FIRMAS

Formación marítima en el puerto capitalino. Por José Manuel Ledesma

ESCUELA DE NÁUTICA
Los primeros pilotos canarios se formaban mediante el aprendizaje en continuas navegaciones por el Archipiélago, la costa africana y la Península.

De acuerdo con las Reales Células de 1556, los pilotos de las naos tenían que ser naturales de los reinos de España, incluida Canarias, y ser examinados por la Casa de Contratación, un hecho que acarreaba seguir los cursos de la Escuela de San Telmo, en Sevilla.

Como la inclinación hacia este oficio se adquiría por tradición familiar, el célebre navegante y maestre cualificado, natural de Garachico, Tomé Cano (1545-1618), que había sido nieto, hijo y padre de pilotos, y autor del libro el arte de fabricar naos, intentó organizar este servicio en Santa Cruz; por ello, solicitó el nombramiento de visitador de navíos, maestres y pilotos de Indias, petición, que al ser rechazada, se perdió la intención de obtener en Santa Cruz la primera Escuela de Pilotos.

Por ello, cuando en 1569 prohíben el empleo de pilotos extranjeros en la carrera de Indias, se dispone que todos los navíos que se despachen en las Islas, deban ir tripulados por maestres examinados en Santa Cruz por el Juez de Indias.

La importancia que adquiere nuestra Marina Mercante durante el siglo XVIII, unida al desarrollo del puerto capitalino, en lo que al intercambio comercial con Gran Bretaña y las Indias Occidentales se refiere, trajo como consecuencia la creación de casas armadoras y consignatarias de buques, que ante la carencia de profesionales para el mando de las embarcaciones, vieron la necesidad de dotar a Santa Cruz de Tenerife de un lugar donde pudieran formarse los futuros mandos de los innumerables veleros ocupados en el comercio marítimo.

El primer promotor de este centro docente fue Lázaro Álvarez de Abreu, quien comunicó al Cabildo (1756) que: «tenía una casa fabricada en el lugar de Santa Cruz con el designio de dedicarla a cátedra de matemáticas, siempre que se puedan arbitrar fondos que la sostengan para enseñanza de mariantes»; la corporación aceptó el aula para escuela, a imitación de la de San Telmo en Sevilla, y dio para su mantenimiento 12 toneladas del registro de Indias.

La Escuela de Náutica de Canarias, se crea en 1786 por Real Cédula de Carlos III, bajo el patronazgo del Consulado de Comercio. Esta institución se sostuvo, a lo largo del primer cuarto de siglo, con fondos del referido Consulado y con importantes donativos, de particulares y comerciantes, para la compra de material científico. El primer director fue Miguel Maffiotte, un prisionero francés que había cursado estudios en la Escuela de Marina de Sète. Una veintena de alumnos de esta Escuela, pertenecientes a la burguesía santacrucera, llegaron a servir como pilotos en la Real Escuadra, con gran destreza en la navegación.

Por Real decreto (1850) del Ministerio de Comercio se le concede la categoría de oficial y se establece la enseñanza completa de náutica, con tres años para las clases teóricas, mientras que las clases prácticas las llevaba el Ministerio de Marina que era a su vez el encargado de expedir los títulos de piloto. En 1869, a partir de la concesión de libertad generalizada de enseñanzas, el Estado retiró su apoyo económico, haciéndose cargo la Excma. Diputación Provincial. Las clases, que al principio habían tenido una buena acogida, pues eran gratuitas y no existía límite de edad para asistir a ellas, en cuanto el centro adquirió la oficialidad y los alumnos tuvieron que pagar las lecciones que recibían, las matriculaciones descendieron y estuvo a punto de desaparecer.

Cuando en 1913 el Ministerio de Instrucción Pública reforma el plan de estudios e introduce modificaciones en las enseñanzas, la Escuela comienza de nuevo a progresar. Primero se ubica en la Rambla del 25 de Julio, en el Palacio de Villasegura, más tarde Escuela de Comercio, hasta que en 1936 el Ayuntamiento construyó un edificio en la Avenida Marítima, junto a la ermita de San Telmo, que se denominó Escuela Oficial de Náutica y Máquinas de Santa Cruz de Tenerife; seis años más tarde, las enseñanzas adquirían el rango de técnicos de grado medio. En 1967 se inaugura en la Avenida de Anaga, mirando al Puerto, el actual edificio realizado por el arquitecto madrileño Zanón Lahorga.

El Centro está dotado del material didáctico y los avances tecnológicos más modernos como son: aulas con simuladores de navegación (noche-día), puente de mando, planetario, talleres, salón de actos, etc. En el Centro se encuentran dos obras del artista lanzaroteño César Manrique «Anatomía de un barco» y «Máquina para la mar», ambas realizadas un año antes de la inauguración del edificio.

En 1990, pasa a depender de la Universidad de La Laguna con el nombre de CENTRO SUPERIOR DE NÁUTICA Y ESTUDIOS DEL MAR, y por lo tanto, como cualquier carrera de grado superior, las condiciones de ingreso son las mismas que para las distintas facultades, es decir, COU y Selectividad. Por Real Decreto 17 de julio de 1992 se aprueban las directrices generales propias de los planes de estudio, conducentes a la obtención de las nuevas titulaciones universitarias en Marina Civil:
– con tres años de carrera: Diplomado en Navegación Marítima, en Máquinas Navales o en Radioelectrónica Naval.
– con cinco años de carrera: Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo, en Máquinas Navales o en Radioelectrónica Naval.

 

INSTITUTO DE FORMACIÓN PROFESIONAL MARÍTIMO PESQUERO
Por Orden Ministerial de 29 de agosto de 1980 se crea en Santa Cruz de Tenerife una sección oficial de Formación Profesional, dependiente del Instituto Politécnico Nacional Marítimo Pesquero de Canarias; por decreto 92/1986 se transforma dicha sección por Instituto de Formación Profesional Marítimo Pesquero de Santa Cruz de Tenerife.

Ubicado al principio en la Casa del Mar de Santa Cruz de Tenerife, tuvo que desplazarse a los desaparecidos multicines Charlot, por los desprendimientos habidos en la franja costera del cerro de la altura, hasta que en 1989 la Consejería de Agricultura y Pesca del Gobierno de Canarias encargó, al arquitecto José Miguel Márquez Zárate, la construcción de un nuevo edificio en el borde del barranco de el Cercado en San Andrés, inaugurándose en octubre de 1994.

El nuevo edificio está dotado de áreas docentes -aulas, seminarios, biblioteca, planetario, laboratorio y talleres-; áreas administrativas -dirección, secretaría-; área de residencia para 30 alumnos; y áreas de relación -cafetería y jardines interiores-.

La Formación Profesional de Primer Grado la reciben, durante dos cursos, los alumnos que han terminado la EGB; y en ella podrán estudiarse las profesiones de Máquinas, Puente y Cubierta Mercante, Puente y Cubierta de Pesca.

Al Segundo Grado de Formación Profesional, con tres cursos de enseñanza, se accede con la F.P. de primer grado o el BUP, y se estudia Mecánica Naval, Navegación de Cabotaje y Pesca Marítima.

También para adultos se dan cursos de Patrón de Pesca, Patrón de Cabotaje y Mecánico Naval.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario