Sin categorizar

Los rectores ‘plantan’ al Ministerio de Educación

Elblogoferoz.- La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), reunida en Asamblea General, el pasado 4 de mayo en Murcia, decidió solicitar, con fecha 7 de mayo, la convocatoria de un Consejo de Universidades Extraordinario, con un único punto en el Orden del Día: analizar y debatir el Real Decreto-Ley 14/2012, de 20 de abril, ante la enorme preocupación que la aplicación del mismo produce en las universidades. Esta solicitud fue suscrita, al amparo del Reglamento del Consejo de Universidades, por 59 de los rectores asistentes a dicha reunión, ya que anteriormente fue solicitada por la Presidenta de la CRUE y no fue atendida.

Sorprendentemente, se convocó a los rectores a un Consejo de Universidades ordinario, en el que no figuraba en el orden del día el punto central de su solicitud y en el cual se había incorporando, en cambio, varios asuntos de trámite. Asimismo, se había omitido el punto de Ruegos y Preguntas, entendiendo que se pretendía evitar la reflexión y el debate.

Aún así, la CRUE, tratando nuevamente de buscar soluciones para iniciar el diálogo que tanto viene solicitando, transmitió al Ministro de Educación, Cultura y Deporte su voluntad de asistir a este Consejo de Universidades, previsto para hoy, día 23 de mayo, siempre y cuando manifestase su compromiso de convocar el solicitado Consejo de Universidades Extraordinario para tratar el Real Decreto-Ley 14/2012. Ante su silencio y rechazo, incumpliendo el reglamento del Consejo de Universidades, los rectores han entendido que se trata de una falta de respeto y de atención a toda la comunidad universitaria, – a sus estudiantes, a sus profesores y a su personal de administración y servicios – y, por este motivo, deciden no asistir a la sesión de hoy del Consejo de Universidades.

Finalmente, ante la falta de respuesta, los rectores solicitarán una reunión urgente con el Presidente del Gobierno.

Pérez contra los recortes

Por otra parte, el consejero de Educación del Gobierno canario, José Miguel Pérez, dijo ayer que “si se suben los precios públicos (tasas universitarias) y se recortan becas, que la fórmula del Ministerio, se está creando una Universidad que rompe la igualdad de oportunidades en su acceso y que expulsa a estudiantes capaces sólo porque sus medios económicos son escasos”. Así se expresó el vicepresidente y consejero durante su comparecencia en el Parlamento autonómico.

En su comparecencia parlamentaria referente a la política educativa universitaria en el contexto económico actual, José Miguel Pérez tuvo duras críticas contra las acciones aprobadas por el Gobierno central, especialmente, el recorte ministerial dedicado a las enseñanzas universitarias en España, que desciende un 63 por ciento, la desaparición del programa de Campus de Excelencia Internacional y la rebaja en la partida para el Espacio Europeo de Educación Superior, que recibe 12 millones y medio de euros menos.

José Miguel Pérez se refirió también, a la “mayor subida de tasas de nuestra historia” y a la reducción en la partida de becas ministeriales, así como el endurecimiento de los requisitos necesarios para optar a las mismas.

Manifestó, una vez más, que la intención del Gobierno de Canarias es “amortiguar, en la medida de lo posible, las pésimas consecuencias de las decisiones del Gobierno central” en esta materia.

Pérez adelantó que el Ministerio propone un régimen de dedicación del profesorado que aumente o reduzca la carga docente según el rendimiento investigador y acreditado por sexenios, “lo que puede tener consecuencias muy negativas”, y defendió que “desde la Consejería haremos todo lo posible para que se pueda planificar el trabajo de las Universidades sin tocar a las plantillas”.

“Tenemos que hacer una estrategia que huya del corto plazo para que no se vea afectada la calidad de la enseñanza en nuestras Universidades. No podemos aceptar que se revista de eficiencia lo que son recortes carentes del más mínimo criterio sobre si es el mejor uso que se les puede dar”, señaló.

El consejero explicó la intención de su Departamento de consensuar con las Universidades un Plan de Reordenación de las Enseñanzas que permita una mayor racionalidad, optimización y mejora de la calidad educativa, basado en la cooperación activa entre los dos centros. En la misma línea defendió un nuevo contrato-programa adaptado al contexto actual.

Para José Miguel Pérez, “no se puede dar de lado a las Universidades y menos en este momento, ya que facilitan el acceso de la población a una educación superior de calidad y apoyan al tejido socioeconómico para afrontar las nuevas reglas de competitividad internacional derivadas de la globalización”.