Sin categorizar

El Gobierno canario niega que tenga un plan para despedir a 10.000 funcionarios

Elblogoferoz.-El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno canario, Francisco Hernández Spínola, negó con rotundidad haber recibido presiones del Gobierno central para despedir a 10.000 funcionarios, como condición por acogerse las islas al Fondo de Liquidez Autonómica. Canarias solicitó al Ministerio de Hacienda, con cargo a dicho mecanismo, un préstamo de 756,8 millones, para hacer frente a sus vencimientos de deuda y pagos comprometidos, según declaraciones al periodista Carmelo Rivero recogidas en su blog.

“No es verdad”, dijo anoche en el programa ‘El Envite’, de la Televisión Canaria. “Desmiento categóricamente que el Gobierno de Canarias tenga un plan para producir despidos masivos de empleados públicos”. Hernández Spínola es el ‘jefe’ de 62.000 funcionarios y empleados públicos de la comunidad autónoma.

“La única salvedad que hace el Gobierno canario es que existen variables en los nuevos presupuestos, donde el recorte es de 550 millones, que nos impide asegurar nada. Si tenemos menos dinero no podremos hacer lo mismo”, continuó señalando.

La causa de esta disminución es, según explicó, que Canarias sufre “la peor financiación autonómica: 800 millones menos año tras año”. El titular de Presidencia calificó los presupuestos canarios de 2013 como “los más difíciles de la historia”.

“No sobran ayuntamientos”

Spínola cuestionó los planes de reforma administrativa del Gobierno central, que pretende hacer desaparecer un número de ayuntamientos en todo el país. “En Canarias no sobra ninguno”, se apresuró a dar por sentado. Recordó que solo uno (el de Betancuria) tiene menos de mil habitantes, lo cual sí prolifera en el conjunto de la Península.  “Hay que evitar duplicidades y hay que mancomunar servicios, como basura, policía o cultura, pero suprimir ayuntamientos, no.” En España hay más de 8.000 consistorios, un auténtico minifundismo municipal, mientras que en nuestro archipiélago suman 88.

Consideró que la elevada tasa de canarios bajo el umbral de la pobreza (uno de cada tres, el 33%, el porcentaje más alto de todo el Estado) es consecuencia de décadas de reparto desigual de la riqueza, de los bajos salarios de las islas y, finalmente, de la destrucción de empleo y crecimiento del paro a causa de la crisis económica. “Pero el Gobierno debe tener no solo palabras, sino emprender acciones. Y nosotros hemos incrementado las prestaciones de inserción  (actualmente, 20 millones) y favorecido el alquiler de viviendas para familias de poca renta”.

Quiso sincerarse y añadió que “este gobierno no puede crear empleo, porque en recesión no se generan puestos de trabajo”. Pero ve “la salida del túnel para 2014”.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario