Gastronomía Sanidad SOCIEDAD

La Candelaria ofrece al año un millón de comidas a los pacientes hospitalizados

Elblogoferoz.- El servicio de Cocina del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), sirve anualmente más de un millón de comidas -entre desayunos, almuerzos, meriendas y cenas- para los pacientes que se encuentran hospitalizados.

Un equipo formado por un centenar de profesionales de restauración hospitalaria selecciona, cocina y prepara más de 83.300 menús al mes en las instalaciones del Hospital de La Candelaria, labor que efectúan de manera ininterrumpida 365 días al año siguiendo exhaustivos controles de seguridad y calidad alimentarias.

En este sentido, las dietas que se elaboran desde Unidad de Alimentación del HUNSC cumplen tres requisitos fundamentales que contemplan desde la aportación de los nutrientes adecuados según el estado de salud del paciente, pasando por la utilización de alimentos y productos propios de nuestros hábitos alimenticios y por último, que sean seguras.

Por ello, la cocina hospitalaria se caracteriza por ofrecer una alimentación adaptada a los requerimientos médicos del paciente siguiendo las pautas de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética. A partir de una dieta basal, las comidas se adaptan al enfermo de manera personalizada para poder controlar durante su ingreso hospitalario cuestiones como diabetes, hipertensión, enfermedades inflamatorias intestinales, obesidad, dislipemias, intolerancia a la lactosa o sin gluten, entre otras muchas  variantes.

Seguridad alimentaria en la cocina hospitalaria

En todo establecimiento de hostelería donde se preparan alimentos (restaurantes, bares, cafeterías y en el propio domicilio) pueden registrarse incidencias relacionadas con un escaso control de la higiene a la hora de cocinarlos, como por ejemplo, la contaminación de los productos por bacterias en alimentos crudos o mal cocinados.

Precisamente para evitar estos riesgos, la Unidad de Alimentación del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria efectúa en su cocina numerosos controles de calidad para garantizar el máximo nivel de seguridad alimentaria ya que los destinatarios de las comidas son pacientes que en muchos casos presentan un sistema inmune debilitado, siendo muy sensibles a las consecuencias de una toxiinfección alimentaria.

Las inspecciones abarcan desde la recepción, almacenamiento, elaboración, mantenimiento y distribución de todos los menús que se preparan, a los que se añaden protocolos de limpieza y desinfección, formación, eliminación de vectores y mantenimiento de las instalaciones, fortaleciendo así la inocuidad y calidad de alimentos elaborados.

Además, se aplican enfoques científicos para el autocontrol y verificación del trabajo diario a través de análisis microbiológicos que permiten conocer el buen estado de los productos o la correcta limpieza y desinfección de las superficies que están en contacto con los alimentos. En esta línea, el 100% de las muestras enviadas a los laboratorios para comprobar de forma rutinaria algún tipo de patógeno o indicadores de prácticas de higiene no adecuadas, dieron un resultado satisfactorio libre de elementos contaminantes.

Esta línea de trabajo continua se ha visto recompensada por la obtención del certificado de gestión dela calidad ISO9001, otorgado por AENOR, a la Unidad de Alimentación del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, acreditando así la implantación un sistema de gestión de calidad que apuesta por la mejora continua de todos sus procesos, buscando la eficacia y la implicación de todos sus profesionales.

Percepción de la calidad de los menús hospitalarios

Para la Unidad de Alimentación del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria es importante conocer la opinión de sus usuarios sobre la calidad de la comida que se sirve a los pacientes ingresados.

Si bien la restauración hospitalaria es diferente a cualquier tipo de restauración hotelera, bien por el tipo de platos, consumidores y cantidades a elaborar, las encuestas que se realizan entre los pacientes del HUNSC, indican que más del 70% de los encuestados está satisfecho con la calidad de la comida, calificándola de buena o muy buena.

Un indicativo del esfuerzo que realizan los 100 profesionales de la Unidad de Alimentación se traduce en que un 42% de los pacientes ven mejoradas sus expectativas acerca de la calidad de los menús al contestar que la alimentación en el hospital es mejor o mucho mejor de lo que esperaban.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario