FIRMAS Juan Velarde

‘Jaque’ Pastor y pierde TVE. Por Juan Velarde

¿Yerran los nuevos rectores de Televisión Española prescindiendo de un referente como Ana Pastor? Efectivamente, el clan de los Echenique, Somoano y cía se equivocan de extremo a extremo al proponer una mísera propina a la hasta ahora presentadora de Los Desayunos a sabiendas, claro está, de que no iba a aceptar semejante insulto a la inteligencia y a la profesionalidad. Y es que, gustos aparte, la señora Pastor imprimía un sello de calidad y era una fuente de obligada referencia para tomarle el pulso a la actualidad de España a primera hora de la mañana. Luego, se podría estar o no de acuerdo con su manera de enfocar las entrevistas, pero Pastor es un valor (bueno, lo era) dentro de la cadena que ahora se desprende de ella y la despide con un miserable ‘gracias por los servicios prestados’.

20120804170213-anapastordesaytve-420x210.jpg

Lo que resulta paradigmático con todos estos relevos que se están produciendo es que nos prometieron una TVE despolitizada, sin parcialidades, sin inclinaciones hacia la derecha o la izquierda, pero nada más lejos de la realidad. Es verse con el mando en la mano y cual juguete adictivo, los mandatarios de turno, sean de uno o de otro partido, acaban colocando a los suyos porque son demasiados los favores a devolver y muy pocos los puestos que ya van quedando. Es decir, como la Corporación de RTVE no la pagan ellos, los políticos, sino los ciudadanos, se dedican a perder el tiempo con el absurdo juego de las sillas a ver a quién le dan la patada en salva sea la parte para que se quede fuera de onda o de frecuencia.

Ana Pastor, como ya sucede con Ana Blanco, es de esos rostros que la audiencia identifica perfectamente, que asocian a una cadena determinada y los sesgos y las filias y fobias políticas deberían de quedar a un lado. Hay una anécdota que cuenta el propio Alfredo Urdaci cuando en 2004 gana las elecciones Zapatero y como el PSOE tenía entre su lista de periodistas que quería fuera de Torrespaña a la señora Blanco. Pues bien, después de meditarlo mucho, se decidió que esa presentadora era más valiosa siguiendo en su puesto que buscar a un relevo más afín al ideario de los nuevos gobernantes. Pero, por desgracia, no es el ejemplo a seguir.

Ahora, en otra de estas grandes decisiones de quienes no saben gestionar la cosa pública, a RTVE le tocará aflojar un pastón a la señora Pastor y ésta, consecuentemente, acabará desarrollando su labor en otro medio. Ofertas, créanme, no le van a faltar. De lo que estoy convencido es que no se irá de jefa de prensa de ningún promotor inmobiliario…para más ‘Seseñas’.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario