FIRMAS Juan Velarde

¿Quieres curro? Hazte político. Por Juan Velarde

Está circulando esta información por internet, referida al año 2011, pero que a buen seguro no habrá variado en exceso en estos pocos meses. Creo que merece la pena exponerlo y que luego sean ustedes los que saquen conclusiones.

Resulta que tenemos 445.568 políticos, 165.967 médicos, 154.000 policías y 19.854 bomberos, es decir que haciendo un cálculo rápido tenemos más políticos que médicos, policías y bomberos…juntos!

20121026220025-congreso-diputados14401.jpg

Pero ahora, por si no están lo suficientemente indignados, vean esta otra comparación: maestro, 1.400 euros por prepararte para la vida; policía, 1.600 euros por arriesgar por ti su vida; bombero, 1.800 euros por salvar tu vida; médico, 2.200 euros por mantenerte con vida y diputado, 30.000 euros y sumando pocos años, creo que siete, encima obtienen un sueldo vitalicio como si fuese el sueldo de Nescafé.

El acabose son los requerimientos para cada una de estas profesiones, normal entonces que se piense en Belén Esteban como futurible política. Para trabajar como policía hay que tener el Bachillerato Superior y hacer una oposición.
Si lo que se anhela es ser bombero, hay que tener el Bachillerato Superior y hacer una oposición.
Si su verdadera vocación es la de ser maestro, hay que tener el Bachillerato, Título Universitario (cuatro años) y una oposición.
Para poder ser médico hay que tener el Bachillerato, la nota media mas alta en la selectividad. Título Universitario (seis años), oposición a MIR,  Especialidad (obligatorio 4 años para medicina general o cinco años el resto de especialidades) y oposición. Total once años en el mejor de los casos.

¿Saben ustedes lo que se exige en este santo país para ser político? Nada, absolutamente ninguna preparación, sólo estar afiliado convenientemente en un partido con posibilidades de tocar poder y no tener escrúpulos para escalar posiciones. Hasta dar puñaladas traperas si se diera el caso. Y es que hay algunos dirigentes que creen que están investidos por la gracia de Dios y que su dedo es poco menos que un arma divina. Normal que tengamos a día de hoy determinados especimenes. ¡Vaya jeta!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario