ECONOMÍA E INDUSTRIA SOCIEDAD

La boda del hijo de Gallardón se convierte en un centro de protestas de afectados por las preferentes

AGENCIAS.-El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asistido esta tarde en Santiago de Compostela al enlace del abogado Alberto Ruiz-Gallardón Utrera -hijo mayor del ministro de Justicia-, con María Teresa Touriñán Morandeira, registradora de la propiedad en Vilalba (Lugo).

El padre del novio, Alberto Ruíz Gallardón ha sido uno de los primeros en llegar, sobre las 17.00 horas de esta tarde, hasta el lugar de la celebración, a la que también han asistido el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el empresario Fernando Fernández Tapias o la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

La ceremonia ha durado alrededor de hora y media. Pasadas las 19.00 horas los novios, que posaron con los presidentes gallego y autonómico, y los invitados abandonaban el templo camino al Pazo de Cores, situado en Negreira, para celebrar el banquete nupcial.

No obstante, la celebración no ha estado exenta de polémica, ya que una decena de personas afectadas por el producto de las preferentes ha sido identificada por la Policía tras acercarse con sus camisetas reivindicativas hasta la Colexiata do Sar, ante la iglesia donde se ha celebrado la ceremonia del hijo del ministro. Los manifestantes ya habían protagonizado este sábado una manifestación durante la mañana, en la cual portavoces habían invitado a acudir al lugar de la boda para hacer visible sus demandas.

Los manifestantes, con sus camisetas, gritaron consignas de «Rajoy expoliador, preferentes solución», así como también «Feijóo expoliador, preferentes solución»; u otros como ‘Feijóo, mentiroso/tramposo, devólvenos o noso –Feijóo mentiroso/tramposo, devuélvenos lo nuestro–‘. Precisamente, ambos dirigentes, el presidente del Gobierno central y el jefe del Ejecutivo autonómico, respectivamente, se encuentran entre los asistentes a la ceremonia.

Alrededor de la Colexiata de Sar se desplegó desde primera hora de la tarde un fuerte dispositivo policial, que no dejó acercarse a menos de 50 metros de los aledaños del templo a los manifestantes que llevaban camisetas identificativas de las preferentes.

Así, sobre las 17.30 horas, coincidiendo con la hora prevista para la ceremonia, algunos manifestantes fueron retenidos e identificados a la altura del puente por agentes de la Policía Nacional.

Retenidos

Al otro lado del acceso al templo, otro grupo de manifestantes también fue identificado y retenido. Ambos permanecieron custodiados por las fuerzas del orden hasta que los invitados abandonaron el barrio de Sar camino a Negreira, donde se celebra el banquete de la boda.

Con todo, las personas que no llevaban camisetas de las preferentes sí pudieron pasar el cordón policial. Algunas de ellas también aguardaron la salida de los invitados, mientras proferían cánticos a favor de una solución al problema de las participaciones financieras.

El amplio dispositivo policial, de cerca de una treintena de policías nacionales a los que se sumaron agentes de paisano, policías locales y personal de seguridad de la Moncloa, custodió los accesos al templo, pese a que no era necesaria acreditación para acceder al complejo donde se celebró la misa. De hecho, personas no vinculadas con la ceremonia pudieron asistir al enlace a las puertas de la colegiata.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario