Sin categorizar

Delirium Teatro cambia de registro y pone en escena un inquietante thriller de denuncia social

Elblogoferoz.-Tras meses de búsqueda incansable, Delirium Teatro, la compañía con 27 años de historia encabezada por Severiano García y Soraya del Rosario, regresa a los escenarios con un “thriller inquietante” escrito de nuevo por su autor “fetiche”, el palmero Antonio Tabares. “La punta del iceberg” se estrenará en Tacoronte, municipio de donde procede la compañía, los próximos 25 y 26 de octubre.

El texto, galardonado con el prestigioso Premio Iberoamericano de Teatro Tirso de Molina 2011, supone un cambio de registro respecto a los últimos trabajos de la compañía en los que ha predominado la comedia con carga crítica. “La punta del iceberg” situará al espectador en una empresa multinacional que se ve sacudida por la muerte de tres de sus empleados. Sofía Cuevas, directiva de la compañía, es la encargada realizar una investigación interna para aclarar lo sucedido y, en sus encuentros con los trabajadores, descubre un ambiente laboral enfermizo pues ve que el individuo tiene un papel insignificante. Según explica García, se trata de “una obra sobre el deterioro de las relaciones humanas en un entorno laboral hostil”, es decir, “una pieza muy actual, acorde a los tiempos que corren”.

Ésta es la cuarta vez que la compañía tacorontera acude a los textos de Antonio Tabares, con los que ha cosechado múltiples éxitos , pues cabe recordar “Canarias” (2007), con la que consiguieron, entre otros, la nominación del Premio Max Revelación 2009, así como el espectáculo infantil “Pinche y Pancho cocineros” (2008), “La konkista de Canarias”, premio Réplica a la Mejor Autoría Teatral y Mejor Dirección y, ahora, “La punta del iceberg”, con la que por supuesto pretenden “que el público disfrute de un teatro de texto no muy habitual en Canarias, que les atrape, les entretenga y al mismo tiempo les haga reflexionar”, comenta Del Rosario.

Los actores que participarán en esta obra son Vicente Ayala, Soraya del Rosario, José Manuel Segado, César Yanes, Lioba Herrera y Severiano García. Y, de nuevo, van a estrenar en Tacoronte donde los miembros de la compañía se sienten “muy valorados y apoyados por los vecinos y el ayuntamiento”, hasta el punto de considerarse “profetas en su tierra”.

El proceso

Sin embargo, llegar hasta este punto no ha sido tarea fácil para los componentes de Delirium, pues tras celebrar sus 25 años de historia en 2010 con una nueva versión de su primer montaje, “Un culo anda suelto”, escrito y dirigido por el propio Severiano García y con el que lograron de nuevo una nominación al Premio Max Revelación, comentan que estaban algo “perdidos”. García explica que “desde enero de este año empezamos a ver las posibilidades de realizar un nuevo montaje” y todo el mundo nos aconsejaba que hiciéramos “comedia, para que la gente se evadiera, y con pocos actores, dada la crisis actual”, así que iniciamos un proceso de búsqueda. Del Rosario asegura que consiguieron en Madrid muchos textos y “no encontrábamos nada que nos gustara mucho” porque cuando Delirium Teatro busca un texto “tiene que ser uno que te enamore y que te apasione”, pues no sólo queríamos un texto “gracioso” sino uno que “buscara también la reflexión”, lo que dificultaba aún más nuestra búsqueda.

Tanto García como Del Rosario aseguran que estuvieron así unos meses, “sin ver una salida” hasta que en mayo ya decidieron entre “lo que se debe hacer y lo que queríamos hacer” y, finalmente, eligieron lo segundo “que era lo contrario a lo que todos nos aconsejaban”, porque “La punta del iceberg” no es “ni mucho menos una comedia y, además, está integrada por seis actores”. Sin embargo, nada más tomar la decisión fue “como si se nos cargaran las pilas y nos sacó de la crisis anímica en la que estábamos sumergidos”.

Ahora, metidos de lleno en el proceso de ensayos, Severiano García espera, como director de la obra, que “se vea un buen nivel de interpretación porque es un trabajo puramente actoral” y ello, unido al hecho de que en la profesión teatral nunca se sabe lo que va a pasar, ni la dimensión que alcanzará la obra hasta que se pone ante el público, “hace que la apuesta sea grande y ambiciosa”.

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario