Sin categorizar

El Gobierno exigirá responsabilidades por la caída del techo del intercambiador de guaguas

ACN PRESS.-El Gobierno de Canarias afirma en un comunicado que ha «concluido la investigación de las causas del derrumbe del falso techo del intercambiador de transportes de Santa Cruz de Tenerife y ha abierto el correspondiente procedimiento de exigencia de responsabilidades contractuales a las partes implicadas en el siniestro».

Tanto la investigación como el expediente de responsabilidad «se están gestionando con el rigor, secreto y garantías necesarias para salvaguardar los derechos de las partes implicadas», a efectos de «no perjudicar innecesariamente el prestigio profesional de las partes», hasta que no se concluya el expediente y se establezca la responsabilidad de cada una ellas en el mencionado suceso, hecho que se determinará al final de la instrucción del procedimiento que se acaba de iniciar.

«Esta obligación de no generar sospecha alguna sobre de qué parte es la responsabilidad de lo acontecido hasta que no quede dilucidada definitivamente en el expediente de responsabilidad contractual, es lo que ha llevado a los investigadores a actuar con la mayor discreción en un proceso caracterizado por su minuciosidad, tal y como se refleja en los trabajos realizados», afirma.

Con motivo del incidente, consistente en el derrumbe de la totalidad del falso techo del hall, luminarias, altavoces de megafonía y rejillas de ventilación que se sustentaban en el mismo, por resolución administrativa se iniciaron las diligencias necesarias para la investigación y esclarecimiento de las causas del colapso del falso techo.

Asimismo, se recibieron instrucciones para realizar las gestiones necesarias para la puesta en funcionamiento del inmueble, previas a la reposición del falso techo siniestrado y sus instalaciones, por lo que se inició la elaboración de un presupuesto y memoria para el desescombro y reposición de los elementos siniestrados mínimos exigibles para la puesta en servicio, con carácter provisional.

Tras el precinto del inmueble, con la preceptiva señalización de seguridad, se procedió la inspección del falso techo perimetral (colindante con el siniestrado) y a la reparación de los daños por parte de la empresa instaladora. Se realizó también una inspección e informe de daños de la estructura de la cubierta de malla espacial, a fin de asegurar la estabilidad estructural antes de la reapertura del inmueble.

Una vez realizadas las visitas e inspecciones necesarias para dilucidar las causas del colapso, se procedió al inicio de las tareas de “Desescombro selectivo y reparación de elementos mínimos para la puesta en servicio del Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife”, en cumplimiento de la Orden del consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Domingo Berriel, de encomienda de dichos trabajos.

Respecto al esclarecimiento de las causas que originaron el accidente, durante las tareas de desescombro se recogieron las piezas de manera selectiva para su análisis por el Laboratorio de Obras Públicas.

Asimismo, se encargó para la elaboración de un informe especializado al Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac), como Organización dedicada exclusivamente al Control de Calidad de Proyectos, Materiales y Ejecución de Obras, y a la Realización de Estudios de Patología y Rehabilitación de Construcciones y a la Asistencia Técnica en la Construcción.

Paralelamente, se solicitó un informe para la determinación del origen y extensión de los procesos corrosivos de deterioro de las estructuras metálicas de sujeción del falso techo del Intercambiador a la Universidad de La Laguna.

Se solicitaron informes a todas las partes implicadas en la ejecución del falso techo colapsado.

Con fecha 23/05/2012, se recibieron 4 copias en papel del “Informe sobre el estudio de las causas determinantes del colapso del falso techo del Intercambiador de S/C de Tenerife”, elaborado por el Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac), debidamente firmadas y selladas.

Indicios y pruebas
Durante la recogida de escombros y pruebas materiales, se observaron varias circunstancias susceptibles de ser la causa del colapso. La existencia de varios indicios y las diferentes causas del siniestro apuntadas por cada una de las partes, llevaron a practicar un análisis más exhaustivo de las pruebas a efectos de ir descartando las causas planteadas que no se ajustaban a las pruebas encontradas.

El informe de Intemac incluye los resultados de la inspección, ensayos de laboratorio y comprobaciones de cálculo, señalando como posibles causas más o menos probables del origen del desplome, el comportamiento inadecuado de los clips de acero inoxidable, la ausencia de parcelación o jerarquización necesaria en un sistema de estas proporciones, o el doblado de los alambres y manipulación inadecuada de los clips.

Dentro de la investigación, las piezas metálicas de suspensión fueron remitidas a la ULL, donde se ha procedido a la realización de ensayos metalúrgicos: análisis espectrometritos, resistencia a tracción, caracterización electroquímica, determinación espesor de recubrimiento y caracterización microscópica.

Del informe de la Universidad se ratifica la existencia de pinzas de sujeción de dos materiales distintos, pinzas de acero al carbono F-1120 y pinzas de acero inoxidable de microestructura martensítica, estando estas últimas afectadas por corrosión por agrietamiento bajo tensión en ambientes húmedos y con iones cloruros (ambiente salino).

Por su parte, el Laboratorio de Obras Públicas procedió, una vez concluido el análisis de los restos de falso techo encontrados durante el desescombro así como los recogidos de la estructura espacial, diferenciando materiales y tipo de rotura, ha trasladar dicha información punto a punto a los planos correspondientes.

Dado que cada una de las partes que pueden tener responsabilidad en el siniestro plantea diferentes causas para su origen, se precisó una minuciosa recomposición del sistema del falso techo que han permitido desechar, con las suficientes evidencias, aquellas que no reflejaban la realidad de lo ocurrido

Dichas labores se han realizado con personal propio en los laboratorios de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, siendo una tarea laboriosa, ya que es necesario analizar el contenido de más de 1.600 bolsas con material diverso para intentar conocer la localización, composición, estado, manipulación y tipo de rotura de todos los puntos de suspensión del falso techo.

Una vez emitidos los informes de la Universidad de La Laguna y Laboratorio de Obras Públicas,
en base a la orden de Berriel se ha iniciado el procedimiento de exigencia de responsabilidades contractuales a las partes implicadas en el siniestro.

Dicho expediente se encuentra actualmente en el trámite de vista y audiencia a las partes, donde cada uno de los implicados, en base a los informes y conclusiones alcanzadas, podrán alegar cuantas consideraciones estimen oportunas a efectos de dilucidar las correspondientes responsabilidades.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario