Sin categorizar

El presidente de Andalucía llevará al Constitucional el acuerdo del Consejo de Política Fiscal

Quiero compartirlo en redes

AGENCIAS.- El presidente andaluz, José Antonio Griñán, anuncia que la Junta autorizará “todos los recursos por vía contencioso-administrativa y constitucional” contra los acuerdos adoptados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). En su opinión, el aumento del límite de endeudamiento para Andalucía supone un “ataque frontal” a esta comunidad que “supone romper la igualdad de todos los españoles vivan donde vivan” fruto de un “trato discriminatorio” que, de hacerse efectivo, “supondría un golpe durísimo a la educación y sanidad públicas de los andaluces”.

Griñán ha hecho este requerimiento en rueda de prensa en el Palacio de San Telmo un día después de que la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, abandonase la reunión del CPFF como muestra de su “desacuerdo” por el límite de endeudamiento establecido por el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy, que obligaría a la Junta a elaborar sus presupuestos para 2013 con 2.735 millones de euros menos.

El jefe del Ejecutivo andaluz ha convocado para el jueves un Consejo de Gobierno extraordinario que autorizará “todos los recursos por vía contencioso-administrativa y constitucional” contra los acuerdos del CPFF “en defensa de los intereses de Andalucía” y que requerirá al Gobierno central la “revisión” de esta decisión por suponer un “perjuicio notable” para Andalucía.

Griñán también ha adelantado que solicitará la convocatoria de un pleno extraordinario del Parlamento andaluz previa a la Conferencia de Presidentes Autonómicos prevista en septiembre con el objetivo de acudir a esta cita “con una posición unánime en defensa de los intereses de Andalucía”, para lo que también abrirá una ronda de reuniones “con agentes sociales y económicos” que permita cerrar un “acuerdo común frente a este ataque frontal a la educación y la sanidad”.

“Andalucía exige igualdad de trato porque es y se siente parte de España y quiere colaborar con los objetivos comunes de país, pero no puede aceptar un trato discriminatorio que suponga romper la igualdad de todos los españoles vivan donde vivan”, ha asegurado el presidente andaluz, que ha indicado que el CPFF se produjo “un ataque clarísimo a los intereses de Andalucía que la Junta no va a consentir” porque suponen un “ataque frontal a la igualdad que de hacer efectivos supondrían también un golpe durísimo a la educación y a la sanidad públicas de los andaluces”.

Discriminaciones

En este sentido, Griñán ha exigido al Gobierno central “responsabilidad y lealtad institucional”, lo que exige “diálogo, comunicaciones previas e información anterior a las reuniones y que no se produzcan imposiciones de ningún tipo”, así como que “no existan discriminaciones por razones políticas o partidarias de unos territorios frente a otros”, ya que considera que ha producido un “claro agravio” a las comunidades gobernadas por el PSOE. A su juicio, ello exige un “reparto equitativo de los costes y los sacrificios de la crisis”, ya que considera que “lo peor que nos puede pasar a los españoles y a los andaluces es que la crisis acabe con la igualdad de oportunidades, cuya máxima expresión se alcanza en educación, sanidad y servicios sociales” de calidad.

“Ayer todos esos objetivos se han puesto en peligro. Reaccionamos como lo hicimos porque los acuerdos del CPFF, que fueron presentados sin previo aviso ni notificación previa, cambiando los objetivos fijados en mayo, modificando planes de reequilibrio ya aprobados, discriminan a Andalucía y a todas las comunidades autónomas que en el inmediato pasado redujimos nuestra deuda mientras que benefician a todas las comunidades que hicieron justamente lo contrario”, ha explicado Griñán, que ha emplazado al Gobierno a explicar por qué rebaja del 15,1 al 13,2 por ciento el límite de deuda para Andalucía mientras que se aumenta para Cataluña del 21,3 al 23,5 por ciento, para Valencia del 22,4 al 23 por ciento y a Castilla La Mancha del 18,9 al 21,4 por ciento, lo que supone que “mientras en 2013 Andalucía tiene que recortar 2.735 millones con un endeudamiento menor, Cataluña tiene un mayor margen de 4.259 millones, la Comunidad Valenciana de 612 millones y Castilla La Mancha de 944 millones”.

Según el presidente andaluz, las decisiones “avaladas” en el CPFF por las comunidades autónomas del PP “supondrían cerrar 19 hospitales, todos los del Servicio Andaluz de Salud (SAS); o despedir a 60.000 empleados públicos, uno de cada cuatro trabajadores de la Junta; o de cerrar la mitad de los colegios de Andalucía, más 2.000”, por lo que ha calificado como una “cortina de humo” que las diferencias en el CPFF se presenten como una “contienda entre administración central y comunidades autónomas, cuando se trata de un ataque generalizado contra la educación y la sanidad pública cuyo destinatario fundamental era Andalucía”.

“Este no es un episodio de confrontación, sino una discriminación contra Andalucía que pone en riesgo nuestros servicios públicos fundamentales fruto de una decisión tomada sin anuncio previo al menos a la Junta de Andalucía y que choca contra toda lógica elemental”, ha insistido Griñán, que ha defendido que “son las administraciones con mayor endeudamiento las que deben hacer un esfuerzo mayor para reducirlo y no las que como Andalucía hicieron sus deberes y hoy tienen menor endeudamiento las que tienen que reducirlo”.

En cualquier caso, el presidente andaluz ha querido dejar clara la “voluntad” de la Junta de “cumplir los objetivos de estabilidad” comprometidos por España y ha lamentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometiese en su entrevista en Moncloa a estudiar su propuesta para una “diferente distribución del déficit” basado en el reparto 60-40 “y la respuesta vino en el CPFF, donde no sólo no se modificó, sino que se incluyó una cláusula de nivel de endeudamiento de la que nadie nos había avisado”. “Andalucía ha mostrado su voluntad de cumplir y siempre vamos a defender el valor de España, pero digo también discriminar a Andalucía es la peor forma de defender a España”, ha recalcado.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha negado que el Ministerio de Hacienda está “discriminando a Andalucía o a ninguna otra comunidad al fijar los objetivos de endeudamiento” aprobados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y ha tendido la mano al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para “profundizar juntos en la línea de colaboración abierta durante la reunión que mantuvo el pasado lunes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que se comprometió trabajar por el bien de España”.

Publicidad

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Programa de radio

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad