Moda SOCIEDAD

MODA. María Acuña, una periodista sobre la pasarela. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.-El sol comenzaba su lento y rutinario caminar hacia el ocaso, pero se detuvo un instante para jugar a iluminar el pelo de María. Ella permanecía de pie, mirando al infinito, a través de sus oscuras gafas de sol, sin percatarse de que con solo levantar su mano podía acariciar los tibios rayos que se resistían a irse de su lado.

En su metro ochenta y dos de estatura y con unas medidas que rozan la perfección, 93-62-90, la elegancia de María se fundía a su piel con un pantalón negro y una blusa de temporada con estampados felinos. La suave brisa mecía su larga melena castaña, mientras sus manos no paraban de moverse, algo nerviosas, a la par que abría el corazón a sus sueños.

María Acuña es una joven modelo tinerfeña que a sus 23 años no se resiste a querer comerse el mundo aunque, por el momento, sea a pequeños bocados. Acaba de licenciarse en Periodismo y ya ha hecho prácticas en los servicios informativos de TelevisiónCanaria y Televisión Española. Además, ha comenzado a dar sus primeros pasos en comunicación escrita con el nacimiento de su primer blog ellookdemaria.com, en el cual en sólo un mes ya ha superado las 10.000 visitas. Dos pasiones, el periodismo y la moda que, aunque distantes, confluyen en el interior de esta mujer coqueta pero con la cabeza ‘amueblada’.

La modelo tinerfeña, María Acuña, desfilando.

María Acuña comenzó a los 14 años en el mundo de la moda y desde entonces ha desfilado para Tenerife Moda o diseñadores de la talla de Thierry Mugler

María nació rodeada de moda gracias a la pasión de su madre por el buen vestir y sin apenas darse cuenta este mundo del glamour fue colándose en su vida. Aunque afirma que de pequeña quería ser la ayudante de veterinaria de su hermano mayor, lo cierto es que cuando llegaba del colegio cambiaba su uniforme por los vestidos y tacones que guardaba su madre en el armario y simulaba ser una top model en el pasillo de su casa. Lo que no imaginaba María es que esa primera e improvisada pasarela sería hoy su mayor pasión, ser modelo.

“Empecé a los 14 años en el mundo de la moda, aunque cuando era más pequeña mi madre me apuntó en la agencia de modelos Olé, pero en un principio ni me llamaron. Luego, con el paso de los años, desde esta agencia hicieron una revisión de las niñas que tenían y fue entonces cuando se fijaron en mi y empezaron a llamarme para trabajos en pasarela. Desde entonces siempre cuentan conmigo”, comenta María Acuña.

María posa con un conjunto de pantalón plata y cazadora negra.

No obstante, su formación como modelo ha sido autodidacta y con ella María ha marcado un estilo personal en sus paradas y poses a la hora de subirse a cualquier pasarela. “Nunca he recibido clases. Lo que he aprendido ha sido porque me grababa en video e iba corrigiendo lo que no me gustaba. Así he definido mi estilo que creo es algo que gusta”, añade.

Lo cierto es que en este mundo de sueños y, a veces de pesadillas, María siempre ha contado con un gran apoyo, que no es otro que el de su familia. “A nadie se le escapa que corres riesgos de caer en enfermedades como la anorexia o de tener que ser reconocida, como alguna vez me han propuesto, no por tu profesionalidad sino por liarte con un famoso. Pero esto es algo en que depende del tipo de persona que seas y, en mi caso, no soy así”, matiza.

En Madrid

A pesar de que en la Isla ha desfilado para muchos diseñadores de Tenerife Moda, al igual que para el concurso de Jóvenes Diseñadores o en la pasarela Feboda, María quiso volar más alto y cuando se marchó a estudiar la carrera a Madrid se apuntó en varias agencias de modelos de la capital de España, “pero no tuve mucha suerte. Algo que entiendo porque allí hay millones de niñas y mejores que yo y es más difícil poder triunfar”, explica.

Un obstáculo que no hizo que María desistiera de seguir luchando por lo que realmente le gusta y así a través de contactos y de presentarse a muchos casting ir intentado poco a poco hacerse un hueco en este sector. “Es cierto que he hecho trabajos importantes, pues he desfilado en la pasarela de Burgos, en la de Cádiz o en la de Novias de Madrid, además de para Thierry Mugler o Santiago Bandrés. Ahora mismo acabo de regresar de Ifema, de un desfile de peluquería, y en octubre vuelvo para hacer otro de las grandes firmas de ceremonia. Pero, todo esto lo he hecho por mi cuenta, soy autónoma como modelo, pues aunque gusto a los diseñadores por como desfilo, por otra parte parece que las agencias no confían en mí y me dan ese empujón que necesito. Una situación contradictoria que me ha llevado a sentirme defraudada en un mundo que me apasiona”, destaca la modelo.

La modelo da consejos para vestir en su blog de moda.

Mundo en el que no sólo hay glamour sino también muchos intereses y al que la crisis también ha pasado factura para las modelos españolas. En este sentido, María Acuña señala que “ahora la mayoría de los casting se hacen mediante fotos, por comodidad y por reducir costes, y sólo se fijan en si tienes una cara bonita y en las medidas. En mi caso, sé que no soy guapa de cara sino que llamo la atención por mi altura y mi pelo, pero de nada que ven que me paso en centímetros del canon establecido para las pasarelas ya me descartan. A lo que me pregunto, si entro en la ropa del diseñador por qué no puedo desfilar o al menos darme la oportunidad de verme en movimiento”, cuestiona la modelo.

Medidas

María confiesa que su mayor sacrificio para ser modelo es que le encanta comer, pero “me cuido mucho sobre todo previo a un contrato. Además, como soy tan alta mis huesos son más pesados y por eso no puedo reducir medidas por mucho que lo intente. Por ello no creo que desfile, por ejemplo, en Cibeles, ya que prefieren contratar por poco dinero a suecas o suizas que están en los huesos antes que a las españolas”.

Todo este cúmulo de circunstancias han hecho que esta joven esté algo “quemada” con su profesión, aunque no quiere rendirse aún. “Sé que la vida como modelo es muy corta, aunque aún me quedan unos años, por tanto ahora estoy centrada en aprovechar mi faceta como periodista y especializarme en moda. Por ello me decidí a iniciar un nuevo camino con un blog de moda, para el cual conté con la gran ayuda de Elena Casas, que me lo diseño. A través del blog presento mi ropa y las nuevas tendencias en moda y complementos que me gustan y mi sorpresa ha sido que varias tiendas se han puesto en contacto conmigo para que saque sus artículos. La verdad que estoy muy contenta con el resultado y la aceptación”.

Cabecera del blog de María Acuña.

La modelo, que acaba de terminar la carrera de Periodismo, se decidió hace un mes a publicar su primer blog de moda, el cual supera ya las 10.000 visitas

Asimismo, María no quiere dejar de formarse y va a empezar un curso de Community Manager en breve y en enero prevé irse fuera a estudiar inglés. También tiene en mente realizar un máster especializado en Televisión, pues “realmente es el campo del periodismo que me gusta”, indica.

Igualmente, la modelo asegura que “aunque hay muchas niñas que viven solo de la moda, pues la verdad es que no pagan mal por cada desfile y en mi caso me ha ayudado a costearme parte de mis estudios y de mi piso en Madrid, sí tengo claro que de esto sólo no voy a vivir. Por ello quise estudiar una carrera y tener, al menos, garantizado otro futuro”.

Elegancia

Cuestionada sobre si se plantea otras opciones dentro de la moda, como el diseño, María niega esta posibilidad. “No me veo diseñando ropa, pues más bien soy de aconsejar a otros en estilo”, subraya. Algo que ella domina con su elegancia clásica salpicada con toques muy chic.

María Acuña, durante la entrevista. / Foto: M.Ledesma.

Respecto a sus colores y prendas preferidas a la hora de vestir, añade que “me gustan todos, como los flúor que se llevan ahora mucho, pero no me encasillo en un tono determinado. En cuanto al vestir soy feliz con un vaquero y una camiseta blanca y apuesto por la moda low cost combinada con algún complemento de firma, como bolsos o zapatos”.

La modelo sobre la pasarela.

Lo cierto es que María Acuña mira con optimismo al futuro y aunque la suerte como modelo fuera de Canarias no la haya ungido como esperaba tiene muy claro que no piensa dejar de intentar alcanzar su meta, abrirse camino fuera de las Islas o ser la imagen de alguna firma importante. Su mejor sustento y apoyo, como asegura, es el de su familia y el de su novio, que la ayudan a crecer ante las adversidades. “Seguiré apostando por lo que me gusta, tenga o no suerte. Aunque veo cosas injustas y me duele que nadie haya apostado por mí de verdad, sino que todo se quede en halagos y promesas, no voy a dejar de luchar. Siempre me he visto en este mundo y en el seguiré hasta que pueda”, apunta la modelo.

Lo cierto es que María no quiere que su sueño desde pequeña se esfume sin más y que todo su trabajo y esfuerzo quede en vacío. Desde la inocencia de sus grandes ojos marrones ella sigue mirando al infinito, aunque quizás sin darse cuenta aún de que gran parte de sus sueños ya se han hecho realidad.

 

María Acuña en una divertida imagen,

 

 

 

 

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • ANIMO MARIA, LO IMPORTANTE ES SABER LO QUE QUIERES , NO ABANDONES. UN BESO Y ANIMO