Sin categorizar

La Ley de Emprendedores liberará la carga económica a los empresarios que no hayan tenido éxito

AGENCIAS.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que la futura Ley de Emprendedores incluirá la regulación de la segunda oportunidad para que los empresarios que no hayan tenido éxito en un primer negocio puedan liberarse de la carga y pueden emprender otros proyectos.

La portavoz del Ejecutivo dejó clara la «necesidad de regular en España la segunda oportunidad, la necesidad de que, aquellos emprendedores que no han tenido éxito por la coyuntura económica y sin su culpa, en la primera iniciativa, puedan liberarse de las cargas de esa primera actuación para poder continuar con su espíritu emprendedor».

Santamaría realizó este anuncio durante su intervención en el Foro Spain Startup & Investor Summit, donde también anunció la creación de un fondo de inversión para emprendedores de 40 millones de euros, destinado a capital semilla, que se realizará a través de una empresa pública del Ministerio de Industria, ENISA, que depende de la dirección general de Pymes.

El objetivo es apoyar a las pymes y por ello ENISA –que cuenta con un presupuesto de 100 millones de euros para este año– cofinanciará juntos con «socios e inversores seleccionados» a empresas de reciente creación a través de créditos participativos.

Este proyecto se llamará ‘Spain Startup Investment Fund’ y estará enmarcado dentro de la Ley de Apoyo a Emprendedores que está preparando el Ejecutivo.

La vicepresidenta del Gobierno dejó clara la intención del Gobierno de hacer más fácil todo lo necesario para que los emprendedores puedan iniciar sus negocios. «Alfrombra roja a los emprendedores por parte de las Administraciones Públicas», exclamó.

Para ello, anunció otras medidas como facilitar el acceso a las pymes a las compras públicas aplicando el código de buenas prácticas de la Small Business UP de la Unión Europea. Una medida en la que esperan contar también con el apoyo de las grandes empresas.

Pero asegura que la acción también debe continuar en el exterior porque, dijo, aunque las exportaciones de bienes están creciendo en España un 12 por ciento, los destinos se están diversificando y la balanza de mercancías ha registrado superávit en los primeros meses del año, sólo el 5 por ciento de las empresas españolas venden sus productos fuera y no de forma regular. «Tenemos que abrir mercados para crear país», apostilló.

En este contexto, recordó la importancia, como apoyo a las pymes, de varias medidas adoptadas por el Ejecutivo de Rajoy: los cambios de la reforma laboral, como el contrato de apoyo a los emprendedores –desde su aprobación se han celebrado 30.400 contratos de este tipo, la mitad de jóvenes de menos de 30 años–; de la línea del ICO de hasta 22.000 millones de euros para pymes y el plan de pago a proveedores.

Según precisó, hasta este momento se han abonado 1.715.000 facturas, por un importe de 9,2 millones de euros, en el tramo municipal. Lo que supone haber pagado a más de 100.000 proveedores (106.283), de los que un 65 por ciento son pymes, que han cobrado sus deudas y ahora empezará la segunda fase del pago de facturas de las CC AA a finales de este mes.