Sin categorizar

Banca Cívica calcula 1.287 millones para cumplir con el Gobierno

AGENCIAS.- Banca Cívica, entidad a la que pertenece CajaCanarias, ha estimado que el cumplimiento de los requisitos del decreto sobre saneamiento del sector financiero aprobado por el Gobierno tendrá un impacto estimado de 1.287 millones de euros, según ha detallado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La estimación de 1.287 millones de euros, con 901 millones netos de impuestos, obedece al impacto del aumento de la provisión para la cobertura de los créditos inmobiliarios no problemáticos.

Según ha explicado el banco, la constitución de las citadas provisiones se realizará en el seno de la operación de integración (fusión por absorción) de Banca Cívica en CaixaBank, operación suscrita el pasado 18 de abril de 2012, y que se pretende  ejecutar  a lo largo del presente ejercicio.

Banca Cívica ha informado de que en el supuesto de que la operación de integración no se realizase con anterioridad al 31 de diciembre de 2012, la constitución de  las  provisiones exigidas por la normativa contra resultados pudiera llevar aparejado un registro para Banca Cívica en el ejercicio 2012 de unas pérdidas netas que se estiman en 1.143 millones de euros.

Dichas pérdidas, ha precisado la entidad, generarían un déficit de capital principal estimado en 1.452 millones de euros, necesario para cumplir con el capital regulatorio.

Caixabank

Por su parte, Caixabank deberá realizar provisiones adicionales por 3.389 millones de euros (2.372 netos de impuestos) para cumplir con los requerimientos del decreto 18/2012 del Gobierno sobre el crédito inmobiliario no problemático, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que con esta cifra ya incluye la cartera de Banca Cívica.

Las exigencias para CaixaBank en solitario son de provisiones por 2.102 millones (1.471 netos de impuestos), mientras que a Banca Cívica corresponden 1.287 millones (901 netos), según datos a 31 de diciembre.

CaixaBank ha destacado que su negocio recurrente y la capacidad de generar plusvalías le permitirán absorber el impacto de los nuevos requerimientos de provisiones, y, dado que las estimaciones de ajustes por 3.400 millones por absorber Banca Cívica exceden los 1.287 millones adicionales, prevé cumplir el nuevo decreto sin «un impacto significativo adicional ni en patrimonio ni en solvencia».

Caixabank deberá realizar provisiones adicionales por 3.389 millones de euros (2.372 netos de impuestos) para cumplir con los requerimientos del decreto 18/2012 del Gobierno sobre el crédito inmobiliario no problemático, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que con esta cifra ya incluye la cartera de Banca Cívica.

Las exigencias para CaixaBank en solitario son de provisiones por 2.102 millones (1.471 netos de impuestos), mientras que a Banca Cívica corresponden 1.287 millones (901 netos), según datos a 31 de diciembre.

CaixaBank ha destacado que su negocio recurrente y la capacidad de generar plusvalías le permitirán absorber el impacto de los nuevos requerimientos de provisiones, y, dado que las estimaciones de ajustes por 3.400 millones por absorber Banca Cívica exceden los 1.287 millones adicionales, prevé cumplir el nuevo decreto sin «un impacto significativo adicional ni en patrimonio ni en solvencia».

Caixabank deberá realizar provisiones adicionales por 3.389 millones de euros (2.372 netos de impuestos) para cumplir con los requerimientos del decreto 18/2012 del Gobierno sobre el crédito inmobiliario no problemático, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que con esta cifra ya incluye la cartera de Banca Cívica.

Las exigencias para CaixaBank en solitario son de provisiones por 2.102 millones (1.471 netos de impuestos), mientras que a Banca Cívica corresponden 1.287 millones (901 netos), según datos a 31 de diciembre.

CaixaBank ha destacado que su negocio recurrente y la capacidad de generar plusvalías le permitirán absorber el impacto de los nuevos requerimientos de provisiones, y, dado que las estimaciones de ajustes por 3.400 millones por absorber Banca Cívica exceden los 1.287 millones adicionales, prevé cumplir el nuevo decreto sin «un impacto significativo adicional ni en patrimonio ni en solvencia».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario