Moda SANTA CRUZ SOCIEDAD

MODA. Victorio y Lucchino, la elegancia bordada de sensibilidad. Por Mónica Ledesma

Quiero compartirlo en redes

Elblogoferoz/Mónica Ledesma.- Uno es el mar, que llega suave y pausado a refrescar de espuma la tibia arena. El otro es la tierra, vitalidad y pasión de la que brota la naturaleza en todo su esplendor. La unión de ambos elementos crea el binomio de la perfección. La unión de Victorio y Lucchino es el origen del glamour.

Mar, arena y olor a azahar. Así se muestran, así se expresan y así transmiten el sentir de su Andalucía a través de sus diseños y a través de una firma que no necesita presentación. Absorben de la sociedad, como esponjas de fantasía, las ideas que inspiran sus diseños para crear, como borda un magistral artesano, un mundo donde la elegancia se envuelve caprichosa entre volantes y caracolas que dan forma al cuerpo de la mujer, la musa de un arte que transforma la piel en lujo.

Vestidos de novia de la colección de V&L.

 La pareja de diseñadores sevillanos ha visitado Tenerife como invitados de lujo de las jornadas ‘Santa Cruz DeMODA’ organizadas por el Ayuntamiento

Pareja profesional, desde hace más de 30 años, y matrimonio desde hace cinco, Victorio y Lucchino muestran en cada gesto ese toque de complicidad, el cual deja entrever que pese a ser dos almas que expresan un arte envuelto en brocados, tules y lentejuelas, el tiempo ha conseguido fusionarlos en un solo sentir.

Los modistos andaluces fueron los encargados de inaugurar ayer, viernes, las jornadas ‘Santa Cruz DeMODA’, organizadas por el Ayuntamiento capitalino, para asesorar a los jóvenes emprendedores y apoyar a los diseñadores y a la industria de la moda en general con sello canario.

José Víctor Rodríguez, Victorio, y José Luis Medina, Lucchino, consideran que es todo un “récord” y más en los tiempos que corren mantenerse después de tantos años en el mundo de la moda con éxito. “Cada seis meses tenemos un examen –en referencia a cada colección que presentan- y aunque lo hecho anteriormente te dé ese renocimiento, en realidad lo que vale es lo que estás preparando en ese momento para seguir manteniéndote en el sector. Ese es el reto”, apunta Victorio.

Tres modelos de fiesta de los diseñadores sevillanos.

«Lo más importante que hemos aportado a la moda es embarcarnos, junto a otros compañeros, en la creación de la etiqueta Moda España», afirma Victorio

Pese a ello, los modistos sí pueden hacer gala de que han aportado un verdadero estilo a la moda española. “Cuando comenzamos (a finales de los años 70) todo era más difícil, pero trabajando con ilusión y con ganas hoy hemos logrado, al menos, que un diseño de Victorio y Lucchino se conozca en la calle”, afirma Lucchino.

“Hemos hecho mucho por la moda, pero creo que lo más importante es que, junto a otros compañeros, nos embarcarmos en la aventura de crear la etiqueta Moda España”, añade Victorio. “Una plataforma de moda que ha logrado que hoy en día formemos parte del circuito mundial de moda”.

Asimismo, ambos resaltan que si en algo han contribuido a la moda ha sido el impulsar el mundo de las novias. “Antes no había ningún diseñador español consagrado que se dedicase a hacer colecciones nupciales. Por eso nos decidimos a dar el paso”, recuerda Victorio. “Este impulso que dimos a la moda nupcial hizo que detrás vinieran otros compañeros, logrando entre todos que hoy en día los trajes nupciales que se hacen en España se equiparen en gusto estético al pret-a-porter y sean admirados a nivel internacional, como ocurre en Barcelona, donde se celebra la feria más importante del mundo de novias”.

Fueron pioneros en España en impulsar el mundo de las novias, dándole a la moda nupcial el prestigio y glamour que tiene el pret-a-porter

La nueva colección nupcial para 2013 recupera a la novia tradicional y romántica.

Novias que consagraron a estos diseñadores y que aún siguen siendo su basa, logrando siempre sorprender con cada nueva colección que presentan, como ha ocurrido con la nueva para 2013, donde los modistos presentan una novia “más depurada, con trajes más románticos y dejando un poco de lado a la novia de fiesta. Algo que no implica que olvidemos nuestros característicos vestidos de caracolas por los que hemos sido reconocidos”, explica Victorio.

“Aunque vamos evolucionando, cambiando y manifestando con nuestros diseños lo que sentimos en ese momento, siempre nos acordamos de introducir en cada colección ese estilo nuestro que sabemos que tanto gusta”, añade. Innovación en cortes, pliegues y volúmenes pero sin olvidar sus raíces, lo cual se ha traducido, hace unos días, en otro éxito internacional que han cosechado en la Feria de Moda Nupcial de Londres, donde han tenido el honor de poner el broche de oro como diseñadores extranjeros invitados.

Nueva colección de éxitos

“Estamos muy contentos con el éxito que está teniendo esta nueva colección de novias, la cual se está vendiendo muy bien en Francia, Italia, Inglaterra, Alemania, Japón y China”, apunta Lucchino. “Un orgullo porque este éxito implica puestos de trabajo en mi país para poder confeccionar estas prendas que desde España se distribuirán al resto del mundo”.

Lo cierto es que Victorio y Lucchino no han puesto veto ni a la creatividad ni a la expansión empresarial. Actualmente cuentan con 2.000 puntos de venta en todo el mundo y un total de 48 líneas de productos que abarcan desde moda para mujer, hombre y niños, hasta perfumes, joyas, ropa del hogar e incluso decoración de interiores. “Diseñamos un estilo de vida”, matiza Lucchino.

“Es cierto que la punta de la pirámide en nuestros diseños es siempre la mujer, pero abarcamos muchas más líneas”, subraya Victorio. En ese sentido, Lucchino añade que “tenemos hasta un departamento de decoración con el que hemos decorado en Madrid una de las plantas el Hotel Puerta de América. Compartir diseño con los mejores arquitectos del mundo como Foster, Jean Nouvel o Zaha Hadid, entre otros, es una satisfacción porque demuestra que te reconocen como un diseñador que cuando crea un estilo lo hace también para la vida”.

Pese a abarcar tantos campos, ambos afirman que la imaginación no tiene límite. “Aún nos queda mucho por hacer. Estamos empezando”, comenta entre risas Lucchino. Al respecto, su pareja afirma que “una persona creativa no tiene techo, ni límite ni edad. Dios es el que decide cuando será que te falle la cabeza y que ya no sirvas. Pero mientras la cabeza siga funcionando, pues te levantas por la mañana con ansias de exteriorizar lo que te rodea. Matices, sensaciones, belleza, colorido, formas. Todo un mundo que sin tu querer se va metiendo en la cabeza y tienes que exteriorizarlo y expresarlo”.

La inspiración andaluza marca el estilo de Victorio y Lucchino.

Gusto y arte

“Se pueden hacer tantísimas cosas por medio de la sensibilidad, el gusto y el arte que las posibilidades son infinitas. Por ello, todos aquellos proyectos que nos ofrecen y cuya idea nos gusta, los aceptamos felices. Pero, aún queda mucho por hacer y no descartamos algún día diseñar un avión o un barco”, destaca con una sonrisa iluminada Victorio.

Y es que aparte de que los diseñadores han vestido, entre otras, a la Duquesa de Alba, Margarita Vargas, Ángela Molina, Bibiana Fernández, Esther Arroyo, Penélope Cruz e incluso hasta la desaparecida Withney Houston, que lució una de sus creaciones en la película ‘El guardaespaldas’, también se han atrevido con nuevos retos, como vestir con mantilla un cava e incluso la imagen de un paso de la Semana Santa sevillana. Muestras de que al arte no se le pueden poner cadenas.

Llevan más de 30 años dedicados a la moda y ya superan los 2.000 puntos de venta en todo el mundo, junto a 48 líneas de productos, incluida la decoración

“Llevamos tiempo diversificando en el diseño y también haciendo productos más asequibles que puedan llegar al gran público a través de nuestra segunda línea bajo la marca V&L, ya que el sello Victorio&Lucchino es para la primera línea”, explican.

Cuestionados sobre si en España se reconoce a los grandes diseñadores, Lucchino es claro. “Un modisto francés, uno italiano e incluso uno inglés se sienten orgullosos por diseñar la bandera de sus países, pero en cambio aquí ni nos atrevemos a hacerlo porque muchos lo reprocharían. Los españoles no están orgullosos de la moda de su país. Es algo que cuesta”.

Los diseñadores realizaron el vestido de novia para la Duquesa de Alba en su boda con Alfonso Díez.

«Los españoles no están orgullosos de la moda que se hace en su país. Debemos querernos más y empezar a amar nuestros productos», afirma Lucchino

Victorio y Lucchino posan, divertidos, en el Hotel Mencey tras la entrevista. /Foto: M.Ledesma

“Yo voy vestido con ropa hecha en España, desde la chaqueta hasta mi camisa y mis zapatos, y la luzco con orgullo. Eso es lo importante, y  no el llevar prendas hechas por diseñadores de otros países y en cambio si ir mostrando de quienes son. Debemos querernos a nosotros mismos y empezar por amar a nuestra moda. Así podrán salir adelante los jóvenes diseñadores, los menos jóvenes como nosotros y hasta los clásicos”, asevera el modisto.

Respecto a si la crisis económica ha pasado factura al sector de la Alta Costura, los modistos asienten, pero prefieren mirar la otra cara de la moneda. “Aunque las ventas disminuyen, en cambio la crisis no ha afectado tanto a la creatividad. En los buenos tiempos, si un diseñador no tenía problemas económicos, usaba una tela determinada o un complemento específico para sus creaciones. Pero cuando encuentras un presupuesto cortito, pues no queda otra que agudizar el ingenio, ya que tienes que seguir estando entre los números uno pero casi sin dinero. Ahí es cuando se ve quién es artista y quién es copiador”, ironiza Lucchino.

«La crisis ha afectado mucho a la moda pero menos a la creatividad. En estos momentos es cuando se ve quién es artista y quién copiador», indican

En ese sentido, recalca que si algo ha dañado a la moda hecha en España es el hecho de que determinadas cadenas de tiendas, sin diseñadores, fabriquen en China o India unas prendas que luego venden como nacionales. “Nuestros trajes, maravillosos, no pueden competir con el precio de estas cadenas que colocan productos hechos fuera de España a cambio de un bol de arroz. Esta es algo que repercute en la crisis que vive el sector de la moda española y todos debemos ser conscientes de ello”, apunta.

Elegancia natural

Colorido y vitalidad para el hombre casual de V&L.

Sobre si la elegancia se puede comprar, son muy claros. “Es un don natural. Se puede adquirir un estilo e ir correctamente vestida o vestido, pero tener clase y elegancia es genético”, comenta Victorio. “La elegancia se puede aprender, pero al final siempre será eso, aprendida”, recalca a su vez Lucchino.

La pareja más internacional de modistos españoles se encuentra ahora inmersa en los preparativos de su próxima colección de pret-a-porter 2013, la cual presentarán a finales de agosto en Madrid. “Estamos en capilla, como dicen en el argot torero”, comentan entre risas, por eso aún no podemos desvelar nada”. Con este secreto del glamour aún bajo llave, no queda más que estar a la espera de que la luz de los focos de las pasarelas transformen en breve los sueños de Victorio y Lucchino en una elegante realidad.

 

La innovación y la elegancia, siempre presentes en sus diseños.

Imagen: Eduardo Gorostizia (Creaccion.tv)

Publicidad

Consejería Bienestar Social

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Gente del Medio

Publicidad

Página Web Corporativa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Objetivo La Luna (Programa Radio)

Publicidad

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

EBFNoticias en:

Compras

El Mundo que conocimos (Radio)

Donaccion (Programa de Televisión)

Sentir Canario Radio

Webserie Laguneros (Youtube)

Webserie Laguneros Emprendedores

Prensa Digital

Publicidad

Homenaje al Grupo XDC

Publicidad