Sin categorizar

Luis Linde, nuevo gobernador del Banco de España

AGENCIAS.- Luis Linde será nombrado gobernador del Banco de España en sustitución de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que cesa del cargo el próximo 10 de junio, según ha desvelado en el Congreso de los Diputados el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Linde es el candidato que el Ejecutivo propondrá al Rey para ocupar el puesto de gobernador «por su reconocida competencia en asuntos monetarios y bancarios y su falta de vinculación política», argumentó el ministro.

Su amplia y acreditada experiencia en el Banco de España, donde ya ha ocupado puestos de alta responsabilidad, son otras de las cualidades «imprescindibles» para asumir el cargo, «más aún en el momento actual» de dificultades, agregó Guindos.

Linde, que fue nombrado consejero del Banco de España el pasado viernes 25 de mayo, ha dirigido con anterioridad el servicio de riesgo país del Banco de España y ha sido asesor de asuntos internacionales del mismo.

Hombre de confianza del ministro de Economía, Linde tiene actualmente 67 años, por lo que a falta de un cambio normativo, podrá permanecer en el cargo de gobernador hasta 2015, fecha en que cumplirá 70 años.

El Consejo de Ministros tiene a partir de ahora vía libre para nombrar este viernes al nuevo gobernador, que así podría ocupar desde el próximo lunes el despacho que dejará vacante Fernández Ordóñez con un mes de antelación a que expire su mandato.

Autonomía

El futuro gobernador deberá actuar «con autonomía» respecto a la Administración General del Estado y dirigir la institución en un momento en que Europa avanza hacia la unión bancaria y la creación de un único fondo de garantía de depósitos, dijo Guindos.

Entre los retos que ha de encarar el nuevo gobernador figura recuperar la credibilidad del Banco de España, cuestionada tras la última crisis bancaria que ha desembocado en la nacionalización de Bankia, que recibirá respaldo público de 23.465 millones de euros.

Asimismo, habrá de avanzar en la resolución de los procesos de entidades en las que ha intervenido el FROB y en los planes de saneamiento de las entidades para dar cumplimiento a las exigencias de provisiones contenidas en últimos decretos aprobados por el Gobierno.