Sin categorizar

Desarticuladas dos organizaciones de narcotraficantes y detenidas 69 personas en Canarias

ACN PRESS.-Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 47 personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria con la colaboración de la Policía de Bélgica y el Departamento de Seguridad Nacional de los EE UU. La denominada ‘operación Trébol’ posibiltió además la intervención de 10 kilos de cocaína, nueve de heroína, sustancia para el corte y 18.000 euros en efectivo. Los detenidos, junto con los atestados policiales correspondientes, han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quién decretó el ingreso en prisión para 43 de los 47 detenidos.

Pero además, agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a otras 22 personas, miembros de una organización dedicada a la introducción y distribución de cocaína en Canarias en la denominada ‘operación Nando’.

La investigación comenzó en noviembre de 2010 a raíz de una tentativa de homicidio con arma blanca sufrida por un hombre de procedencia ghanesa, en lo que parecía un ajuste de cuentas entre delincuentes.

Desde entonces, se fue oportunamente recopilando pruebas y procediendo a las detenciones, desentrañando un entramado delictivo con vínculos internacionales compuesto, principalmente, por nacionales de Nigeria junto con personas procedentes de República Dominicana y Cuba para la introducción en la isla de heroína y cocaína. Para ello, utilizaban “correos humanos” distribuyendo luego la droga en el mercado a través de traficantes locales.

La operación se fue desarrollando en base a distintas operaciones policiales diferenciadas, pero que se iban relacionando a medida que se identificaban grupos de traficantes que actuaban de manera organizada y cohesionada de tal forma que, una vez finalizada la operación, se han identificado y desarticulado tres ramas y establecido otras tantas operaciones policiales:

— Rama Nigeriana: Operación SAINT
— Rama Africana: Operación TAINO
— Rama Dominicana: Operación SUSU

Se pudo verificar que todo este entramado actuaba cohesionado en lo referente a la distribución de las sustancias de tal suerte que los detenidos de origen nigeriano y africano mantenían una línea de distribución de heroína y los dominicanos de cocaína llegando, en ocasiones, a intercambiar sustancias entre sí en función de la demanda del mercado.

Rama nigeriana

En una primera fase la investigación se centró en un Grupo Organizado de nigerianos asentados en Las Palmas de Gran Canaria y Alcalá de Henares (Madrid), los cuales suministraban, desde dicha localidad y procedente de Holanda, heroína al grupo afincado en Las Palmas de Gran Canaria.

En marzo, se interceptó procedente de Madrid la llegada de un “correo humano” portando 2.800 gramos de heroína, 560 gramos de cocaína y 1.800 euros en efectivo.

Los funcionarios de la Comisaría de Alcalá de Henares detuvieron, en el mes de abril, a 6 personas de origen nigeriano responsables de los envíos de droga a las Islas Canarias desde la Península, incautándose de más de un kilogramo de cocaína, 110 gramos de heroína y 6.000 euros, así como más de 12 kilos de sustancia para “cortar” la droga.

Posteriormente, en la Operación “Taino” se identificaron y detuvieron al resto de nigerianos de este grupo, compuesto por tres varones y dos mujeres una de las cuales hacia de correo humano y era de origen rumano; tras un registro se les incauta 260 gramos de heroína, 530 gramos de cocaína y más de 8.000 euros.

Rama africana

Consistió en la investigación de una segunda línea de suministro de heroína relacionada con otro grupo compuesto principalmente por ciudadanos de Guinea Conakry y Nigeria. Esta organización estaba encabezada por un ciudadano guineano muy vinculado con determinados sectores de la comunidad dominicana, quien se manifestó como uno de los más activos importadores de heroína del archipiélago, dado los contactos que mantiene en Tenerife.

Este individuo realizaba frecuentes viajes a Bélgica utilizando gente de su entorno o bien, ciudadanos del Este de Europa para transportar la droga, viajando en líneas aéreas de bajo coste y aeropuertos secundarios. Así, se pudo verificar que la principal vía de entrada de esta heroína era Bélgica.

En el transcurso de la investigación se detectó una serie de coincidencias en las investigaciones llevadas a cabo por parte de la Udyco de Las Palmas y la Policía de Bélgica, era en este país donde estaba asentada la parte dirigente de la organización y cuyos miembros, de forma muy activa, distribuían cocaína y heroína, tanto al Archipiélago Canario como a Suiza e Italia, estando integrado este grupo exclusivamente por ciudadanos de Guinea-Conakry.

Rama dominicana

Paralelamente al desarrollo de las operaciones mencionadas, se detecta la conexión existente entre los grupos africanos y un grupo de traficantes de origen dominicano establecido en la Isla de Gran Canaria. Así, se constata el hecho de que los detenidos dominicanos son proveedores de cocaína procedente de la República Dominicana junto con los africanos. Igualmente, facilitaban a los nigerianos mujeres con documentación en regla para que hagan de “correos”; circunstancialmente los dominicanos recibían heroína por parte de los nigerianos para distribuirla en sus circuitos.

Durante la fase de investigación conjunta con la Policía de Bélgica se logró la detención e identificación del principal responsable de la organización, natural de Guinea Conakry apodado “Legró” quien, desde Bruselas, dirigía y coordinaba todos los envíos. Sobre el mismo pesaba igualmente una Orden Europea de Detención, por hechos similares a los descritos, en otra operación llevada a cabo en el año 2008 en Tenerife.

Junto con él se detuvo en Bélgica a otras siete personas, todas de nacionalidad Guineana. Por las Autoridades del país Flamenco se imputa a la Organización el contrabando de más de 200 kilogramos de heroína y 50 kilogramos de cocaína por toda Europa, siendo el Archipiélago Canario uno de los puntos importantes de distribución.

Operación Nando

La investigación comenzó en junio de 2010 cuando los policías de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas tuvieron constancia de que había una banda organizada que estaba introduciendo sustancia estupefaciente en las islas.

Esta actuación policial se ha llevado a cabo en cinco fases diferenciadas y, como resultado de las mismas, se han detenido a 22 personas.

Así mismo, en colaboración con la Policía italiana, se realizó una operación policial que dio como resultado la detención de uno de los principales responsables del grupo en el Norte de Italia, así como la incautación de 540.000 euros en efectivo.

La primera fase tuvo lugar en diciembre de 2010 en el aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos; los funcionarios policiales detuvieron a 5 personas que se dedicaban a introducir sustancia estupefaciente por vía aérea desde Venezuela, utilizando, para ello, siempre el mismo procedimiento, el denominado “doble printer” que consiste en adjudicar a otro pasajero un equipaje como facturado, sin que este tenga conocimiento del mismo, para que posteriormente un miembro de la organización lo recogiera en el aeropuerto canario.

La segunda fase tuvo lugar en octubre de 2011, cuando los agentes intervinieron 534 gramos de cocaína con ocasión de un registro domiciliario practicado en Madrid. Durante esta fase, los policías comprobaron que los tres detenidos utilizaban dicho domicilio para ir almacenando la droga en el interior de una caja fuerte, con el fin de enviarla posteriormente hasta Gran Canaria mediante terceras personas, que hacían las funciones de “correos humanos”.

La tercera fase tuvo lugar en enero de 2012; los funcionarios policiales detuvieron a dos “correos humanos” que pretendían introducir la droga, vía aérea, desde la Península hasta las Islas Canarias. En esta fase se intervinieron 600 gramos de cocaína.

La cuarta fase se llevó a cabo en abril de 2012 en Madrid. Los funcionarios policiales incautaron más de 600 gramos de cocaína oculta en el interior de envases de suplementos deportivos. El procedimiento utilizado en esta ocasión era camuflar la droga en botes de este producto para posteriormente enviarlos, a través de una empresa de Sevilla, vía marítima, hasta Gran Canaria. En esta etapa se llevaron a cabo cuatro detenciones, una en Madrid y tres en Tenerife.

Con la culminación de la quinta y última fase en la isla de La Graciosa, los investigadores se incautaron de 18 fardos, con un total de 400 kilogramos de cocaína ocultos en un depósito subterráneo utilizado como almacén.

En esta ocasión, la organización introducía la droga por vía marítima en esta isla, donde la depositaba y almacenaba del modo descrito, para posteriormente distribuirla a lo largo de todo el Archipiélago Canario. En esta fase se llevo a cabo la detención de ocho personas.

Tras finalizar la operación, los funcionarios policiales, con la preceptiva Autorización Judicial procedieron a realizar seis registros domiciliarios, tanto en la Península como en Canarias, donde se intervinieron 430 kilogramos de cocaína, un vehículo, más de 540.000 euros, dos ordenadores portátiles, 45 teléfonos móviles, 2 básculas de precisión y documentos varios pendientes de ser analizados.

Los detenidos, junto con los atestados policiales fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quién decretó su ingreso en prisión.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario