Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Gastronomía Sanidad Sin categorizar SOCIEDAD

Día Nacional de la Nutrición en el Hospital La Candelaria

AGENCIAS.-Dietistas, nutricionistas y endocrinos del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se han adherido en la mañana de hoy a la celebración del Día Nacional de la Nutrición, interactuando con los pacientes y usuarios del centro a los que informaban sobre la importancia de llevar una dieta saludable.

En esta ocasión, el lema elegido por la campaña de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y a la que se ha sumado el centro hospitalario es ‘Enseñar a comer es enseñar a crecer’. Con este mensaje se pretende destacar la importancia de la transmisión oral de hábitos de vida saludables entre abuelos y nietos, puesto que dicha figura familiar mantiene una relación estrecha y cómplice con los más pequeños de la casa, ejerciendo para ellos como un modelo a imitar durante su infancia.

Así, para interactuar con los usuarios que visitaban hoy el Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, se instaló un punto informativo en el Hall del edificio central donde los profesionales de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del servicio de Endocrinología del HUNSC hacían entrega de trípticos con claves para enseñar a comer a los niños, además de asesorar a los pacientes y visitantes sobre cuáles son los beneficios de incorporar a su dieta alimentos adecuados y saludables que permitan mantener un equilibrio nutricional en el día a día.

¿Cómo enseñar a comer para enseñar a crecer?

Éstas son algunas claves que desde la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética recomiendan para transmitir hábitos alimentarios saludables en el entorno familiar y enseñar a comer a los niños:

1. Implicándoles en el diseño de los menús de la casa: les ayuda a entender por qué unos días se come lo que les gusta, y otros no.

2. Dejándoles participar en la compra y explicándoles por qué elegimos toda la variedad de alimentos.

3. Metiéndolos en la cocina: hace que entiendan que la comida lleva trabajo y que valoren más lo que comen.

4. Enseñándoles a poner la mesa (y si se rompe algún vaso, no pasa nada): les ayuda a entender que ello dignifica la alimentación.

5. Recuperando la comida en familia y dedicando ese tiempo a preguntarles y escucharles: les ayuda a expresarse y a darse a conocer.

6. Hablándoles de la cultura gastronómica propia, explicándoles el origen de las recetas tradicionales.

7. Convirtiendo los momentos de las comidas en espacios de pausa: lo agradecen y lo incorporan a su concepto de alimentación.

8. Dando ejemplo. Eres el espejo en el que se miran, la forma más sencilla de aprender.

9. Procurando que el momento de la comida sea un momento de paz y no de riña. Les ayuda a acudir a la mesa con mayor ilusión.

10. Hacerles descubrir nuevos sabores y texturas: mejora su empatía con los alimentos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario