Sin categorizar

¡Y dos huevos duros! Por Eduardo García Rojas

“La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.”  (Groucho Marx)

El miércoles 17 de octubre y a las 12 horas se reuniría en la sala 10 del edificio de Usos Múltiples II en la capital grancanaria los miembros del “extinto” –así se señala en un correo de la Viceconsejería de Cultura al que hemos tenido acceso– Consejo Rector del Plan Canario de Cultura para debatir sobre la composición, estructura, funciones y reglamento del Consejo Canario de la Cultura, órgano que se espera ponga en marcha en enero del 2013.

En la reunión se expondrá el informe elaborado por la Consejera sobre la Estrategia Canaria de Cultura (2012-2015) y se hablará sobre el cuestionado Consejo Canario de la Cultura.

El Consejo Canario de Cultura nace para ser el órgano colegiado de asesoramiento, consulta, participación y cooperación de la Consejería en los asuntos relacionados con la cultura, y dice que quiere ser un espacio de reflexión y diálogo entre la Administración pública y la sociedad en materia cultural, “debiendo estar representada en el mismo la diversidad de agentes y administraciones que realizan actividades culturales en Canarias.” (1)

Lo interesente, a nuestro juicio, de este Consejo es conocer cual será su constitución, cuyo carácter notablemente político hace sospechar cuál será su orientación y toma de decisiones en el futuro.

Llama la atención también que de los diez vocales ajenos a responsabilidades públicas que lo integran y que representarán al sector, estos serán designados por la presidencia del Consejo, cuya elección descansará en el consejero de Cultura del Gobierno de Canarias, en la actualidad Inés Rojas.

La estructura del Consejo:

Presidencia: Consejero de Cultura del Gobierno de Canarias.

Vicepresidencia: Viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias.

Secretaría: se designará por la presidencia de entre los miembros del cuerpo técnico de la viceconsejeria de Cultura o sus empresas adscritas.

Vocales:

* Directores Generales con competencias en materia de Cultura del Gobierno de Canarias.

* Cinco miembros de la Consejería o de sus empresas públicas con competencias en materia de Cultura del Gobierno de Canarias que será designados por la Presidencia del Consejo a propuesta de la Vicepresidencia.

* Un representante de cada uno de los Cabildos Insulares con al menos rango de consejero o similar.

* Dos representantes de los Ayuntamientos designados por la Federación Canaria de Municipios (FECAM).

* El director de la RTVC.

*Un representante, con al menos rango de Director General de las Consejerías del Gobierno de Canarias competentes en las materias de Educación, Empleo, Industria y Comercio, Turismo y Economía y Hacienda.

* Hasta un máximo de diez vocales designados (2) por la Presidencia del Consejo, a propuesta de la Vicepresidencia, en representación de los distintos sectores y organismos de la cultura en Canarias.”

¿Las funciones del Consejo?

Velar por el desarrollo y fomento de la actividad cultural en Canarias; elevar propuestas, recomendaciones e informes en materia cultural; realizar el seguimiento y la implementación de la Estrategia Canaria de la Cultura derivada del Plan Canario de Cultura, así como proponer revisiones y actualizaciones (3) cuando lo considere oportuno y elaborar un informe anual sobre el Estado de la Cultura en Canarias que se elevará al Presidente del Gobierno para que lo presente al Parlamento de Canarias.

Observatorio Canario de la Cultura

Emanará del Consejo Canario de la Cultura y al mismo podría incorporarse personas y entidades externas, cuyas funciones serían las de realizar una sistematización de la información y las estadísticas de la Cultura en Canarias. (¿?)

He dicho.

(1)  La cursiva es nuestra.

(2)   Ídem.

(3) Ídem de Ídem.

(*) La imagen corresponde Una noche en la ópera (Sam Wood, 1935).

Saludos, perdonen ustedes que no me levante, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario