Canarias Educación LA LAGUNA SOCIEDAD

El Claustro de la ULL se une contra los recortes y anuncia movilizaciones ante el Parlamento canario

Elblogoferoz.-El Paraninfo de la Universidad de La Laguna acogió hoy, lunes 17 de diciembre, la sesión constituyente de su Claustro, una vez superadas las elecciones de finales de noviembre en las que se renovaron los tres sectores de este órgano colegiado. Todos los grupos claustrales mostraron su afán por trabajar en defensa de los intereses de la institución académica, al tiempo que abogaron por defender la ULL como servicio público. También hubo total consenso en el rechazo a los recortes presupuestarios previstos para 2013 y, muy especialmente, en la situación en la que ha quedado la ciencia en el ámbito autonómico, con una dotación prácticamente reducida a cero.

La sesión se abrió con una intervención del presidente del órgano y rector de la ULL, Eduardo Doménech, quien declaró que corren malos tiempos para la sociedad en general y para la universidad en particular. “Estamos asistiendo a los saldos del estado de bienestar”, afirmó, “en una clara intención de orientar la demanda hacia sectores privados toda vez que los políticos aducen falta de recursos para lo público”.

El rector recordó la intensa ronda de contactos con los grupos parlamentarios para intentar que el recorte del 5% en financiación básica se reduzca hasta el 4,5%. “Por eso participaremos mañana martes en la jornada de movilización organizada por los representantes del profesorado a las puertas del Parlamento”.

“No podemos perder el tiempo en discusiones bizantinas”, admitió el rector, en el sentido de que “tenemos que ponernos a construir la ULL que queremos. Si nosotros no hacemos este esfuerzo serán otros quienes nos impongan las normas de funcionamiento. No podemos resignarnos a la limitación de la autonomía universitaria por limitación de nuestra autonomía financiera”.

Tras la intervención de Doménech hubo un receso para que cada sector eligiera a sus representantes en la mesa del órgano colegiado, que estará formada por, en el sector del profesorado, por Enrique Melón, José Andrés Moreno y Antonio Adelfo Delgado; en el caso del alumnado, por Patricia Castillo y Andrés Rodríguez, y como representante del personal de administración y servicios, por José Juan Gavilán.

Intervenciones

El primer grupo claustral en tomar la palabra fue AEULL, cuyo representante señaló el deseo de su grupo de colaborar por el bien de la institución desde posiciones de consenso y diálogo, y en defensa de la universidad pública. Reclamó un mejor sistema de información al alumnado, mayor seguridad en los campus y una sede electrónica más accesible, entre otros asuntos.

Seguidamente subió al estrado ICEP, también del sector del alumnado, “para dejar la postura de sofá y ponernos a trabajar”, aclaró al comienzo de su intervención. “Agradecemos que haya servicios como comedores o colegios que siguen siendo verdaderos servicios públicos”, afirmó el alumno, quien se solidarizó con la situación de los jóvenes investigadores que se han quedado sin beca predoctoral. “No permitiremos que la universidad caiga en la política de los recortes por decisión política, así que instamos a la ULL a adoptar una clara postura en contra de los recortes a las administraciones públicas. Nos declaramos defensores de la educación pública y de los colegios mayores”.

Tras esta intervención llegó el turno para IURE, grupo claustral de alumnos vinculado a la Facultad de Derecho. “Los alumnos piden unidad en la defensa de los derechos de los estudiantes. No queremos prometer por prometer, sino mejorar la situación de los estudiantes”, dijeron.

EUPAS, del sector del personal de administración y servicios, salió en defensa de la universidad pública, “pero no a costa de la fragmentación ni ante la tentación de prescindir del PAS”. Aclaró por tanto que están “tan implicados en la defensa de los servicios públicos como en la gestión pública de esos mismos servicios”. Defendió pues que “no se pueden hacer más cosas con menos servicios o recursos”.

GRUPO, del mismo sector, sostuvo que estos son “los momentos más duros que ha vivido la universidad en mucho tiempo”, y por ello “el resultado de nuestro esfuerzo es pura incertidumbre”. Ante esta situación solicitó “unidad de todos en defensa de la universidad pública”.

PAS en Acción se opuso en su intervención a la privatización y al aumento de las tasas, “que ha vetado el acceso a la universidad de las clases más desfavorecidas”. Este grupo se mostró partidario de defender el control del gasto y de la inversión, ya que “es un dinero que viene de la sociedad, y que debe controlarse”. Para este grupo, “hoy es más necesario que nunca el control del gasto; hay que evitar el atajo de las fundaciones para contratar en precario. Apoyaremos una universidad crítica y flexible desde su propia estructura”.

Liga de Profesorado, por su parte, también se manifestó en defensa de una universidad pública, de calidad y al servicio de la sociedad que la sostiene. “Para eso es básica la preservación de sus recursos humanos, hay que preservarlos y ponerlos en valor”. Este grupo reflexionó asimismo acerca de la necesidad de renovación de los estatutos y sobre la oportunidad de debatir sobre el modelo de gobernanza universitaria. “Si no lo hacemos nosotros corremos el riesgo de que la marea de cambios nos sorprenda y nos impida seguir siendo lo que queremos ser”.

EDUCA, del sector de alumnos ligado a la Facultad de Educación, señaló que pertenecen al centro universitario de mayor número de alumnos de toda Canarias. “Queremos una universidad de calidad”, afirmó su representante al tiempo que mostró su colaboración para luchar por los intereses del centro académico.

ACE, del mismo sector, afirmó que “los estudiantes son el blanco de los recortes del Gobierno de España” y pidió que en el rectorado se alce una voz al unísono contra cualquier medida de recortes a la institución universitaria.

AMEC, también del alumnado, comenzó su intervención con un recuerdo al estudiante de la ULL asesinado en la época franquista, Javier Fernández Quesada, hace ya 35 años.

Este grupo denunció la política del rectorado y afirmó que “la precariedad aqueja a toda la institución universitaria”. Afirmó que estamos presenciando el desmantelamiento de la educación universitaria. “La realidad se traduce en menos becas y más tasas”. Se mostró nuevamente contrario al modelo educativo europeo, al que tildó de “ejemplo de la desposesión”. A todo ello se une el recorte en ciencia del propio Gobierno de Canarias, añadió. “Por eso apoyamos las acciones de protesta de mañana ante el Parlamento de Canarias”.

Programa para una Universidad Canaria criticó las pocas convocatorias de Claustro habidas en el anterior mandato. También aludió a la reforma de los estatutos, no conseguida en dos ocasiones consecutivas. “Estaremos a su lado (al rector) en la lucha por conseguir una financiación mínima para que la universidad pueda hacer su trabajo con una calidad digna”. En este punto aclaró que no sólo se va a perder dinero en financiación básica, sino que, en investigación, en el ámbito canario el presupuesto es inexistente. “Apoyamos al equipo rectoral también en esta demanda y solicitamos al Parlamento de Canarias que no desaproveche esta ocasión para arreglar la situación”.

Renovación Convergente abogó por un ambiente de “diálogo fluido y cordial” en el Claustro. “Queremos que sea el foro de debate de toda la comunidad universitaria”, al tiempo que declaró que las “actitudes arribistas” no tienen cabida en este órgano. “Apoyaremos toda lucha por mantener las becas de investigación, y seguiremos apoyando al rector Doménech en su defensa de los intereses de la universidad y en su búsqueda de consenso”. Este grupo claustral también se manifestará mañana y participará de las actividades docentes de la calle Castillo de la capital tinerfeña.

Manifiesto

Durante la sesión, los grupos claustrales acordaron por unanimidad emitir un comunicado a propósito de los recortes previstos en el campo de la investigación, el cual se reproduce a continuación:

“El Claustro de la Universidad de La Laguna en su reunión constituyente del lunes 17 de diciembre de 2012, por unanimidad de los portavoces de todos los grupos claustrales,

SE PRONUNCIA
En contra de la financiación básica prevista en el Proyecto de presupuestos de Canarias de 2013 para nuestra universidad que la sitúa por debajo de la mínima imprescindible para su funcionamiento como servicio público de educación superior en Canarias con la calidad con que lo ha venido haciendo hasta ahora.

• En contra de la casi nula financiación prevista para actividades de investigación, innovación y desarrollo tecnológico que va a impedir la formación de jóvenes investigadores y va a suponer la paralización de los actuales proyectos de investigación en curso,

Y EXIGE

la solución de estos problemas en su tramitación reglamentaria”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario