Sin categorizar

Premio Nobel de Literatura: Mo Yan, prolífico escritor chino crecido en la revolución cultural

Elblogoferoz/Periodista-es/Mercedes Arancibia.- “Hijo” de Faulkner y García Márquez, leal siempre al Partido Comunista Chino que le sacó de la miseria en que vivía su familia, y al Ejército Popular, donde conserva el grado de oficial, que le enseñó a leer y escribir, autor de novelas que se cuentan por docenas, al flamante Premio Nobel de Literatura 2012, Mo Yan, le conocen muy pocos en Europa y aún son muchos menos los que le han leído.

“Entre truculencia y realismo”, dicen los medios de comunicación, el jurado sueco ha premiado la obra de Mo Yan, de 57 años y vicepresidente de la muy oficial Asociación de Escritores Chinos, por su “capacidad para unir un realismo alucinante con la historia contemporánea”; de contar, dicen quienes han traducido en Francia un par de obras suyas, “las contradicciones de la sociedad china”.

Crecido durante los años de Mao en una familia rural miserable de la provincia de Shandong, en el noreste de China, Mo Yan, que significa “el que no habla” o “el que se calla” y cuyo verdadero nombre es Guan Moye, tuvo una infancia “marcada por la hambruna, la deportación, los encarcelamientos arbitrarios, las ejecuciones públicas, que alimenta ahora su literatura”, ha explicado Priscilla Lafitte en el canal internacional France 24. Una infancia de la “revolución cultural” del Libro Rojo y los “gatos negros y blancos”.

Uno de los pocos periodistas franceses que conocen personalmente a Mo Yan, Pierre Haski, hoy fundador y director del digital Rue 89 y durante muchos años corresponsal en Pekín del diario Libération, ha contado en directo, en el canal i-Télé, que Mo Yan le había hablado de cuando comían “polvo de carbón para calmar el hambre y los retortijones del estómago”. También ha explicado cómo fue el ejército, donde se enroló a los 20 años, quien le alfabetizó; hasta entonces no sabía ni leer ni escribir. En 1991 consiguió una licenciatura en la Universidad de Pekín: “Mo Yan es un hombre libre, aunque leal a un sistema del que denuncia las taras, pero que le ayudó salir de la miseria para convertirse en un gran escritor”.

En los años 1980 le llegó el primer reconocimiento popular en su país con la adaptación al cine de su novela El clan del Sorgo, convertida en la película El sorgo rojo, que consiguió el Oso de Oro en la Berlinale de 1987, que sirvió también, de alguna manera, para acercarle a los ambientes intelectuales europeos que ha visitado en contadas ocasiones y con los que siempre le resulta difícil conectar porque no habla más que chino mandarín.

Mo Yan es el primer escritor chino que recibe el Premio Nobel de Literatura viviendo en China. Antes que él, Gao Xingjiang lo recibió en 2000, pero vive exiliado en Francia, e ignorado por las autoridades chinas, desde 1980. Los medios de comunicación audiovisuales franceses, que incluyen la noticia de la concesión del premio a Mo Yan en sus titulares, citan también la contradicción entre su designación y el hecho de que otro Premio Nobel, en este caso de la Paz, el conocido militante de los derechos humanos Liu Xiaboo, continué en la cárcel desde hace varios años, cumpliendo una condena por “subversión”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario