Sin categorizar

Rajoy: «Si alguna vez tengo conocimiento de irregularidades, no me temblará la mano»

AGENCIAS.-El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado este sábado tener constancia de que se hayan producido posibles irregularidades en el PP en relación con el cobro de sobresueldos en dinero negro pero ha recalcado que, si llega a tener «conocimiento» de que se han producido esas prácticas, actuará sin que le tiemble la mano. Además, ha subrayado que los últimos tres secretarios generales del partido, Javier Arenas, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal, han dicho «claramente» que la actuación del partido se ha «ajustado a la legalidad».

«Si alguna vez tengo conocimiento de irregularidades o de conductas impropias que afecten a militantes de nuestro partido, no me temblará la mano porque es una de mis responsabilidades, y no la menor. Una de mis responsabilidades es que el PP se siga comportando y siga siendo percibido como un gran partido de personas honradas y dedicadas a mejorar la vida de su país», ha declarado en la clausura de la XX Intermunicipal que el PP celebra en Almería.

Este cónclave se había organizado para desgranar las claves de la reforma de la Administración Local que prepara el Gobierno pero ha estado centrado en la polémica que sacude al partido por las revelaciones sobre la cuenta en Suiza del exsenador y extesorero, Luis Bárcenas, y el posible pago en sobresueldos en B a parte de la cúpula del partido.

Al comienzo de su intervención, Rajoy ha recibido una prolongada ovación de los más de 300 cargos locales ‘populares’ que han participado en las jornadas. «Estas cosas ayudan, dan ánimos y muchas fuerzas para seguir adelante», les ha agradecido el jefe del Ejecutivo, que ha agregado que recibir un aplauso como éste era «muy reconfortante» en este momento.

«No todo es sucio»

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que «no es aceptable que se diga que en política todo es sucio». «No es aceptable porque no es cierto y porque además es injusto», ha manifestado, para añadir que hay «miles» de cargos públicos de todos los partidos que trabajan «con intensidad» y son «honrados». De hecho, ha subrayado que en muchos casos hay alcaldes y concejales que ni siquiera cobran por esta labor pública.

Por eso, ha insistido en que no puede estar de acuerdo con las acusaciones «generalizadas» porque son «injustas». «De la misma manera quiero decir que debemos ser más ejemplares si cabe en nuestras conductas porque la gente, y con razón, así nos lo «exige», ha aseverado.

En este punto, ha venido a reconocer que no pueden pedir esfuerzos a los ciudadanos si en el seno de un partido se producen prácticas corruptas. «Solo les podemos pedir esfuerzos y sacrificios si nuestros compatriotas ven que nuestros comportamientos están fuera de toda sospecha. Debemos ser honrados, debemos trabajar, pero debemos hacer un esfuerzo para ser ejemplares», ha resaltado.

El presidente del Gobierno ha pedido a los suyos que estén «tranquilos» ante la «polémica» que afecta al PP porque el partido «siempre ha reaccionado con transparencia y rigor cuando ha estado en cuestión», actuando «en consecuencia» si ha habido comportamientos «irregulares».

Dicho esto, se ha remitido a las declaraciones de los últimos tres secretarios generales del PP, Javier Arenas, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal, que han rechazado de plano que se hayan producido prácticas irregulares en el partido. Sin embargo, Rajoy no ha mencionado ni al antecesor de Arenas, Francisco Álvarez-Cascos, que estuvo al frente de la Secretaría General del PP entre 1989 y 1999, ni los que ocuparon ese mismo puesto con Alianza Popular.

«Los últimos tres secretarios generales del PP han dicho claramente que las cuentas del partido se han ajustado a la legalidad y que no se ha producido irregularidad alguna. Y yo creo que cada uno de estos tres secretarios generales cuentan con una trayectoria de honradez y dedicación que es garantía para todos nosotros», ha enfatizado.

Partido

En su discurso, el presidente del Gobierno ha querido dejar claro que este caso afecta a personas que «estaban asumiendo responsabilidades» en el Partido Popular pero que «ahora ya no están». «El partido actuó y se adoptaron las responsabilidades políticas», ha recalcado, para subrayar que este asunto está en los «tribunales» y son éstos los que tienen que actuar en este momento.

«Eso tiene que ser motivo de tranquilidad para todos, que las instituciones funcionen y lo hagan normalmente, cumpliendo con su función. Ésta es la auténtica tranquilidad para los ciudadanos y los políticos honrados, que actúe la Justicia, que cuenta con el apoyo de este partido», ha declarado.

Mariano Rajoy ha dedicado parte de su discurso a reivindicar la labor «honrada» que realizan muchos cargos públicos en política, con «una vocación honorable» de servicio públicos a los españoles y un «compromiso desinteresado» que cumplen con «honradez y ejemplaridad». «Todos vosotros habéis entregado lo mejor de vuestras vidas a la mejor de las causas y encarnáis el verdadero rostro de la política, todo lo que la política tiene de compromiso, de nobleza, de generosidad, de renuncia y de grandeza», ha proclamado.

Así, ha recordado que durante su larga trayectoria en la vida política ha conocido a muchos cargos públicos que han trabajado «mucho, bien y honradamente» y que se han «podido equivocar» pero que «cumplen su obligación honrada y decentemente», «con sus aciertos y errores». «Y hay que decirlo», ha exclamado, cosechando un fuerte aplauso de su auditorio.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario