Comunicación DEPORTES Fútbol Partidos POLÍTICA Radio SOCIEDAD Televisión

Las radios podrán acceder a los estadios de fútbol pero deberán pagar la entrada

AGENCIAS.-El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado hoy en el Congreso que las radios tendrán derecho a entrar de forma libre en los estadios deportivos, una medida que a juicio del ministro responde «al derecho de la información». Con ello, se modifica la Ley de Comunicación Audiovisual, si bien las radios tendrán que abonar los gastos de entrada y de uso de instalaciones, en acuerdo con los clubes de fútbol.

«Se preserva el derecho a la información pero los clubes de fútbol tienen derecho a cobrar los gastos de funcionamiento que esa medida suponga. La retransmisión de acontecimientos deportivos constituye una clara manifestación del derecho a comunicar y recibir información», ha defendido Soria.

El ministro anunció esta medida en la Comisión Mixta de control parlamentario a RTVE, donde el portavoz del PSOE , Juan Luis Gordo, ha tachado de «pirómano» a Soria, al acusarle de «incendiar», en nombre del Gobierno, el Ente público con la aprobación del decreto ley que modifica el nombramiento del presidente de la Corporación, al mismo tiempo que le ha avisado de que negociar un ‘jefe’ para la pública «no es imponer» un nombre.

En un ‘rifirrafe’ con el ministro en el debate parlamentario de dicho decreto, Gordo ha criticado en varias ocasiones que el único objetivo que se mantiene con esta aprobación es «manipular» la televisión pública para convertirla en una de «partido», como ya realizan las televisiones autonómicas de Madrid o la Comunidad Valenciana, con Telemadrid o Canal Nou, respectivamente, o ya se hizo durante la legislatura ‘popular’ con el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, y el entonces jefe de informativos, Alfredo Urdaci.

«Quieren manipular la televisión pública para que las cargas de Valencia no se vean, para tapar los recortes sanitarios o la reforma laboral», ha reprochado al ministro porque, según ha indicado, «la manipulación se encuentra en el gen político del PP».

Así las cosas, ha avisado al Gobierno de que querer negociar un presidente para la Corporación pública «no es imponer» un nombre, y que fue el propio PP el que rompió de manera «unilateral» el proceso de negociación y «bloqueó el nombramiento de un presidente» con la aprobación en Consejo de Ministros de dicho decreto.

«Este decreto es un error jurídico, institucional y democrático que supone un retroceso a la independencia de la democracia que ha presidido a la gestión de los últimos años de la televisión pública. Han faltado a la palabra. ¿Quién se puede fiar ahora del PP? El PSOE no y mucho tendrán que cambiar las cosas para que sea así», ha afirmado Gordo en este comentario que ha suscitado aplausos entre la bancada socialista.

Elección del presidente de RTVE

Por su parte, el ministro ha reiterado en varias ocasiones que la elección del presidente de la Corporación va a seguir siendo «parlamentaria» porque el objeto del decreto es «desbloquear» la renovación de RTVE, dado que la actual situación de presidente rotatorio impide tomar decisiones ejecutivas, como la aprobación de las cuentas anuales.

Igualmente, ha añadido que la situación está paralizada desde julio de 2011, mes en el que Alberto Oliart renunció a presidir la pública, además de que en este tiempo varios miembros del Consejo y de la Televisión presentaron su dimisión, al mismo tiempo que ha caducado el mandato de otros.

Así, ha reprochado al PSOE que se trata de un «mal día» para hablar en la Cámara Baja de derechos a la información porque uno de ellos tiene como objeto nada más y nada menos que los profesionales de la información puedan volver a retransmitir los espectáculos deportivos que una ley socialista les impidió, una afirmación que ha levantado el aplauso de los ‘populares’.

Con todo ello, Soria ha defendido que en la actualidad no se puede permitir el pago del salario de 12 consejeros y por ello este decreto reduce el número de los miembros del Consejo de Administración de RTVE a 9, además de conceder un sueldo fijo sólo al presidente del Ente, mientras que los consejeros percibirán un salario en función de su asistencia al mismo.

«Se garantiza la independencia de la entidad y que la elección siga siendo parlamentaria, basada en como desea el Gobierno, en el consenso y el acuerdo. Por tanto, el Gobierno quiere seguir buscando ese consenso en la elección del presidente de RTVE. Queremos una televisión pública de calidad, que cumpla su servicio público y una gestión eficiente y profesional», ha repetido Soria.

Desde primera hora de este jueves, a la puerta del Congreso de los Diputados, un grupo de delegados de CC OO de RTVE, vestidos con camisetas naranjas, han portado una pancarta en defensa de un futuro independiente para la Corporación, con motivo del debate de este decreto en la Cámara Baja.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario