filial de Landsbanki, el primer banco de la isla, entre 2006 y 2008, que quebró cuando la crisis económica. Ofrecía servicios de cuentas de ahorro con índices muy elevados (hasta el 7%) y operaba también en el Reino Unido y Holanda, aprovechando los elevados porcentajes ofrecidos por el Banco Central de Islandia antes de 2008, lo que animaba a los inversores europeos a practicar el carry trade, denominación utilizada sobre todo para las operaciones con divisas que, en el caso de Islandia, “consistía en una operación especulativa aprovechando los márgenes de rentabilidad entre diferentes tipos de activos”.

Cuando Icesave quebró los más perjudicados fueron los inversores británicos y holandeses, que tenían acumulados unos fondos cercanos a los cinco mil millones de euros (más de la mitad del PIB de Islandia). Sus respectivos gobiernos les indemnizaron y después intentaron que fuera el gobierno de Reykjavik quien se hiciera responsable, consiguiendo que pagara hasta la mitad de la deuda, a pesar de una gran oposición ciudadana. Entre los cerca de 400.000 inversores británicos y holandeses, había empresas, colectividades locales e incluso las universidades de Oxford y Cambridge.

El primer Ministro británico de la época Gordon Brown, congeló los activos de las empresas islandesas en Gran Bretaña, apoyándose en la ley antiterrorista de 2001, y metiendo a Islandia en la lista negra junto a Corea del Norte, Sudán o Al Qaeda. Islandia pidió tiempo y se iniciaron negociaciones para el pago; la Unión Europea se puso de parte de Londres y La Haya y frenó el desembolso de las ayudas del Fondo Monetario Internacional prometidas a Islandia: “La UE actuó estupidamente retrasando el plan de ayudas del FMI”, dice en el digital francés Rue 89 el actual ministro islandés de exteriores, Ossur Skarphedinsson.

Por dos veces, los ciudadanos islandeses se han negado en referéndum a pagar la deuda a los inversores extranjeros de Icesave; una deuda que, según la última estimación, iba a costar 13.000 euros a cada islandés, incluidos los niños. Aunque la liquidación del primer banco, el Landsbanki, ha hecho posible devolver ya dos tercios de la deuda a los gobiernos de Londres y La Haya.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario