Sin categorizar

El SAT abandona la ‘toma’ del Palacio de Córdoba y el Gobierno avisa de que no permitirá «nuevos atentados»

AGENCIAS.- Los cerca de 500 asistentes, según la organización, y 300, según fuentes oficiales, a la segunda etapa de la marcha obrera organizada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), han abandonado por su propio pie pasadas las 8,00 horas de este miércoles el Palacio de Moratalla, en Hornachuelos (Córdoba); mientras que el propietario de las instalaciones ha denunciado la ocupación viendo la demora y los usos que le estaban dando al recinto, habilitado como hotel, pero aun no puesto en marcha.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la marcha, quienes han precisado que los ocupantes han pasado la noche sin que se registrara ningún incidente y a primera hora de la mañana han abandonado el Palacio, camino de la localidad cordobesa de Posadas, a donde llegan a media mañana de este miércoles y está previsto que permanezcan hasta por la tarde, para luego salir hacia Almodóvar del Río, donde harán noche.

Por su parte, el propietario de las instalaciones, aunque en un principio no iba a denunciar, a última hora de la tarde de este martes denunció la ocupación, teniendo en cuenta el uso que le daban los ocupantes al recinto, principalmente en la piscina y los jardines. Así, a primera hora de la mañana ha llegado la orden de desalojo, pero no ha sido necesaria aplicarla porque los miembros de la marcha del SAT han salido por su propio pie del Palacio de Moratalla.

De este modo, se pospone la llegada a la capital cordobesa a este jueves, pese a que en un principio estaba programado para este miércoles. Esta supone la segunda etapa de la marcha obrera del SAT, tras su paso por la provincia de Jaén, y que está previsto que recorra toda Andalucía, con acciones reivindicativas.

Desde el SAT, aseguran que quieren «unir las luchas del campo y de la ciudad» mediante esta marcha, que concluye con una concentración «contra la represión sindical y la criminalización que se sufre por parte del Gobierno», al tiempo que reivindican «no pagar la deuda, dado que la mayor deuda existente es privada, de los bancos en su mayoría, y los distintos gobiernos del PSOE y del PP y el andaluz y español, plegados al capitalismo, están socializando las pérdidas privadas a través de recortes».

Asimismo, reclaman «la derogación de todos los recortes, la prohibición de los desahucios y los despidos, el reparto de la riqueza y del trabajo, o la elevación del salario mínimo a mil euros», entre otras reivindicaciones.

Advertencia del Gobierno

Por su parte, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha lanzado este miércoles un mensaje de firmeza frente a la «campaña de amenazas, ocupaciones y asaltos» a la propiedad privada emprendida por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), asegurando que el Gobierno «no va a permitir nuevos atentados contra el estado de derecho» y advirtiendo que «no habrá impunidad para quienes promuevan y protagonicen actos delictivos».

«El Gobierno protegerá los derechos de los ciudadanos y hará respetar la ley, utilizando todos los medios a su alcance para impedir los desórdenes públicos y los atropellos a la legislación vigente, con la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», ha señalado Crespo en una nota.

Asimismo, ha señalado que va a defender con «contundencia» los derechos de los ciudadanos, de los trabajadores y de las empresas, en el marco del estado democrático y de la Constitución y ha hecho hincapié en que es «intolerable que un colectivo sindical, y menos aún integrantes de un grupo parlamentario que han prometido lealtad a la Constitución, atenten contra las normas más elementales en las que se sustenta nuestra democracia».

 

Imagen: Reuters/ Jon Nazca