Ciencia Medio Ambiente SOCIEDAD

Mejora la salud de los océanos del mundo

AGENCIAS.-Un grupo internacional de más de 30 investigadores ha ofrecido una puntuación a cada nación costera, en su contribución a la salud de los océanos del mundo, señalando la provisión de alimentos, el turismo, y la recreación, como las principales preocupaciones. El análisis, publicado en la revista ‘Nature’, anotó cada nación en una escala de 0 a 100, en 10 categorías diferentes, tales como el agua potable, la biodiversidad, la provisión de alimentos, el almacenamiento de carbono, la protección de la costa y las economías costeras.

«Cuando llegamos a la conclusión de que la salud mundial de los océanos es de 60, en una escala de 100, nos dimos cuenta de que algunas políticas de conservación funcionan», afirma Karen McLeod, ecóloga en la Universidad Estatal de Oregón, y coautora del estudio. La investigadora añade que, «aun existe un amplio margen de mejora, y las acciones estratégicas pueden marcar la diferencia, ofreciéndonos un punto de referencia para evaluar el progreso, con el tiempo».

Las puntuaciones variaron entre 36 y 86, siendo la calificación más alta para la Isla Jarvis, un atolón de coral deshabitado en el sur del Océano Pacífico. Muchos países de África Occidental, Oriente Medio, y América Central, obtuvieron malas puntuaciones; mientras que las mayores puntuaciones fueron para el norte de Europa, Canadá, Australia y Japón.

Las actividades humanas, tales como la sobrepesca y la contaminación costera, han alterado los ecosistemas marinos, y erosionado su capacidad de proporcionar beneficios, señalan los investigadores en su informe.

Calificaciones

Del estudio se determina, entre otras conclusiones, que los países desarrollados, en general, lograron mejores resultados que los países en desarrollo, debido a las mejores economías y la regulación. Además, sólo el 5 por ciento de los países obtuvieron calificaciones más altas de 70, y el 32 por ciento estaba por debajo de 50.

Por otra parte, la provisión mundial de alimentos está muy por debajo de su potencial, y podría ser mejorada si la pesca fuera más ambientalmente sustentable, y la acuicultura más sostenible.

Del mismo modo, el trabajo indica que la restauración de los manglares, las marismas, los arrecifes de coral, y las praderas de pastos marinos, podrían mejorar significativamente la salud de los océanos, abordando múltiples objetivos al mismo tiempo.

Los investigadores -entre los que se incluyen expertos de la Universidad de California, en Santa Bárbara, la Union of Concerned Scientists, y la Comisión de EE.UU. sobre la política del océano-  destacan que esperan que este análisis ayude a regular las políticas públicas, y de gestión.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario