Sin categorizar

El Jardín Botánico de Puerto de la Cruz estrena nuevas instalaciones

ACN PRESS.-El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, anunció ayer en el Parlamento que el Jardín Botánico del Puerto de La Cruz abrirá al público próximamente sus nuevas instalaciones.

En comparecencia parlamentaria a petición de Ana María Guerra, del Grupo Parlamentario Popular, el titular del Área señaló que en el horizonte final de dichas actuaciones de ampliación y ajardinamiento, faltaría por concluir en los términos previstos en su proyecto inicial, la adquisición del mobiliario del Pabellón de Visitantes para su consiguiente apertura al público, y realizar la última fase del ajardinamiento consistente en la ejecución de la parte del proyecto que engloba varias instalaciones (invernadero y umbráculo) y la adecuación de parcelas para iniciar la plantación.
Hernández explicó que la ejecución de esta última fase, que se iniciará cuando el importe sea consignado en los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma, no será impedimento para la próxima puesta en funcionamiento de las obras finalizadas correspondientes al Pabellón de Visitantes, parcelas de vegetación anejas y sistema de circulación de aguas, ya que su apertura al público y por tanto su uso es perfectamente compatible con el resto de las actuaciones.
En el marco de dichas obras de ampliación se acomete la construcción de un Pabellón de Visitantes de unos 1.200 metros cuadrados en dos plantas y sótano, el cuál, con una superficie de unos 800, acoge la sala de exposiciones con cubierta acristalada por células fotovoltaicas, la sala de escolares dotada de laboratorio de prácticas y la sala destinada a audiovisuales, con la particularidad de poder modular los espacios de dicha planta por medio de grandes mamparas deslizantes para permitir la adecuación de la misma a la celebración de congresos, reuniones de carácter científico y otros eventos.
En la planta primera del edificio se encuentran la biblioteca o pequeña tienda, cafetería y restaurante, igualmente dotado de cubierta acristalada con células fotovoltaicas. El edificio finaliza en una cubierta que se utiliza como mirador hacia el Valle de La Orotava y hacia la masa vegetal del propio Jardín.

Obras
El otro aspecto a destacar de las obras adjudicadas es el sistema hidráulico de ríos-lago-salto de agua, diseñado para un caudal máximo de 450 litros por segundo en circuito cerrado.
El agua vertida en la cascada es recogida en un depósito abierto desde donde se filtra y bombea hacia el inicio de los cursos de agua. El lago tiene una superficie de 2.640metros cuadrados y una profundidad máxima de 80 cm, variando a medida que se alcanzan los colectores de evacuación para permitir el cultivo de diversas especies acuáticas.
El vertido produce una cascada de unos 8,5 metros de altura en una longitud de 100 lineales. La sala de bombas y de tratamiento del agua es semienterrada y oculta a las vistas.
Esta fase de las obras de ampliación se remata con la terminación de la obra civil necesaria y la dotación de todo tipo de instalaciones para permitir, una vez concluida, su apertura al público.
Las obras previstas en la fase II de la ampliación del Jardín de Aclimatación de La Orotava se adjudicaron en marzo de 2007 y finalizaron en diciembre de 2010 con un importe aproximado de cinco millones y medio de euros. En junio de 2010 el Gobierno de Canarias consideró oportuno aprobar una modificación del proyecto inicial para que el edificio destinado a Pabellón de Visitantes pudiera cumplir mejor los usos previstos (aula de escolares, sala de audiovisuales, sala de exposiciones, restaurante, cafetería etc.)
Este modificado en el que se consignan unas cantidades anuales para su financiación, unos tres millones de euros en total, tiene una duración prevista para su ejecución de cuatro años, es decir, que finalizaría en el año 2014. No obstante, la empresa constructora ha acelerado el ritmo de las obras y en este momento están prácticamente finalizadas, pendiente únicamente de la rehabilitación de la fachada sur del recinto histórico para canalizar el paso de los visitantes hacia el nuevo recinto.
El Jardín Botánico posee importantes colecciones de plantas tropicales y subtropicales de valor económico y ornamental, teniendo especial mérito las variedades de Palmeras, Bromeliáceas, Aráceas y Moráceas. Existen además árboles de notable belleza e interés por sus dimensiones, antigüedad, rareza y procedencia de lugares remotos.
La superficie expositiva es, desde su creación, de 20.000 metros cuadrados, con, según se ha indicado, un programa de ampliación, actualmente en ejecución, para ajardinar y dotar de modernas instalaciones una superficie contigua de 40.000.
El Jardín, como institución científica, y a través de la Unidad de Botánica Aplicada del ICIA, realiza intercambios de germoplasma a nivel internacional, mantiene un Herbario dedicado especialmente a la flora canaria con más de 50.000 pliegos, y desarrolla varios programas de investigación sobre flora y vegetación de Canarias y sobre conservación de endemismos.
La investigación tiene como objetivo ampliar el conocimiento sobre la diversidad actual de las plantas canarias, tanto en su vertiente taxonómica y disciplinar como en sus posibilidades de uso para jardinería o como plantas forrajeras. Para ello se utilizan metodologías básicas así como técnicas de vanguardia basadas en la investigación sobre cromosomas y marcadores moleculares.
Los datos obtenidos y los estudios llevados a cabo acerca de las nuevas especies, permiten que sean utilizados para la ordenación y conservación del territorio, la agricultura, la industria, o la investigación medicinal.
Las colecciones de plantas ya etiquetadas que se muestran en el actual recinto histórico (más de 1500 ejemplares), tienen una clara utilidad en la función educativa como recurso didáctico para escolares y alumnos en general y crean sensibilización sobre la importancia del patrimonio natural de las islas y sobre la importancia de las especies tropicales. El Plan Didáctico del Jardín se aplica a las visitas organizadas por colegios, aportando itinerarios botánicos, cuadernillos de prácticas para alumnos de distinto grado y libro de sugerencias para el profesorado. Estas visitas facilitan la labor educativa para conducir la educación medio-ambiental hacia tomas de conciencia sobre la importancia la importancia de la preservación y conservación del medio natural por parte de la población.
Las visitas turísticas significan una aportación del mayor interés para el Botánico (más del 80 por ciento de los visitantes son turistas europeos) mientras que el propio Jardín es un recurso turístico de primer orden para el norte de Tenerife. El ecoturismo, modalidad muy asentada en esta zona, manifiesta una gran atracción por el Jardín y se interesa por las instituciones que defienden la biodiversidad y la conservación de los valores patrimoniales, incluyéndolo en las rutas culturales tanto a través de los ayuntamientos del Valle de La Orotava y los Centro de Iniciativas Turísticas como por su programación en las visitas gestionadas por los operadores turísticos. Las excursiones que se organizan con motivo de la visita de cruceros durante el primer semestre del año, tienen como destino habitual las instalaciones de este Jardín.
El máximo histórico de visitantes se alcanzó en 1997 con una cifra de 420.000, cifra importante si se compara con el número de visitantes del Real Jardín Botánico de Madrid que no superó los 400.000 durante ese año. El mínimo de visitas ocurrió en plena crisis económica en el año 2010 con 165.000.visitantes. No obstante se observa una recuperación durante los primeros meses del año actual que supone un incremento del 12 por ciento respecto del mismo período del año anterior.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario