FIRMAS

PAH-Tenerife: movida de protesta el 16 de febrero para la reforma de la Ley Hipotecaria. Por Belén de Vil

Al margen de la polémica con que los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife no pueden llevar a los tribunales a Bankia por incumplimiento de contrato verbal, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas no arroja la toalla y ya prepara diversas acciones para replicar a la entidad bancaria y al resto de bancos, como el BBVA, el Santander y CaixaBank. La primera, una manifestación contra el “genocidio financiero” el 16 de febrero.

Suena curioso eso de “genocidio financiero”. No solo te dejan sin casa sino que en el camino te matan a disgustos. Y si se logra pagar la casa también agobian hasta la asfixia, comisión va, comisión viene. Así que el 16 de febrero, en toda España y desde luego en las capitales canarias, habrá movida de protesta para reforzar la Iniciativa Legislativa Popular por la que se pide la reforma de ese fiasco que es la Ley Hipotecaria, la misma que Bruselas ha tildado de ir contra la normativa europea y de injusta. Anunciaremos la hora y el lugar.

Es que somos europeos para unas cosas y muy de pandereta spanish para otras. Tantos eurodiputados, que salen a las arcas por un ojito de la cara, y ninguno dando esa cara para que el Gobierno estatal (cuidado, que la misma Ley Hipotecaria ya estaba con los socialistas, y no se movió un dedo para corregirla) asuma ese cambio legislativo de tanta repercusión social.

Al banco con trabuco

En Tenerife (la verdad es que el bic no sabe con precisión si es en toda la isla o solo en Santa Cruz) se han recabado más de 15.000 firmas. Ya está cerrada, así que el/la que no se haya dado prisa o no se haya enterado, llega tarde.

Un poco más. Las tiendas de campaña frente a Bankia en la calle Valentín Sanz y frente al BBVA, en la calle Castillo se levantarán el 30 o 31 de enero, ante la avalancha carnavalera que se avecina y por seguridad de sus moradores, que hay graciosill@s que con una copa de más, o varias, o con copas de más junto con otras sustancias desenfrenantes, tipo cocaína, se dedican a lanzar petardos dentro, con el peligro de incendio que conlleva.

Así que para evitar males mayores, se acaba (¿de momento?) la acampada, lo que no quiere decir claudicación ante ambas genocidas financieras, ¡faltaría! Continuarán las acciones de protesta e información durante el día, mientras cabezas bien amuebladas y sin miedo idean nuevas sospresas. Guante, bic y sortija seguirán al tanto.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario