Sin categorizar

La Concap valora que la sentencia del TS «airee» el amaño en la gestión del agua de la capital tinerfeña

Elblogoferoz.- “Seis años llevan los santacruceros soportando las consecuencias de la decisión de quienes pusieron a Sacyr a dirigir el agua de abasto de la ciudad. Seis años en los que la soberbia ha impedido a algunos representantes políticos municipales ver hasta qué punto Sacyr les estaba llevando al ridículo y la población tiene derecho a preguntarse por qué quienes gobernaban el Ayuntamiento de Santa Cruz en 2006, que se autoproclamaban nacionalistas, próceres de la patria, defensores de la canariedad, ampararon y auspiciaron que el concurso para la gestión mixta de Emmasa se lo llevará la única empresa que no había gestionado agua jamás, que no tenía ni la más mínima experiencia, que de lo único que sabía era de anulación de concursos porque ya le había pasado en Toledo”, manifiesta Juan Luis Lorenzo presidente del Consejo de Administración de Gestión de Aguas de Tenerife, empresa formada por 110 empresas canarias e integrada en la Concap, que participó en aquel concurso público en el que la empresa Sacyr se alzó con el triunfo en base a una inversión de 45 millones de euros en unas obras que jamás llegaron.

A juicio de la Concap, esta adjudicación estuvo repleta de «subcontrataciones absolutamente ilegales, con incumplimientos sistemáticos del pliego de condiciones del concurso, con intentos de cobros abusivos a vecinos y comunidades, con una calidad de agua cada vez peor, con averías sistemáticas, anunciando sin sonrojarse que el agua de Santa Cruz estaba al borde de la potabilidad y suma y sigue».

“La negativa del Tribunal Supremo a admitir el recurso del Ayuntamiento de Santa Cruz contra la Sentencia del TSJC por el cual se anulaba el concurso de Emmasa deja ahora al Ayuntamiento a los pies de los caballos de todos aquellos que tomaron en diciembre de 2006 una de las peores decisiones en la historia de la ciudad. Condenaron a los habitantes de la capital a beber agua embotellada si pueden pagarla, a beber agua del grifo aunque el médico les diga que no lo hagan porque no se pueden permitir el consumo de botellas y garrafas”, manifiesta el presidente de Gestión de Aguas de Tenerife.

“Lo que mal empieza, mal acaba –sostiene el representante empresarial-. Los representantes de Ciudadanos de Santa Cruz sostuvieron desde el principio que la convocatoria del concurso incumplía preceptos legales importantes y los empresarios de Gestión de Aguas han tenido que ver cómo lo que dijimos en el momento de hacerse público el fallo del concurso se iba cumpliendo desde el principio y con creces. Subidas constantes del precio del agua, amenaza de  despidos, barrios enteros sin agua y con una Emmasa –la que fue la joya de la corona del Ayuntamiento- en manos de ineptos incapaces de solucionar problemas como el del exceso de flúor, el mal olor del agua de Valleseco, el color turbio tirando a marrón del agua en cuanto llueve en buena parte de la ciudad, subcontrataciones ilegales…”.

Los empresarios recuerdan que el agua podía estar en las mejores manos, con los santacruceros bebiendo agua de óptima calidad, con los operarios de Emmasa recibiendo formación de primer nivel, con 75 millones de euros en obras y que quienes gobernaban el Ayuntamiento en 2006 no quisieron, miraron hacia otro lado y encontraron a Sacyr… “quienes gobiernan ahora tienen la papeleta de demostrar fehacientemente los incumplimientos del pliego de condiciones de Sacyr para que no les salga la jugada perfecta y haya que indemnizarles por lucro cesante”, concluye.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario