Sin categorizar

La ULL quiere contribuir al desarrollo de África

Elblogoferoz.- La Universidad de La Laguna acogió ayer la conmemoración del Día de África con la conferencia “Mi vida entre los Evuzok”, impartida por el antropólogo Lluís Mallart. En su intervención, el especialista en antropología africana compartió con los asistentes las experiencias que obtuvo de su convivencia con los miembros de este pueblo, situado al sur de Camerún. La jornada, organizada por el Centro de Estudios Africanos de la institución académica, se celebró en el Aula Magna del Aulario de Guajara.

En el evento, además del propio Mallart, estuvieron presentes Eduardo Doménech, rector de la institución académica; José Gómez, director del Centro de Estudios Africanos de la ULL; Vicente Zapata, director del Observatorio de la Inmigración de Tenerife; y Carmen Delia Herrera, consejera de Acción Exterior del Cabildo de Tenerife.

Eduardo Doménech destacó la necesidad de trabajar para acercar a la sociedad canaria la riqueza cultural que posee África y la importancia de contribuir, desde la universidad, al desarrollo de este continente. Por su parte, José Gómez afirmó que esta jornada ha sido desarrollada con el objetivo de reflexionar sobre la situación del continente y manifestó que “es importante conseguir que estas celebraciones tengan un mayor impacto”.

Tras la inauguración del acto, Lluís Mallart explicó cómo fue su convivencia con los Evuzok, pueblo al que llegó como misionero. En 1961, el antropólogo decidió viajar a Camerún para colaborar con las jóvenes iglesias y ayudar a la sociedad del territorio. Con este objetivo, el ponente expuso que se creó una ONG, integrada, entre otros, por médicos, enfermeras y maestros, porque era consciente de la importancia de que la ciudadanía se implicara y ayudara a los pueblos africanos.

En su contacto diario con una realidad cultural distinta y teniendo muy en cuenta la proclamación de las independencias africanas, el profesor se planteó el sentido de su misión. En base a esto, reveló que optó por participar en la vida del pueblo pues sabía que “solo cuando viviera con ellos, podría conocerlos realmente”, motivo que le llevó a aprender su lengua y familiarizarse con su forma de vida. En este sentido, aseguró que “más que hacer cosas, lo verdaderamente importante es conocer al otro”, idea por la que se hizo antropólogo.

Mallart finalizó su intervención expresando que la antropología le ha ayudado a comprender mejor a otras sociedades, que tienen una forma distinta de ver y hacer las cosas, y que es su profesión la que le permite aprender cada día, a la vez que se enriquece de todo lo nuevo que conoce.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes