FIRMAS

El tamaño sí importa… Por Ángeles Riobo

Sábado. 15.30 horas. Mercadona. Frutas y verduras. Lechuga Iceberg 1.85 euros c/u. No esta barata, pero tampoco cara. Cojo una y la meto en la cesta. Sigo pasillo adelante pensando que las lechugas Iceberg me gustan mas que las Batavias… No solo porque aguantan más tiempo sin estropearse, sino porque son mas crujientitas y parecen más frescas. Las lechugas Iceberg están en una gran cesta amontonadas una sobre las otras. Me recuerda a cómo se guardaban en mi club los balones de baloncesto, amontonados en una gran cesta, en un cuarto bajo llave.

Cuando mi entrenador me otorgaba el gran privilegio de entregarme la llave del cuartito e ir a buscar el balón necesario para el entrenamiento, me sentia hasta mayor… Recuerdo cómo los seleccionaba… Primero escogía los más nuevos y limpios, aquellos que tenían un naranja mas intenso y con la textura mas rugosa, la que mas se asemejaba a la piel de la fruta del mismo color. Luego, botaba los escogidos para comprobar cuál llegaba mas arriba y listo.
Ya lo tenía, habia escogido el mejor. Llena de emoción, volvía a cerrar la puerta con llave con el balón bajo el brazo, y apenas ponía un pie en el patio lo botaba corriendo hasta la cancha donde el resto de compañeras del equipo continuaban con la parte física del entrenamiento… Sin embargo, en el súper, 20 años después, no había realizado tal selección con la lechuga. Simplemente, me cercioré de que la escogida tuviera buen color, comparándola con mi idea de lechuga en buen estado, pero no con el resto de lechugas de la cesta…
Volví pasillo atrás.
Allí seguía la cesta de lechugas amontonadas -cada una dentro de su bolsa, eso sí- y allí seguía el cartel: «Lechuga Iceberg 1.84 euros c/u». Todo continuaba igual. Nada había cambiado, salvo yo… Metí la mano en la cesta, cogí las tres más grandes que vi y me dirigí a la pesa de las verduras. La primera pesaba 1.1 kg, la segunda 700 gramos y la tercera 1.2 kg ¡casi el doble que la anterior, pero al mismo precio!
No tuve dudas. En estos casos el tamaño sí importa. Me fui hasta la caja sintiéndolo mucho por quien se lleve la lechuga de 700 gramos y a la vez con una euforia similar a cuando, de niña, corría por el patio con el mejor balón..

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario