FIRMAS Juan Velarde

Cornada de Mou a Toril. Por Juan Velarde

El Real Madrid va a tener un serio problema con el señor José Mourinho. Esta especie de Atila con chándal, que por donde pasa no crece la hierba, siempre tiene que tener un frente abierto con alguien, es incapaz de mantenerse calladito medio segundo, siempre tiene que liarla hasta extremos insospechados. Cuando no es el Barcelona, es la Liga, la Federación, la UEFA, Unicef, los horarios, el estado de los terrenos de juego, que el club que le paga no le deja alternar con el banquillo de la selección portuguesa, su desaprobación a la amistad de Casillas con jugadores culés, lo del Balón de Oro y todo aquello que se le ponga por medio. Ahora, su última víctima se llama Toril, entrenador del Real Madrid Castilla, al que está masacrando sin piedad porque el luso también es, por si no lo sabían, quien expide los certificados de madridismo.

20121103174601-mourinho-facil-llegar-campo-lleno.jpg

Pues bien, Mou ha intentado dinamitar la pasada semana la historia de una cantera a la que él no ha sabido sacarle provecho presentándose en rueda de prensa con una lista de los jugadores que supuestamente han salido en los últimos años para vender un discurso de lo mal que se están haciendo las cosas en las categoría inferiores. No sólo se trata de un discurso ventajista a todas luces aprovechando lo bien que le ha ido al Barça en este mismo instante, sino que encima el portugués ha omitido datos relevantes, como que Arbeloa y Casillas son canteranos que llevan tiempo triunfando y otros nombres que por distinto motivo no han tenido acomodo en el cuadro merengue como Mata, Juanfran, Negredo, Granero o Javi García.

Puede tener razón el entrenador de la primera plantilla madridista en el sentido de que el filial del Madrid no debería de tener a gente de 24-25 años porque ya será muy complejo que sean futuribles para el conjunto de Primera División, pero desde luego no son maneras de dirigirse a un empleado del club, sobre todo porque si de algo puede presumir el señor Toril es de ser madridista por todos los poros, algo que Mou sólo acredita a cambio de unos cuantiosos y generosos millones de euros a final de temporada.

Pero la culpa de todo esto la tiene el señor Florentino Pérez, que parece embebido por el discurso y actitudes áridas de Mourinho, un tipo que, según me cuentan madridistas de toda la vida, su reto es ganar este año nada más que la Champions y dejar luego al club tirado como una vulgar colilla. En el Chelsea calaron pronto al personaje y en Milán, en el Inter concretamente, aún están que echan las muelas con la faena que les hizo el vivales de Setúbal. No vamos a negar que sea un ganador nato, pero también es verdad que cuenta con las mejores materias primas y un vestuario que le guarda una leatad (in)quebrantable porque ya se sabe que el que muestre disconformidad, se va al banquillo o a la grada, excepción del clan de los portugueses, claro está.  

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario