Sin categorizar

El SCS confirma el cierre de la Unidad de Cirugía Pediátrica al carecer del «nivel de experiencia adecuado»

ACN PRESS.-La directora del Servicio Canario de Salud (SCS) del Gobierno regional, Juana María Reyes, confirma el cierre de la Unidad de Cirugía Pediátrica del Materno Infantil, en contra del criterio de los profesionales de este departamento o los familiares de los menores con este tipo de enfermedades. Lo ha hecho en una entrevista concedida este viernes al programa El Drago de la Cadena Ser en Las Palmas, donde negó que el cierre esté motivado por cuestiones económicas sino por carecer «del nivel de experiencia adecuado».

Reyes señaló que actualmente en la Unidad «no alcanzamos» el número de casos suficientes «ni para mantener la destreza de un cirujano», lo que provoca el que «ninguna sociedad científica avala que se mantenga por la poca actividad».

Criticó duramente el que profesionales de la Sanidad utilicen la información de manera «alarmista», en referencia a las declaraciones del jefe de la Unidad, Pedro Suárez, y los familiares, referidas a la posibilidad de que fallezcan menores en los traslados a centros de la Península.

Reyes explicó que actualmente sólo se opera una semana al mes, y que las tres restantes aparecen casos que se ubican en esa semana o se trasladan «Tenemos montado un circuito correcto para montar los niños en un avión», aunque en este año «sólo han habido cinco traslados» y los profesionales «no han notificado muertes en las tres semanas en las que no se opera».

Concluyó afirmando que «las urgencias denunciadas no son tales, se pueden programar, por lo que la situación no es tan alarmista».

Justificó la no contratación de un profesional sanitario de otro centro en que no sería lógico, porque no contribuiría a aumentar el número de casos tratados por los cirujanos del centro canario, con lo que se continuaría sin poder avalar la calidad exigida.

Críticas de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública

Por su parte, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias ha emitido este viernes un comunicado titulado «Martín Marrero: el atrevimiento del ignorante», en el que critica la posición y argumentos del Ejecutivo regional para justificar el cierre de la Unidad de Cirugía Pediátrica del Materno Infantil, en Las Palmas de Gran Canaria, personificando sus críticas en la figura del portavoz, Martín Marrero.

«Debe ser muy incómodo tener que hablar con rotundidad de todo sabiendo que en realidad se ignora todo sobre lo que se está hablando. Incómodo para el portavoz del Gobierno de Canarias, aunque no lo parece, pero sin lugar a dudas lo es para los que escuchamos lo que dice. Y en el caso de las «razones científicas» con las que justificaba ayer el cierre de la unidad de cirugía cardiaca infantil del Hospital Materno-infantil hay que añadir otra sensación, la de la indignación ante tamaña tomadura de pelo teniendo en cuenta las nefastas consecuencias de dicho cierre», explican.

Decir que el cierre se produce por «la insuficiente productividad cuantitativa, que no cualitativa, de la unidad e intentar «vender» que no se está hablando de causas económicas, sobre las que, en el colmo del cinismo, señala que sería imperdonable que así fuera, es tomar a la ciudadanía por imbécil, cosa muy propia para justificar que la gobiernen los bobos, pero que no se compadece con un análisis de lo que es la supuesta «insuficiente productividad cuantitativa», aseguran.

Desde la Asociación se dirigen a Marrero y le dicen que «puede decirlo como quiera, señor portavoz del Gobierno de Canarias pero en términos científicos se está hablando de una evaluación económica de la unidad y la clave está en si se hace simplemente un análisis de costes o si se tienen en cuenta también los beneficios». Y «no cabe dudas de que éstos, medidos en mortalidad evitada y años de vida ganados, son superiores con la permanencia de la citada unidad en Canarias, con lo que el coste por muerte evitada y por año de vida ganado o las vidas y años ganados por cada unidad monetaria gastada no puede llevar a elegir automáticamente la alternativa más barata que es lo que ha hecho la Consejería de Sanidad al poner en segundo plano los beneficios señalados».

En la evaluación económica de Salud Pública la terminología «más acorde con esta situación es la de análisis coste-utilidad, que es el más adecuado cuando los beneficios monetarios son inferiores a los costes monetarios, es decir, cuando se plantea optar por una alternativa que tiene un coste mayor porque se van a conseguir mayores beneficios sanitarios», continúa el comunicado. «Ahí está la cuestión, señores del Gobierno de Canarias, eso es lo que ustedes están ignorando y en lo que nos basamos para afirmar que la decisión es economicista, encaminada a un ahorro miserable, criminal, al reducir las muertes evitadas y los años de vida ganados a la enfermedad», concluye.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario