NACIONAL POLÍTICA Sucesos

25-S: Batalla campal en el centro de Madrid

AGENCIAS.-Agentes de los antidisturbios de la Policía Nacional han vuelto a cargar sobre las nueve de la noche contra los manifestantes que desde hace varias horas se concentraban alrededor del Congreso. Los congregados han intentado romper el perímetro de seguridad que protege las Cortes y han lanzado objetos contra los antidisturbios, lo que ha provocado una batalla campal en varias calles del centro de Madrid.

Minutos antes de las nueve de la noche, los agentes han vuelto a cargar en la zona de Neptuno, utilizando pelotas de gomas, después de que un grupo de manifestantes lanzara objetos a los agentes e intentara saltar las vallas. La Delegación del Gobierno en Madrid había fijado las nueve de la noche como la hora límite para manifestarse en los aledaños al Congresos.

En los enfrentamientos, un agente llegó a caer al suelo después de ser zarandeado y recibir varias partidas por parte de los congregados. Además, al menos otro ha resultado herido al impactar contra él una lata de cerveza llena.

Igualmente, un periodista de ‘Televisa’ ha recibido también el impacto de una pila, aunque su estado no reviste gravedad. Tras esta nueva carga, parte de los congregados se han comenzado a dispersar por las calles aledañas.

La plaza de Cánovas del Castillo ha quedado prácticamente despejada minutos antes de las 21.30 horas, después de que los agentes de la Policía se agruparan para cargar contra una minoría de manifestantes que estaban sentados. A esa hora, continuaban en el lugar un centenar de manifestantes, todos sentados y cercados por la Policía.

No obstante, los enfrentamientos, incluyendo cargas y lanzamientos de pelotas de goma, se reproducían en zonas cercanas a la plaza de Cánovas del Castillo como la explanada de acceso al Museo del Prado. También han sido numerosos los lanzamientos de petardos y de bengalas por parte de un sector de los congregados siguiendo la convocatoria de ‘Rodea el Congreso’

En la huida, muchos de los ‘indignados’ con la clase política optaron por meterse en establecimientos comerciales de la zona cercana a Neptuno. Muchos de estos comercios cerraron sus puertas con numerosa gente dentro, a la espera de que se rebajara la tensión.

Detenidos

Veintidós personas han sido detenidas y 14 han resultado heridas en el transcurso de la manifestación convocada este martes y que llama a rodear el Congreso. Esta iniciativa ha reunido, según datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno en Madrid, a unas 6.000 personas en los alrededores de la Cámara Baja.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y la Delegación del Gobierno han indicado a Europa Press que desde que comenzó el dispositivo policial hasta las 21.30 horas el número de detenidos ascendía a veintidós personas. La mayoría de los arrestados han sido detenidos tras las sucesivas cargas de los agentes antidisturbios en la zona de Neptuno contra los manifestantes, que se han acentuado a partir de las nueve de la noche.

Previamente, otra persona fue detenida por tratar de saltar las vallas que rodean el Congreso y otra más, un vecino de la zona, fue arrestado sobre las 16.30 horas por un delito de desobediencia a la autoridad al negarse a acatar las instrucciones que le daban los policías.

Asimismo, en el marco de esta acción de protesta por la situación política otras 14 personas habían precisado asistencia médica por parte de los sanitarios del Samur Protección Civil hasta las 21.45 horas. De ellos, dos eran agentes de la Policía Nacional.

Del total de atendidos, cinco personas han precisado ser trasladados a centros hospitalarios al precisar puntos de sutura o requerir de pruebas médicas como radiografías.

Todos ellos presentan heridas de carácter leve excepto un manifestante que tenía diagnosticada una patología cervical previa y que, debido a una caída o golpe, ha sufrido una posible lesión medular.

 

Gobierno

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha referido a las manifestaciones que se celebran en los alrededores del Congreso subrayando que hay que escuchar a la calle cuando no hay violencia, pero ha apuntado que también hay que atender a las urnas, cuyo resultado se refleja en el Parlamento.

A su llegada al Congreso, ha explicado que esta tarde ha estado cumpliendo con las obligaciones del Gobierno reuniendo a la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios ante la cercanía de la presentación de los Presupuestos para 2013, y que ahora acudía al Pleno para atender su obligación como diputada en representación de los que la votaron en las urnas.

«Es decir, normalidad democrática en el Gobierno y en el Congreso», ha resumido la ‘número dos’ del Ejecutivo, antes de apuntar que «siempre hay que escuchar a la calle», pero, desde luego, hay que atender a «lo que deciden las urnas» acudiendo a votar a la Cámara Baja.

«Hay que atender a la calle cuando uno se manifiesta pacíficamente y donde debe hacerlo, y cuando se hace violentamente y ante la representación de la sede de la voz de todos los españoles, estamos hablando de otra cosa», ha concluido.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario