ECONOMÍA E INDUSTRIA INTERNACIONAL NACIONAL POLÍTICA

España vendió en 2011 material de Defensa por 100 millones a países de la Primavera Árabe

AGENCIAS.- España vendió en 2011 material de Defensa por un valor de cerca de 100 millones de euros a países que, en un grado u otro, estaban inmersos en las revueltas de la denominada ‘Primavera árabe’, de los que casi 70 millones de euros corresponden a la compra por parte de Egipto de tres aviones de transporte, motores y repuestos de vehículos de transporte no blindados.

Los otros cerca de 30 millones de euros corresponden, en su mayoría, a compras efectuados Arabia Saudí (14 millones en repuestos para aviones de transporte y proyectiles iluminantes); Bahrein (6,3 millones en disparos destinados a aeronaves); Jordania (2,6 millones en repuestos para aviones de transporte); Marruecos (1,5 millones en repuestos de aviones), y Omán (3,3 millones en repuestos para aviones de transporte, disparos y repuestos para piezas de artillería y granadas).

También hubo ventas, aunque menores, a Argelia (136.766 euros en repuestos para aviones de transporte); Qatar (382.791 euros en repuestos para carros de combate), y Emiratos Árabes Unidos (66.148 euros en bombas de aviación y carabinas). Para este último país, en 2011 se autorizaron seis licencias de ventas por un total de 761 millones de euros, la mayoría relativos a la compra de aviones.

Así se desprende del informe sobre las exportaciones de material de Defensa, otro material y productos de tecnología y de doble uso correspondiente al pasado año, al que ha tenido acceso Europa Press y que será explicado próximamente ante la Comisión de Defensa por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

El documento, que recoge todo el marco legislativo que garantiza un estricto control a las exportaciones de Defensa, recuerda que en 2011 se revocaron dos licencias de exportación a Libia, debido a la represión del régimen de Gadafi contra su población durante las revueltas de la denominada ‘Primavera árabe’.

Además, señala que se sometió a un proceso de «análisis y revisión» a todas las licencias de exportación de material de Defensa autorizadas desde 2006 a Túnez y Egipto, hasta donde también llegaron las protestas que derivaron en cambios de Gobierno. Este proceso se extendió después a «todas las licencias que tenían como destino cualquiera de los países en los que empezaron a tener lugar revueltas similares».

Mientras tanto, se decidió suspender las nuevas solicitudes de exportación de material de defensa y de otro material a los países de Oriente Próximo y del Norte de África que estuvieran inmersos en las revueltas de la ‘Primavera árabe’ y, una vez se levantó esta prohibición en mayo, se sometió a estas solicitudes a un «escrutinio especial».

Exportaciones

El informe destaca el «significativo aumento» en las exportaciones de material de Defensa con respecto a 2010, un incremento del 115,5% respecto a ese año. En concreto, en 2011 hubo exportaciones por un valor de 2.431,2 millones de euros.

Más de la mitad de estas ventas –concretamente 1.354,8 millones de euros– corresponde a las ventas a tres países: Venezuela, que compró tres patrulleros oceánicos y un buque de vigilancia (566,5 millones); Australia, con tres aviones de reabastecimiento en vuelo y repuestos de avión (391,43 millones de euros), y Noruega, con la compra de una fragata (357,76 millones de euros).

Del total de las exportaciones, 1.068,76 millones de euros fueron a países de la Unión Europea y de la OTAN. Además de la venta a Noruega, destacan en este capítulo ventas a Reino Unido y Alemania, correspondientes a partes y piezas para el caza de combate Eurofighter y el avión de transporte militar A400M.

Al resto de países corresponden ventas por 1.362,45 millones de euros, el grueso relativo a las compras por Venezuela y Australia. Por importancia, destacan después las ventas de cinco aviones y repuestos a México (109,07 millones de euros) y Egipto, que compró tres aviones y repuestos.

También destaca la compra por parte de Pakistán de simuladores de vuelo, sistemas de radar, reparación y modernización de motores de aeronaves y repuestos de aviones por un total de 12,9 millones de euros. El aumento de las exportaciones a este país es significativo respecto a 2010, cuando efectuó compras en repuestos de aviones de transporte por 400.000 euros.

Por lo que se refiere a las denegaciones, en 2011 se rechazó una licencia de exportación de 450 pistolas a Guatemala por «riesgo de desvío» y un acuerdo de exportación de 50 lotes de repuestos de motores de aviones militares a Zimbabue, debido a la existencia de un embargo de la UE.