FIRMAS Salvador García

De nuevo Agatha. Por Salvador García Llanos

El caso es que siempre aparecen cosas nuevas, material inédito o desconocido que permite profundizar en estudios o en investigaciones cuyos primeros frutos parecían definitivos. Pero no, se renuevan y refrescan lo anterior que figura, más o menos, difuso en la memoria

Le ocurre a Nicolás González Lemus que presenta en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC), en vísperas de la celebración del 12 de octubre, una exposición del ambiente, del paisaje que envolvió la estancia de Agatha Christie en Canarias, allá por los años veinte del pasado siglo. Una colección de láminas, pinturas, composiciones y fotografías que nos acercan al Puerto de la Cruz de entonces y a Las Palmas de Gran Canaria ya configurándose como una gran urbe.

Por si no se conociera lo suficiente, por si aún no se supiera que la autora de El enigmático Mr. Quin, La señorita Marple y 13 problemas y La señorita de compañía imaginó y plasmó paisajes de su estancia en las islas en los títulos reseñados, González Lemus ofrece una nueva versión de aquellos emplazamientos insulares que asomaban su vocación turística y ya captaban visitantes de distintas latitudes, pero especialmente del Reino Unido.
Particularmente llamativas son las fotografías del antiguo hotel Metropole, en la capital grancanaria, que hoy en día acoge la sede del Ayuntamiento, en cuyos jardines existe una placa que recuerda la estancia de la ilustre escritora. Detalles de su singular arquitectura, complementados con gráficas de las tartanas en las inmediaciones de Vegueta, del valle de Agaete y del antiguo Real Club Náutico y de dos playas de Las Palmas de Gran Canaria, donde Agatha Christie, la dama del crimen, pudo solazarse con la práctica de la natación, nos acercan al mundo que tan bien describió, por cierto, el profesor José Luis García Pérez en un trabajo titulado La influencia del paisaje canario en sus novelas de intriga.
           
Nicolás González Lemus recorrió con los asistentes cada uno de los motivos expuestos para hacer más amena y hasta más novedosa la presentación en algunos aspectos. Destacó algunos pormenores de la realidad isleña de entonces y de las razones que inspiraron algunas determinaciones de la escritora. Anunció, por cierto,  que prepara otro trabajo sobre The Beatles para la próxima primavera.

De momento, en su viaje al pasado, nos quedamos con ámbitos de aquellas islas que, tras un conflicto bélico, se abrían al mundo con sus naturales y sanos atractivos para lo que en la historia terminaría conociéndose como “turismo de salud”, practicado también por Agatha Christie.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario