Educación SANTA CRUZ SOCIEDAD

Dos alumnos de la ULL diseñan soluciones para los problemas de drenaje del barranco de Santos

Elblogoferoz.- Los estudiantes de Ingeniería Técnica de Obras Públicas de la Universidad de La Laguna Neftalí Cruces Delgado, Enrique Sosa Pérez y Raúl González Navarro presentaron recientemente dos proyectos de fin de carrera en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Civil e industrial en los que han diseñado soluciones para los problemas de la poca capacidad de drenaje del tramo final del Barranco de Santos mediante actuaciones que reducen el caudal antes de que ésta llegue a la zona baja de Santa Cruz de Tenerife.

El primero de lo proyectos, elaborado por los ya hoy ingenieros técnicos Neftalí Cruces Delgado y Enrique Sosa Pérez, propone como solución la reducción del caudal punta de avenida mediante la construcción de un sistema de embalses de laminación en el tramo en el que el Barranco de Santos entra en la ciudad.

Ese caudal se calcula que será de 400 metros cúbicos por segundo para las mayores precipitaciones que, estadísticamente, pueden ocurrir en 500 años, mientras que el tramo final del Barranco de Santos a duras penas es capaz de evacuar 200 metros cúbicos por segundo incluso recreciendo los muros de las márgenes y aumentando la altura libre bajo algunos puentes.

En la ubicación de dichos embalses, los estudiantes tuvieron en cuenta que para mejorar la eficiencia es necesario laminar el caudal de avenida lo más cerca posible de la desembocadura. Mediante simulación numérica comprobaron que del volumen total de la avenida de proyecto, que se calcula en alrededor de 7 hectómetros cúbicos, es suficiente embalsar 1,8 hectómetros cúbicos para reducir el caudal a menos de 200 metros cúbicos por segundo en el tramo final del cauce.

 

 

Túnel

En el segundo proyecto, presentado por Raúl González Navarro, consiste en un túnel de carretera que, puntualmente, al llegar a la avenida sería cerrado al tráfico en condiciones de seguridad para permitir evacuar el caudal del Barranco de Santos hacia el barranco de la refinería, que desemboca en el mar junto al Palmetum.

Esta infraestructura podría evacuar la avenida del Barranco de Santos en cuanto el caudal superase los 120 metros cúbicos por segundo, máximo que es capaz de evacuar con los puentes y muros de las márgenes del tramo final en su estado actual. Además, serviría como conexión entre la vía de penetración TF-4 y la vía del Barranco de Santos, habilitando una nueva ruta de tránsito a los barrios de La Salud, Barrio Nuevo, Los Campitos, El Perú, Villa Ascensión y Cuesta Piedra desde la autopista del sur TF-1.

El túnel albergaría una carretera de un carril para cada sentido, además de arcenes y aceras, y tendría una longitud de 1,3 kilómetros. Seguiría el trazado de la rambla de la Avenida Reyes Católicos a 30 metros bajo ésta.

La idea de aprovechar un túnel de carretera para utilizarlo esporádicamente como vía de evacuación de caudales tampoco es nueva, y de hecho se ha puesto en práctica con éxito en el túnel SMART de Kuala Lumpur, Malasia, abierto en 2007.

Como parte de estos proyectos teóricos había que calcular sus presupuestos de licitación. En el caso de la alternativa basada en un sistema de embalses de laminación la cifra es de unos 18 millones de euros, mientras que para el referido a la construcción de un túnel con doble función vial-hidráulica es de 30,7 millones.

En comparación, los daños provocados por las inundaciones del 1 de febrero de 2010 se estimaron en unos 11,3 millones de euros por el Cabildo de Tenerife, y afortunadamente no hubo pérdida de vidas humanas. Los daños de las inundaciones del 31 de marzo de 2002 se cifraron en unos 90 millones de euros, y en esa ocasión murieron 8 personas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario