Sin categorizar

Extraditan a Alemania a una madre canaria para ser juzgada por el secuestro de su hijo

AGENCIAS.-La ciudadana de Las Palmas de Gran Canaria Minerva Marrero ha sido finalmente extraditada en la mañana de este viernes a Alemania, donde deberá ser juzgada por una presunta orden de búsqueda y captura por secuestro de un menor, en relación a su hijo de 4 años que viajó con ella hasta la capital grancanaria cuando Minerva decidió dejar el país germano para regresar con su familia.

Así lo ha confirmado su hermana, Teresa Marrero, que también ha querido agradecer tanto el apoyo ciudadano a la causa de Minerva como el trato que le ha dado la Policía española, ya que Minerva ha tenido que estar unos 10 días en prisión tras la citada orden procedente de Alemania.

Teresa explicó que cuando Minerva llegue a Munich le tomarán declaración en un juzgado de guardia, donde se decidirá si queda en libertad o no hasta el lunes o martes de la próxima semana que está previsto que se celebre el juicio.

La hermana de Minerva su mostró muy preocupada porque señaló que lo que se solicita para ella son cinco años de cárcel, «como se puede complicar la cosa». De todos modos, su hermano ya se encuentra enMunich, donde tiene previsto una reunión con el Consulado español en la ciudad germana, según ha explicado Teresa en declaraciones a la Cadena Ser y recogidas por Europa Press.

Teresa que ha podido ver a Minerva este jueves, después de que el abogado les consiguiera a la familia una visita especial, de una media hora, reconoció que la han visto «muy mal» y sólo habla de su hijo, que se encuentra en Alemania, y le ha pedido a la familia que si no les coge el teléfono que le escriban cartas todos los días.

Asimismo, reconoció que la familia también está «fatal» porque no se imaginaban que esto iba a acabar así después de lo que su hermana «ha pasado en Alemania pero gracias a Internet han ido apareciendo testigos. Mucha gente que lo ha presenciado y lo ha vivido».

Regreso

Minerva decide volver a su ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, después de que, según ha asegurado su familia, estuviera sufriendo malos tratos por parte de su pareja, de arraigo canario pero de nacionalidad alemana.

Es por ello que decidió pedir ayuda a través del Consulado español enMunich, que le «apoyó para que ella pudiera viajar –con un salvaconducto– hacia Las Palmas de Gran Canaria y siempre pensando que nada de esto iba a pasar». Minerva viajó con su hijo.

Así, una vez en Gran Canaria, Minerva presentó las denuncias pertinentes,»pensando que todo estaba bien», pero después de agosto, para cuando estaba prevista una vista, se presentó su marido junto a sus abogados en la isla asegurando que «había una orden de búsqueda y captura para Minerva por el secuestro de su hijo, que no es un secuestro».

«Todo esto podría haberse hecho por un proceso civil y corriente, una separación; incluso nunca ha querido ni siquiera eliminar del niño la figura del padre, a pesar de lo vivido. También nos hemos encontrado con la dificultad de que España no es competente porque los hechos han ocurrido enAlemania», explicó Teresa.

Añadió que el «gran error fue no haber denunciado» en Alemania. En este sentido, Teresa señala que su hermana «no tenía prácticamente posibilidades de salir de casa y cuando podía hacerlo su decisión era ir al Consulado, principalmente, por el idioma, porque no domina el alemán».

La detención de Minerva se produjo en octubre, después de que fuera avisada de que la policía judicial del Cuerpo Nacional de Policía habían ido a buscar a su hijo al colegio, por lo que ella se fue a la comisaría para informarse de lo ocurrido y en ese momento queda detenida, y Teresa tuvo que entregar a su sobrino esa misma tarde, «sin tener conocimiento de nada, sin notificación ni un juez ni nada».

Tras esta situación, el niño viajó a Alemania y «desde hace un mes no se sabe nada de él» a pesar de que, aseguró, que lo intentan todos los días.

Teresa matizó que la detención de su hermana se produce»supuestamente por una orden de búsqueda y captura internacional». Minerva, puntualizó, está censada en Las Palmas de Gran Canaria desde el día siguiente que llegó y al niño se le matriculó en un colegio de la ciudad.

«Parece ser que nadie sabía que Minerva estaba aquí, a pesar de que sí lo sabían pero, bueno, ya ahora imagino que la justicia alemana se encargará de poner las cosas en su sitio, dado que aquí no nos hemos sentido respaldado», apostilló.

En cuanto a la concentración que realizaron este jueves frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Canarias, Teresa valoró que fueran recibidos por la delegada, María del Carmen Hernández Bento, ya que trasladó a la familia que «estaba muy implicada» e incluso les dijo que solicitarán ayuda al Ministerio de Exteriores para ayudar a Minerva, por lo que se fueron con»buen sabor de boca, de sentirse apoyados».

Finalmente, Teresa ha mostrado su esperanza y deseo de que la justicia alemana les ayude y no metan a Minerva presa. «Que nos ampare la justicia. Le dije a mi sobrino que iba a ir a buscarlo a Alemania y voy a ir», concluyó.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario