FIRMAS Marisol Ayala

“¿Qué harían ustedes?”. Por Marisol Ayala

Carta de una lectora

No me cabe en la cabeza que una madre pueda echar de casa a su hijo. Estoy viviendo una historia que les voy a contar y que me ha llegado sin avisar, que me ha puesto en marcha sin poder pararme a pensar. Tengo un hijo de 17 años, hijo tranquilo, sincero, noble… Que tiene un amigo al que voy a llamar Juan. Juan tiene 18 años, y hace una semana mi hijo me dijo que se le habían quedado las llaves dentro de su casa y que su madre está de viaje y que por favor lo deje quedarse a dormir. Mi casa no es muy grande, pero ante la idea de que el niño se quedara en la calle, por supuesto lo deje dormir en casa. Durmió, comió aquí todo el fin de semana viviendo en familia, como uno más, sin problemas de ningún tipo, porque el niño no tiene ningún problema de actitud, ni de educación…. Varios días después, mi hijo el mayor, me dice que es que su madre lo ha echado de casa y que se está quedando en una habitación de un hotel cercano…. Ahí como madre se me encendieron las luces de alarma porque no sabía si no me estaban contando toda la verdad o había algo más que no sabía. Juan, estudia bachiller en el mismo instituto de mi hijo, así que fui al cole para poner al día a la orientadora del centro y quedarme yo más tranquila en cuanto a lo que pasaba.

Mi sorpresa fue cuando la orientadora me puso en antecedentes de que conocía al niño, conocía el caso, y que ya estaban trabajando con el niño asuntos sociales e incluso el defensor del menor que, aunque el niño es mayor de edad, se ha personado en el caso también. Justamente cuando hablaba con la orientadora apareció el que lleva el caso de servicios sociales…. Resulta, que es que la madre del niño se ha cerrado en banda porque (todo esto dicho por la orientadora) es muy estricta y no quiere que el niño haga lo que necesite hacer para madurar como todos los adolescentes, sino que quiere que haga y diga lo que ella quiere y punto.

Más adelante, durante la conversación también me dijeron que el niño era adoptado, y no es que tenga importancia para mí por lo menos pero si me llamó la atención. Poco a poco el niño cada vez esta mas aquí con nosotros y aunque siga durmiendo en el hotel a veces come y cena aquí en casa y se porque se lo ha dicho a mi hijo que le encantaría vivir con nosotros. La verdad es que estoy sufriendo muchísimo con el tema, y cuando hable con mi hijo el niño solo me preguntó que si no lo ayudábamos como iba a salir de la situación donde está metido sin quererlo. Que como se le da una segunda oportunidad a una persona que ni tan si quiera ha tenido la primera.

Que como se puede ir por la vida mirando hacia otro lado cuando las cosas importantes pasan justo a la altura de tus manos y no haces nada por cambiarlas.

Ante eso nosotros que somos una familia grande con un solo sueldo, no le hemos podido acoger como queremos pero cariño, ropa limpia, y un plato de comida no le faltaran.

Y como no sé cómo va a terminar el tema porque no está en mis manos yo les pregunto:

¿Qué hubieran hecho ustedes?

¿Hubieran mirado para otro lado?

¿Hubieran hecho lo mismo que estoy haciendo yo?

En fin que ahí os lo dejo …..

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario