FIRMAS

La vigilancia en las instalaciones portuarias. Por José Manuel Ledesma

Las funciones de vigilancia, seguridad y policía, dentro de las instalaciones portuarias, la llevan los cuerpos de Guardamuelles, Guardia Civil y Policía de Frontera.

Guardamuelles
La aparición en 1506 del impuesto decano -el Haber de Peso- para los diferentes productos de exportación e importación y con el fin de que no pudieran evadir su pago aquellas naves que buscaban la seguridad del desembarcadero de Santa Cruz, hizo que se nombrara a Francisco Malpica para el cargo de Guarda del Puerto, el cual tuvo más atribuciones que sus antecesores: Fernando Díaz y Juan de Ubeda.

Entre sus obligaciones estaban las de impedir el embarque de cereales, sin la oportuna licencia firmada; vigilar la existencia de pesas para el pan; que no se vendiera vino sin estar de acuerdo con lo dispuesto por el Cabildo; y, con el fin de evitar que entraran personas procedentes de lugares afectados con epidemias, que ningún pasajero desembarque sin que antes lo autorice la Justicia y Regimiento. A partir de 1550, se le encomienda también inspeccionar los barcos que entraban o salían, solicitar los certificados de sanidad, velar para que no se sacase trigo y asistir al amarre de las mercancías.

En el siglo XVII, todos los cuerpos de inspección de Santa Cruz, con su ejército de alguaciles, aplicados en la vigilancia y policía del tráfico americano se instalaron en el muelle; entre ellos, el Juez de Indias o de registro, el de la Inquisición, el de contrabando y el de arribada.

En el siglo XVIII, los comandantes generales velaron por la creación y el mantenimiento de una policía del puerto, representada por un destacamento de militares con un cuerpo de guardia, situado a la entrada del muelle, justo al lado de la batería de Santo Domingo.
Cuando por Real Orden (1869) se organizó al personal específico destinado a la explotación portuaria, se crea el cuerpo de celadores guardamuelles o policía del puerto; este colectivo constituye hoy el mayor grupo de personal homogéneo integrado en la Autoridad Portuaria y tiene como funciones: la policía, conservación y vigilancia de los muelles, obras y servicios, así como la custodia de la mercancía y efectos depositados en los mismos.

Su reglamentación y funciones sufre múltiples variaciones hasta que se perfecciona (1953) en los Estatutos Reglamentarios del Personal Administrativo del Puerto, en el que aparecen como personal, meramente auxiliar, investido de la condición de Agente de la Autoridad. En 1976 serían introducidas las especialidades de Cabo, Subcabos y Guardamuelles.

Este colectivo es el encargado del control y vigilancia de personas y vehículos, de supervisar la entrada-salida de las mercancías y la superficie que ocupan sobre el muelle o bajo tinglado, y de la apertura, cierre y custodia de los edificios públicos.

 

Recibiendo el premio Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana 2006.

Guardia Civil

La Guardia Civil es la encargada del análisis y la investigación fiscal, encaminada a evitar el fraude y el contrabando.
El control de personas, embarcaciones de todo tipo (Cruceros, Ferry, Fast Ferry), y vehículos, tanto españoles como extranjeros (tránsito, excursiones, etc…), así como la busca y localización de embarcaciones substraídas.

Dado el gran número de puertos deportivos existentes en la Isla, también actúa como policía aérea de frontera, recibiendo el apoyo de helicópteros en la vigilancia y control de actividades delictivas de yates y otro tipo de embarcaciones.

Policía de Frontera

El Puerto de Tenerife es frontera exterior o internacional del espacio comunitario, lo que obliga a reforzar los controles de acceso y salida de ciudadanos y objetos de terceros países no pertenecientes a los convenios europeos.

La Policía de Frontera, dependiente de la Dirección General de Seguridad, ubicada en la Estación Marítima, está dotada de los medios informáticos más modernos, lo que le permite mayor agilidad, control y cuotas de seguridad en los servicios policiales del puerto.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario