Sin categorizar

El sector náutico en Canarias, inmune a la crisis, cubre más de 8.000 atraques deportivos y genera listas de espera

Elblogoferoz.- A pesar de la crisis económica,  sector de la náutica deportiva en Canarias ha experimentado, contrariamente a lo que ha ocurrido en el resto de España, un crecimiento importante en los últimos años. De hecho, actualmente, los  8.080 atraques deportivos de la Comunidad Autónoma están totalmente cubiertos e, incluso, con largas listas de espera. Así lo asegura el director gerente de Puertos Canarios del Ejecutivo regional, Juan José  Martínez Díaz, durante su intervención en las jornadas Oportunidades de Negocio en la Náutica Deportiva que se celebraron recientemente en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

El objetivo de este foro es analizar el gran potencial de crecimiento y desarrollo que tiene el turismo náutico e las Islas, que cuentan con 43 puertos deportivos y que genera una actividad económica de unos 230 millones de euros al año, la mitad de lo que ingresa el sector en Baleares.

Canarias, con sus 1.582 kilómetros de  costa, el litoral más extenso de todas las comunidades autónomas, y con excelentes condiciones  climáticas, es uno de los destinos con mejores perspectivas para el desarrollo de la industria náutica. Sin embargo, “la escasez de amarres supone uno de los principales escollos  para el desarrollo de la náutica en las Islas”, tal y como apuntó  el presidente de la Cámara de Comercio. A su juicio, “teniendo un recurso tan valioso como es el mar, no podemos seguir dando la espalda a las oportunidades que nos ofrece”.

Por esta razón, reclama un mayor impulso de las administraciones públicas y de la iniciativa privada para propiciar la actividad económica y la generación de empleo que supone la náutica deportiva. Según apunto, cada amarre genera 9 puestos de trabajo indirectos.

Oportunidades de negocio

Durante su ponencia “Oportunidades actuales en los puertos, dársenas y aledaños de los puertos de la Comunidad Autónoma”, el director General de Puertos del Gobierno de Canarias, coincidió en resaltar las grandes perspectivas de expansión que tiene la náutica en las Islas.

En este sentido, se refirió no solo a los 12 millones de turistas que visitan Canarias, sino a las 12.000 embarcaciones que pasan por estas latitudes en sus travesías, potenciales clientes de los puertos deportivos del Archipiélago”.

De ahí la importancia, según Martínez Díaz, de impulsar una política activa en cuanto al desarrollo de nuevas infraestructuras que cubran la gran demanda existente.  En este sentido, comentó algunas de las oportunidades de negocio que se abren en estos momentos a la iniciativa privada a través de las concesiones administrativas.

Concretamente, Puertos Canarios ha presentado la concesión del puerto deportivo de Puerto de la Cruz, con una inversión mínima de 70 millones de euros y 30 años de concesión. Asimismo, también está en concurso público la concesión del edificio multifuncional de Garachico, con una inversión estimada en torno al millón de euros, las dársenas deportivas del Puerto de Morro Jable y de Valle Gran Rey, con una inversión cada una de 2,4 millones de euros.

Alto poder adquisitivo

Durante su intervención, el consejero de  de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias destacó “el giro que el actual gobierno ha dado a la política portuaria, dándole un enfoque más operativo y comercial”. Reconoció la falta de infraestructura para el desarrollo del sector náutico y señaló como condicionantes la complejidad de la legislación de costas, los elevados costes de inversión de las obras marítimas y el significativo número de espacios protegidos.

No obstante, Domingo Berriel destacó que la náutica deportiva, el chárter náutico o el alquiler de embarcaciones de gran eslora son sectores que atraen un turismo especializado, de gran poder adquisitivo con estancias y gasto muy por encima de la media.

De hecho, los usuarios del turismo náutico tienen un alto poder adquisitivo, ya que el gasto total por viaje náutico en nuestro país se sitúa en torno a los 1.260 euros, y tienen una estancia media de 7 días, frente a los 3 o 4 días del turismo tradicional.  En el caso de Canarias y Baleares, esta  cifra se extiende hasta los 11 días de media, de los que 7 se dedican a la actividad del chárter náutico y alquiler de embarcaciones, mientras el resto se aloja en establecimientos hoteleros. A todo esto hay que sumar la renta que generan las embarcaciones de gran eslora, que triplican las cifras de gasto náutico.

 

Más infraestructuras

Por su parte, la presidenta de Asnáutica también aprovechó para “reclamar a las administraciones locales con la ayuda  de europeas, estatales autonómicas que construyan más infraestructuras básicas para la náutica deportiva y de recreo en nuestras Islas”.  En concreto,  Carmen Fernández Ibars solicitó “más accesos al mar, más rampas de varadas, más boyas y balizamientos de playas, así como que mejoren las infraestructuras que ya tenemos”.

 

Asimismo, recordó que desde su sector se insiste en pedir “una política fiscal que evite el colapso que sufre el sector, suprimiendo el impuesto de matriculación para la compra de embarcaciones de recreo y de alquiler, o aplicando un IGIC reducido para determinadas actividades relacionadas con la práctica del deporte náutico, así como en el alquiler y transmisión de amarres”.

 

En definitiva, el sector de la náutica de recreo y deportiva precisa con urgencia que se adopten esas y otras medidas para volver a demostrar que el turismo náutico es crucial para el despegue de cualquier economía, capaz de generar riqueza y puestos de trabajo. Una prueba es que en 2011 visitaron España cerca de 2 millones de personas atraídas por nuestro sector.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario