Sin categorizar

Cáritas, preocupada por los recortes a las ONG que trabajan en la prevención del Sida en las Islas

ACN PRESS.-Cáritas Diocesana de Tenerife ha mostrado hoy su “inquietud y preocupación” por los recortes presupuestarios de más de 141.000 euros que el Gobierno de Canarias aplicará a las partidas que destina a las ONGs y entidades que trabajan en la asistencia y prevención del VIH/Sida en las Islas.

La entidad señala que la información fue publicada por un periódico local el pasado 23 de mayo y explica que el ‘Proyecto Lázaro’ que gestiona, es uno de los centros que podría verse afectado por dichos recortes. Se trata de unas instalaciones dirigidas a personas con la enfermedad y en situación de “sinhogarismo y vulnerabilidad social”, que lleva 17 años prestando servicios de acogida, siendo el único Canarias.

En dicho lugar se realiza una intervención “biopsicosocial personalizada, con el fin de generar el empoderamiento personal, social y laboral de aquellas personas afectadas por el virus, sus familiares, amigos, etc”. En el Proyecto Lázaro se llevan a cabo iniciativas, como la cobertura de necesidades básicas, acompañamiento y seguimiento individualizado (psicosocial, sanitario, laboral, familiar), asesoramiento jurídico, actividades de formación ocio y tiempo libre, de sensibilización y coordinación interna y externa, entro otras

Cáritas Diocesana indica en un comunicado que anualmente se atiende una media de 70 personas, relacionadas con el VIH/Sida y la vulnerabilidad social, teniendo en cuenta que el 33 por ciento de estas personas son acogidas en el centro, el 50 por ciento son familiares o amigos y el 27 por ciento reciben atención externa.

“Durante los últimos tres años hemos padecido los recortes presupuestarios, teniendo que tomar medidas, como prescindir de un número importante de personal en plantilla e intentar dar el mismo servicio, no solo con menos personal, sino también con menos medios económicos, y utilizando los recursos propios que Cáritas Diocesana de Tenerife recibe a través de donaciones y apoyos privados, a todas luces insuficientes”, denuncia la institución.

Asimismo, advierte de que “tendremos que abordar no sólo los problemas asociados a la enfermedad del VIH, sino también los inherentes a la problemática social producto de la situación económica actual”, en referencia a que una de cada cuatro personas con el virus, se encuentra en situación de desempleo.

La entidad dice ver en el contexto de crisis una “oportunidad para el cambio, intentando entender y abordar la enfermedad que defendemos, como parte de un todo en el que también están incluidas otras problemáticas sociales y de salud que crean desigualdades entre las personas que la padecen, potenciando la coordinación con otras entidades y asociaciones”.

Desde Cáritas se hace un llamamiento a las administraciones públicas, sobre la necesidad de destinar fondos para la prevención de la enfermedad y asistencia de las personas “como única vía de inclusión social en una sociedad donde con este tipo de medidas restrictivas, los están abocando a la exclusión y la marginación”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario