Sin categorizar

El Estado ha ahorrado 10 millones en los sueldos de los directivos de empresas públicas

AGENCIAS.-La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que el Estado ha ahorrado un total de 9,7 millones de euros en un año con la rebaja del sueldo de los directivos de las empresas públicas y la eliminación de blindajes e indemnizaciones. Tras asegurar que «hay mucho que cambiar simplemente con una buena gestión», ha emplazado a seguir un proceso similar en «todas» las administraciones públicas.

«Es lo que algunos han acuñado como el chocolate del loro. El loro ya tiene un tamaño considerable y creo que no convienen darle de comer demasiado alpiste a ese loro», ha declarado Sáenz de Santamaría durante su intervención en la XVIII Interparlamentaria que el PP celebra en Toledo.

La portavoz del Ejecutivo ha señalado que con la reducción de altos cargos en el ámbito de la Administración General del Estado se ha ahorrado «más de cinco millones de euros» y ha añadido que con la disminución de gastos corrientes –como publicaciones, publicidad y comunicación institucional–, el ahorro asciende a 89 millones de euros.

Es más, ha dicho que con el plan de gestión de patrimonio del Estado hasta el pasado mes de octubre «solo en alquiler» el ahorro asciende a casi 32 millones de euros, al tiempo que se ha llevado a cabo la liberación de 67.000 metros cuadros de inmuebles de arrendamiento. Asimismo, ha señalado que con la racionalización del parque móvil el ahorro será de 10,5 millones a finales de este año.

La vicepresidenta del Gobierno ha destacado la reestructuración del sector público empresarial en 230 puestos en consejos de administración, con una rebaja y límite de las retribuciones. De hecho, ha recalcado que solo en la rebaja de puestos directivos de las empresas públicas («que antes cobraban como las empresas privadas»), la eliminación de blindajes y de indemnizaciones, se ahorrará 9.720.000 millones de euros.

«Diez millones de euros en un año solo por hacer que el personal directivo de las empresa públicas cobre como el resto de los funcionarios», ha exclamado la ‘número dos’ del Gobierno, que ha subrayado que la receta es «sencillamente buena gestión y racionalidad».

Reformas

En este punto, ha destacado el esfuerzo que está realizando el PP para lograr un consenso con el PSOE en la reforma de las administraciones públicas, en concreto la reforma local, ya que, según ha admitido, es «complicado». Sin embargo, ha dicho que «entre todos» hay que trabajar por una «estructura administrativa mucho más racional y moderada».

«No se trata de cambiar nuestra fórmula de Estado pero sí de cambiar la forma en que gestionamos todas las administraciones públicas», ha proclamado la vicepresidenta, dos días después de que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendiese ante sus ‘barones’ una reforma de la Constitución.

En su discurso, la portavoz del Gobierno ha dado algunos datos positivos de la economía española como el hecho de que el capital extranjero «vuelva a entrar en España después de 14 meses de salida», que España sea el primer destino mundial en turismo vacacional o que se haya logrado por primera vez superávit por cuenta corriente comercial. «Esto quiere decir que poco a poco con mucho trabajo y esfuerzo se va recuperando la confianza y la credibilidad», ha resaltado.

Entre las reformas de Mariano Rajoy ha hecho hincapié en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la consolidación fiscal porque a su entender las principal política que hay que hacer para mantener un Estado de Bienestar pasa por «mantener unas cuentas públicas en claro». También ha puesto en valor la lucha contra el fraude fiscal y en la Seguridad Social, un comportamiento «intolerable» con el que se «acostumbraron» a vivir los gobiernos.

«Eso es intolerable porque quien defrauda a la Hacienda Pública sencillamente está robando a los demás -ha aseverado–. No es tolerable que en un país haya tolerancia con respecto a esos comportamiento. El que defrauda no puede ir de listo y de más inteligente porque el que defrauda está robando a los demás».

Rajoy culpa al PSOE

Por su parte, el presidente del Gobierno y presidente del PP, Mariano Rajoy, ha arremetido contra el PSOE al que le atribuye la «culpa histórica» de «socavar» el estado del bienestar, advirtió que el PP no cargará con esas culpas ni consentirá lecciones de nadie. También hizo balance del año 2012 del que aseguró que pasará a la historia como el año en el que se pusieron los «cimientos» de la recuperación y dio una perspectiva optimista de lo que ocurrirá a partir de 2013, del que dijo que será el ejercicio de la «estabilización» económica.

El jefe del Ejecutivo realizó estas afirmaciones durante la inauguración de la XVIII reunión interparlamentaria del PP que se celebrará a lo largo de hoy y de mañana en Toledo.

Rajoy se refirió a las reformas que ha tenido que llevar a cabo durante su primer año de gobierno. Admitió que este ejercicio ha sido de «dolor y sufrimiento» para muchas personas. Pero justificó las «decisiones muy dolorosas» que ha tenido que tomar amparándose en el «interés común» y en la necesidad de que cada uno haga «renuncias parciales» para lograr la «recuperación» de todos.

Tras calificar de «ambiciosas» e «imprescindibles» sus reformas,  consideró que los sacrificios han sido «equitativos». Pero también quiso dejar claro que él no va a cargar «con las culpas de nadie, ni los platos rotos de otros», en referencia al PSOE.

«No vamos a consentir que quien socavó el estado del bienestar pretenda darnos lecciones o proclamarse en su defensor», exclamó y recordó que el PSOE fue quien: «congeló» las pensiones –«nosotros no las hemos congelado», apostilló–; dejó «un déficit en bancarrota», del que aseguró que ahí está «el origen de buena parte de nuestros males» y además dejó «al borde del colapso los servicios sociales». «Carga con una culpa histórica, hay que decirlo alto y claro por muy presente que lo tengan los españoles», apostilló.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario