FIRMAS

Modernos esclavos. Por Alberto Vázquez-Figueroa

La mayor parte de nuestros acreedores son bancos a los que el Banco Central Europeo inyectan grandes sumas de dinero a bajo coste con el fin de que compren deuda soberana de países que les proporcionan un mayor interés, lo que es tanto como facilitarles la cuerda a quienes nos están ahorcando. Cuanto está ocurriendo tan solo constituye la moderna aplicación del viejo sistema de contratación mediante el cual el patrón obligaba al asalariado a contraer una deuda que nunca conseguiría liquidar debido a que los intereses que le reclamaban superabas su capacidad de esforzarse en trabajar más. Ello le llevaba a convertirse en esclavo encubierto, y la “deuda soberana” nos está convirtiendo en esclavos encubiertos.
 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario