Sin categorizar

Rubalcaba propone al Gobierno un «gran acuerdo nacional» hasta 2015 para generar confianza

Quiero compartirlo en redes

AGENCIAS.-  El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha criticado en el Congreso buena parte de las nuevas medidas de ajuste del Gobierno, si bien ha acabado proponiendo al presidente Mariano Rajoy un «gran acuerdo nacional» para abordar tanto los «problemas de austeridad» como de «crecimiento» que, a su juicio, padece nuestro país, con el objetivo de inyectar «confianza, confianza y confianza», que es lo que la economía española «necesita».

A su juicio, se pueden hacer «dos cosas», que son «seguir como hasta ahora, con recortes sin ton ni son, rectificaciones e improvisaciones» o sentarse y «hacer un verdadero plan que aborde los problemas», un acuerdo que incluya a las fuerzas políticas, las comunidades autónomas, los sindicatos y los empresarios.

Pero previamente, Rubalcaba se ha dedicado a enumerar los que, a su juicio, son los «errores» que ha cometido el Gobierno en estos seis meses, para hacer referencia después a las medidas de ajuste anunciadas por el jefe del Ejecutivo, al que ha afeado lo «excepcional» que es, a su juicio, «verle debatir» en el Congreso.

El dirigente socialista ha dicho a Rajoy que «no debe» subir el IVA, previsto para un 21 por ciento en 2013, porque, según ha recordado, este año ya se les ha pedido «un esfuerzo» a los ciudadanos al aumentarse el IRPF.

«Ya les pedimos un esfuerzo a los ciudadanos. No les pidan otro. Es muy malo en la situación económica en que estamos, es muy malo para el consumo», ha señalado, tras lo cual ha reclamado a Rajoy que busque ingresos «donde menos daño económico haga», ya que es «más justo y económicamente menos dañino».

Subir con «inteligencia»

En su opinión, hay otros impuestos que subir, pero «hay que hacerlo con justicia e inteligencia económica», para lo que ha puesto como ejemplo la política fiscal del nuevo presidente francés, François Hollande, y del Gobierno norteamericano de Barack Obama, quienes son, ha recordado, los «grandes aliados» de España en la defensa de políticas de crecimiento.

Sobre la reforma de la administración pública, de la que Rajoy ha anunciado una reducción en el número de concejales y de empresas públicas, el secretario general de los socialistas ha dicho que su partido va a enviar al Gobierno el próximo fin de semana sus propuestas y se ha limitado a señalar que «ojalá» encuentren un «acuerdo», incluido en la función pública después de que el jefe del Ejecutivo haya anunciado la suspensión de la segunda paga extraordinaria de los funcionarios.

Rubalcaba ha sido especialmente duro en lo que respecta a las medidas de ajuste que afectarán a pensionistas y desempleados. Según ha manifestado, el Gobierno ya «tocó» las pensiones «con nocturnidad y alevosía» subiendo el IRPF, mientras que, en lo que respecta a la reducción de la cuantía de las prestaciones por desempleo, ha afirmado que esta cuestión era «la única» que le quedaba por decir que «tenía razón» cuando advirtió de estos recortes en el debate electoral si ganaba el PP las elecciones generales.

Tras señalar que «sería bueno» que en la reunión de este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con las comunidades autónomas se dijera abiertamente «quién cumple y quién no» los objetivos de estabilidad, Rubalcaba se ha referido también a los recortes en educación y sanidad adoptados hace unas semanas.

El copago

El dirigente socialista se ha referido directamente a la ministra Ana Mato para afirmar que el copago ha resultado ser una «megachapuza» porque el sistema sanitario español parece ahora «el monstruo de Frankenstein», ya que «es un sistema nacional que tiene de todo menos de nacional». Por ello, le ha pedido una reunión con las comunidades autónomas para «hablar en serio» y ahorrar manteniendo «elementos de coherencia».

Rubalcaba ha utilizado su intervención para hacer un balance de los seis meses de Gobierno de Mariano Rajoy, periodo en el que ha lamentado que la situación económica ha ido «a peor» y en el que «las desigualdades han aumentado».

«La economía decrece, el desempleo crece y la desconfianza es total. Han creado la sensación de que no somos un país serio», ha denunciado el secretario general de los socialistas, para después preguntar al presidente del Gobierno «cuánto tiempo» puede España «aguantar así», a lo que ha respondido que «no mucho».

El dirigente socialista ha atribuido esta situación a los «errores» que, a su juicio, ha cometido el Ejecutivo en materia economía. En primer lugar, en política fiscal porque el Presupuesto aprobado hace sólo unas semanas ha sido «el más efímero» porque «ha durado seis días» al corregirse ahora la fiscalidad.

Espectáculo

A continuación, ha citado la reforma laboral como el segundo error del Gobierno porque «facilitar el despido conduce a más despido y quita derechos a los trabajadores y las pymes». Como tercer error, Rubalcaba ha dedicado unos minutos a hablar de la crisis de Bankia y de la gestión que de la misma hizo el Ejecutivo, que ha definido como un «espectáculo inenarrable» y un «desastre» que ha llevado a una «enorme cantidad de desconfianza» en España. Es más, ha insistido en que la «mala gestión» ha llevado a nuestro país «de cabeza» al rescate financiero que ahora se traduce en los nuevos recortes.

Tras censurar que se achaquen los recortes a la situación heredada del anterior Ejecutivo y advertir de que «van a venir cientos de hombres de negro y de gris a vigilar» al Gobierno porque «ya no se fían», Rubalcaba ha criticado también que dentro de las políticas económicas de Rajoy es «imposible encontrar ningún tipo de modelo de crecimiento alternativo». «No hay forma de responder, desde las leyes que han hecho, a la pregunta de qué van a hacer para crear empleo. No hay modelo de crecimiento y eso genera desconfianza», ha apuntado.

A pesar de todo, Rubalcaba ha concluido su discurso ante el Pleno del Congreso afirmando que para salir de la crisis «hay que hacer un plan» para lo que queda de este año y para los siguientes ejercicios hasta 2015. «Podemos hacer una de estas dos cosas: seguir como hasta ahora, con recortes sin ton ni son, rectificaciones e improvisaciones; o sentarnos en el tiempo que tenemos, que no es mucho, y hacer un verdadero plan que aborde los problemas», ha dicho.

En este sentido, ha explicado su propuesta como un «gran acuerdo nacional para los próximos dos años y medio» que sirva para hacer frente a los «problemas de austeridad», para lograr que ésta sea «socialmente justa», y de «crecimiento», y que ambas cosas se hagan con el acuerdo de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, sindicatos, patronal y comunidades autónomas.

Según el secretario general del PSOE, el resultado de ese gran acuerdo será «confianza, confianza y confianza», que es, en su opinión, lo que la economía española necesita. «Estamos dispuestos a sentarnos con nuestras propuestas, no a decir a todo que sí, sino a negociar y a procurar que se sienten los demás para ese gran acuerdo que nos permitiría tener una austeridad justa y un plan de crecimiento para tener una confianza de la que carecemos. Si usted lo intenta, le aseguro que por nosotros no va a quedar», ha señalado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Consejería Bienestar Social GobCan

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad