DEPORTES FIRMAS Fútbol SOCIEDAD

HISTORIA VIVA DEL CD TENERIFE. Álvaro Hernández Castro. Por Valerio Felipe

Hay en torno a Álvaro una expresión de gratitud por lo que,  con toda probabilidad,  la vida le haya dado. No obstante para conseguir que la vida de un hombre como éste sea tan plena, tiene que haber un trabajo previo y una dedicación digna del montañero más esforzado. Junto a él,  nos recibe su esposa Laura, con la que lleva 51 años de feliz matrimonio. Laura es como una hormiguita recolectora que ha dedicado una parte de su vida a recortar, archivar y administrar todas las publicaciones y trofeos que hacían referencia a su marido; que no son pocas.

Charlando con Álvaro Hernández Castro, uno reconquista una nueva sencillez; que hace que las distancias se acorten de forma considerable.

Álvaro Hernández, junto a su esposa Laura

Con este reportaje que hoy da comienzo pretendo acercarle hacia el aspecto humano,  refiriéndome a su actual forma de vida, de los diferentes miembros vivos del Club Deportivo Tenerife; equipo que consiguió el primer ascenso a Primera División en el año 1961.

Creo que es hora de rendir un sencillo homenaje a aquellos heroicos futbolistas (fruto de la cantera en su mayor parte) y a un técnico singular por el que profesan un gran cariño y respeto.

En el apartado futbolístico destacar que Álvaro es el perfecto ejemplo de un producto de la cantera que tantos nombres aporto al fútbol chicharrero.

Comenzó de interior y su versatilidad y el buen ojo de Heriberto Herrera, su entrenador, le reciclaron al lateral izquierdo, donde destaco de forma importante en la década de los 60, jugando un total de 305 partidos. Como lateral poseía una gran anticipación, velocidad y sentido del juego colectivo. En su etapa de jugador, pasa una temporada cedido en tierras peninsulares a la Balompédica Linense. Al final de su carrera marcha a Portugal, donde acabaría jugando en el Nacional de Madeira,  en la demarcación de libre.

Aprovechando el tiempo libre que le permite su jubilación, Álvaro realiza un proyecto integral y multidisciplinar para formar una escuela de fútbol en el municipio Arafo. En el año 2003 presenta su proyecto al ayuntamiento y al colegio Andrés Orozco, con la finalidad de llevar aparejada la formación académica y deportiva. Tras un tiempo de gestiones y trabajo de acondicionamiento, comienza la singladura de la escuela de fútbol, que la integran aproximadamente 300 niños de cuatro años en adelante.

Con la experiencia adquirida en su etapa futbolística, redacta los métodos de trabajo propios de un equipo profesional con una completa normativa de uso, disfrute y régimen interno. Así mismo, consigue integrar a los padres en la formación de los niños y trabajan de forma conjunta en la escuela. En esta institución nuestro protagonista ha realizado todas las funciones posibles, desde presidente a entrenador. Sin duda, el pueblo de Arafo tiene sin duda una deuda de gratitud para su hijo adoptivo Álvaro Hernández Castro.

Aspectos como éste, que nos acercan al óptimo aprovechamiento de su vida personal, creo que tienen que ser un ejemplo a seguir por otros profesionales que no saben qué hacer con su vida, una vez se apagan los focos del éxito.

Junto al matrimonio, también me reciben en su casa del municipio de Arafo su hijo Álvaro y su nieto Oliver; a los que Álvaro Hernández trasladó su amor por el balompié. En su domicilio, dedica una especial atención a una habitación de trofeos y homenajes convenientemente colocados en estanterías y paredes. Sin lugar a dudas se respira un gran ambiente futbolero que acaba por sumergirnos en la historia escrita con letras mayúsculas de aquel Club Deportivo Tenerife.

La mera contemplación de la vida de nuestro anfitrión nos agudiza el ingenio y nos lleva irremediablemente al agradecimiento por su generosidad y sencillez.

En la actualidad, Álvaro dedica sus horas al dibujo y a la pintura, a los cuales se acerca de forma autodidacta, consiguiendo a mi juicio unos magníficos resultados. Sus paisajes nos descubren un amor por la naturaleza y por la obra del hombre isleño, que reflejan sus minuciosos trazos. Me enseña unas láminas dibujadas a lápiz que guarda con esmero Laura, en la que destacan diferentes obras marineras junto a la hermosa figura del padre Teide, por el cual siente una especial predilección.

A lo largo de la velada, te vas sintiendo cada vez más próximo al matrimonio, ya que en todo momento te muestran su afecto de forma completamente desinteresada. Nos gustaría disponer de largas horas de reloj que nos permitieran compartir vivencias y momentos entrañables que nuestro personaje ha tenido ocasión de vivir.

A modo de ejemplo, Álvaro nos desgrana algunas anécdotas de su vida como jugador que tienen como protagonistas a sus compañeros y técnicos, con los que vivió sin lugar a dudas unos grandes años.

Nos recuerda “como en una ocasión, tras haber tenido un pequeño accidente con mi coche, el entrenador [Heriberto Herrera] entra en mi habitación y me pide las llaves del coche, sin explicarme para que las quería. Bajó al aparcamiento y me cambió una rueda que se había desinchado en el accidente“. Con esta acción inusual el técnico le mostró que un jugador antes de un partido no debía tener motivo alguno que pudiera estresarle, así como tener el mejor descanso posible para su rendimiento en el campo de juego.

En otra ocasión nos refiere como de nuevo su técnico les pilló en la Plaza del Príncipe, tomando un “refresco”. Para saber si estaban bebiendo algo indebido, se dirigió a la barra sin que le vieran los jugadores e instó al camarero a que le sirviera lo mismo que uno de los jugadores, del cual tenía sospechas. El camarero le sirvió ginebra con agua y de esta forma descubrió qué tomaba su jugador.

Son muchas las anécdotas que Álvaro nos cuenta, pero desgraciadamente la de espacio no nos permite dar cabida a todas.

En estos momentos el matrimonio está recabando información con el objetivo de escribir un libro que narre la vida como deportista de Álvaro. Hay que destacar que en la actualidad tiene 75 años y una vida por delante que -me da la sensación- sabrá llenar con mil y un proyectos que convergen en su cabeza.

Gracias amigo, conseguirás cada uno de tus objetivos.

 

8 Comments

Click here to post a comment

  • Que gente mas maja la de aquellos años marav illosos. Todo era mas sano y mas bonito. Tenemos que enseñar a los niños de hoy día lo que fue aquello.

  • Valerio, muchísimas gracias por el reportaje que le han hecho a mi padre “Alvaro Hernández Castro” y por las palabras tan bonitas que les has dedidaco a mis padres. Saludos. Guacimara Hernández Peña

  • MARAVILLOSO EJEMPLO DE DEPORTISTA Y MEJOR PERSONA. ASI ES, DON ALVARO HERNANDEZ CASTRO. ESPERO QUE SIGA USTED APORTANDO DE SU SANA COSECHA A ESTA ISLA.- Y… DICHO SEA DE PASO QUE EL CLUB DEPORTIVO TENERIFE VALORE MAS SU CANTERA, QUE LA TIENE.-

  • Yo conozco a este maravilloso lateral y ha hecho una muy buena labor por el futbol base. Se merece todo el cariño del pueblo chicharrero.

    Aupa Tenerife

  • EL C.D.Tenerife no es solo Javier Perez.Si eres aficionado del Tete,informate de la historia del club y de sus jugadores mas emblematicos.El Tenerife es fundado en 1.922 y no en la epoca de Javier Perez.
    asi nos va.

  • Estoy de acuerdo totalmente con lo que aclara Alvaro. El Tenerife es una larga historia en donde hubo epocas gloriosas y se trabajaba con la cantera