FIRMAS Juan Velarde

Lucía Méndez le toma la matrícula a Rajoy. Por Juan Velarde

Se va a cumplir un año de la toma de posesión de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno de España y, obviamente, van a empezar a florecer y a brotar como setas los análisis sobre estos primeros 12 meses de mandato. Sin embargo, si me tengo que quedar con una reflexión hecha en profundidad y con conocimiento de causa es la que presenta en el delicioso libro ‘Morder la bala’ la periodista de El Mundo Lucía Méndez, jefa de opinión y que retrata en esta obra de La Esfera de los Libros un retrato íntimo del Ejecutivo pepero, un fiel reflejo de lo que ha pasado a lo largo de 366 días intra y extramuros del Palacio de la Moncloa.20121203230931-mendez.jpegFíjense que no es sencillo, y más cuando hablamos de política, poder hacer un relato que enganche al lector a lo largo de tres centenares de páginas. A veces, precisamente, eso, lo de presentarle al destinatario una publicación demasiado ambiciosa en cuanto a la longitud puede ser un pero por las excusas apriorísticas que se pueden poner a la hora de decantarse por una obra más ligera. En el caso de Méndez, ésta logra a la perfección captar la atención de quienes han escogido ‘Morder la bala’ para no sólo disfrutar de un excelente libro periodístico, sino también para refrescar la memoria de lo que ha sido un año muy intenso para el gabinete rajoyano.

Una vez vayan pasando por los diferentes capítulos podrán hacerse una idea más o menos próximo de quién es verdaderamente Mariano Rajoy, un político que ha hecho de la pasividad, de la inacción, de que los problemas se resuelvan solos una suerte torera que hasta la fecha le ha venido proporcionando grandes réditos, ya sea en la oposición o ahora mismo dentro del mismo Ejecutivo, evitando ese gran rescate a España desde la Unión Europea. Si ha conseguido resistir los embates del PSOE, de las calles o de los propios y acérrimos enemigos del propio partido, no parece que nadie le vaya a sacar de la poltrona que ahora disfruta cual niño agarrado al palo de su chupa chups.

Méndez, insisto, arroja una idea bastante atinada de la personalidad de Mariano Rajoy y quizá en Europa harían bien en echar un vistazo a esta genial obra para que vean realmente quién es el presidente de España. Ni un frívolo como Zapatero, ni un echado para delante como Aznar ni tampoco un artista en la persuasión ni en el encatamiento de serpientes como lo era Felipe González. No todo el mundo hubiese sido capaz de atinar tan claro como lo ha hecho Lucía Méndez en ‘Morder la bala’. Ahora sólo queda que ustedes lo compren y lo gocen tranquilamente. Se sorprenderán.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario